Sombras de Guerra
Reportaje

E3 2017 - Impresiones de La Tierra Media: Sombras de Guerra

Por Daniel Quesada
-

Ya hacía un tiempo que sabíamos de Sombras de Guerra, la esperada continuación de La Tierra Media: Sombras de Mordor, pero eso no ha mermado nuestras ganas de probarlo en el stand que Warner Bros tiene montado en el E3 2017. Hemos tenido ocasión de jugar durante una media hora para probar su concepto de sandbox.

Como sabréis, Sombras de Guerra vuelve a ponernos en la piel de Talion, el montaraz que comparte su cuerpo con el espíritu del elfo Celebrimbor. Juntos, quieren que el nuevo Anillo de Poder ayude a detener a las fuerzas de Sauron. A grandes rasgos, el desarrollo es parecido al de Sombras de Mordor, solo que ahora tenemos un entorno tremendamente más grande para desplazarnos.

La otra gran novedad son los Seguidores: cuando derrotamos a Jefes Orcos, podemos entrar en su mente para que se conviertan en miembros de nuestro ejército y, a su vez, partan con sus subalternos a misiones de todo tipo. Así, mediante el nuevo Sistema Nemesis podemos ordenar a uno o varios de estos Jefes Orcos que partan a la vez para enfrentarse a un enemigo. Ellos irán y actuarán por su cuenta, pero podemos optar por seguirlos y ayudarlos en batalla. De esta forma, mientras que la primera parte tenía un mayor componente de infiltración, aquí ganan peso las batallas multitudinarias, al más puro estilo El Señor de los Anillos.

Shadow of War

No será nuestro único cometido, ya que tendremos montones de misiones secundarias dispersas por el mapeado. Así, podemos acceder a misiones de recuerdo, en las que nos ponemos en la piel de guerreros del pasado y hemos de "reproducir" sus acciones de entonces. También hay muchas misiones de asedio, que por lo general se pueden superar derrotando al líder de la zona.

Avanzar por estos gigantescos mapeados lleva su tiempo, así que podemos invocar bestias que nos sirvan como montura o bien activar una carrera super rápida presionando el stick, lo que sirve para que Talion corra como el rayo... A cambio de gastar nuestro medidor de concentración.

Shadow of War

Además de la exploración, se ha potenciado el aspecto rolero del juego, particularmente en el uso de las armas. Para cada categoría podemos encontrar modelos muy diferentes y con efectos variados, así como una "salud" propia. Los desarrolladores han querido destacar la faceta de la evolución del personaje y sus aliados como un elemento clave para avanzar en las batallas.

El apartado técnico de Shadow of War parece encontrarse ligeramente por encima del visto en Shadow of Mordor, si bien hemos de matizar que solo hemos podido jugarlo en un PC y, por tanto, no tenemos forma de valorar su rendimiento en consolas. En cualquier caso, destaca el rediseño de Talion, mucho más elegante, así como la enorme expresividad de los orcos jefes que nos vamos encontrando. Esto nos lleva, por cierto, a destacar las numerosas dosis de humor en los diálogos de los orcos, que tirarán bastante de humor negro a la hora de encararse con nosotros.

Por ahora, nuestra sensación es que el nuevo juego de El Señor de los Anillos ha ganado fluidez, sin que por ahora veamos esos "tiempos muertos" que a veces se daban en la primera parte, tanto al explorar como al combatir. Tenemos ganas de ver cómo avanza la historia, pero para ello tendremos que esperar hasta el 10 de octubre. Bueno, ese tiempo no es nada para un elfo como Celebrimbor...

Recordad que estamos repasando con esta lista todos los juegos del E3 2017.

Lecturas recomendadas