Reportaje

E3: Hemos probado Mass Effect 3

Por Gustavo Bernaldo
-

¡Al fin hemos tocado Máss Effect 3! La verdad, era uno de los títulos que más ganas teníamos de probar y nos han hecho esperar un poco para jugar con él. ¡Qué barbaridad! ¡Qué dramatismo! ¡Qué acción! ¡Qué diálogos! Mass Effect 3 es una auténtica pasada que no ha defraudado a nadie una vez dentro del stand de Electronic Arts. Si los dos primeros eran buenos, con un estilo reinventado que significó un shock para algunos fans, el tercero nos ha parecido aún mejor, aunque tengamos que ser algo permisivos con ciertos aspectos que lo diferencian bastante del Mass Effect originario de la saga. Eso sí, este también tendrá su edición de lujo.

Mass Effect 3 es un concepto de rol que convierte al juego en una auténtica película. Una vuelca de tuerca más para un género que ha perdido su raíces elitistas, conforme han pasado los años, y ahora es todo un fenómeno de masas. Sus personajes, desarrollo, opciones, caminos, acción, historia... todo está pensado a lo grande, como una superproducción de Hollywood, pero mejor. Y la afirmación es así de tajante, porque la historia que nos narra este nuevo Mass Effect sigue la estela dejada por los dos anteriores, los libros, cómics y toda esa enciclopedia oficial que han desarrollado en Bioware. En este tercer capítulo para consolas y PC, nos centramos en la llegada de los Segadores a la Tierra, donde Shepard tendrá que combatirlos. ¡Y vaya si lo hará!

En Mass Effect 3 nos enfrentaremos a los enemigos más grandes, en poder y tamaño, vistos en la saga hasta ahora. Ni qué decir tiene que también serán los más espectaculares, algo que en caso contrario defraudaría a muchos. Pero no sólo en cuestión de enemigos ha madurado Mass Effect, sino que también han incorporado nuevos movimientos tácticos, estrategias de sigilo para sorprender a los enemigos por la espalda, armas que podemos desarrollar, personajes conocidos y por descubrir... aamos, que todo ha crecido y mucho.

Podemos afirmar, después de jugarlo durante unos minutos, que se han pasado como si fueran segundos, que Mass Effect 3 es una superproducción enfocada a la diversión y no sólo al espectáculo, que también tiene mucho. Tanto la respuesta de los controles como la forma en que los personajes se adaptan al escenario, han sufrido una evolución que se echaba de menos desde el primer título de la saga. En Bioware han dado un paso más hacia los juegos de acción en tercera persona y se han olvidado, más aún, de los turnos a los que se aferran otras compañías. Una apuesta que puede resultar un duro golpe para quien se quejaba ya bastante con Mass Effect 2, pero que consigue diferenciar a este juego de los anteriores. En lugar de repetir una fórmula hasta la extenuación, cambiar personajes y añadir vídeos pre-generados, aquí tenemos una serie de juegos que cuentan una historia compleja y larga, con experiencias que varían de un episodio a otro. Habrá quien lo admita sin rechistar y, por supuesto, a quien le hubiera gustado seguir igual. A nosotros nos va la solución de Bioware, por lo que hemos podido probar hasta ahora.

Después de lo visto, afirmar que Mass Effect 3 es uno de los títulos más explosivos, divertidos e impresionantes de la feria, no es ir muy desencaminado. ¡Qué salga ya! Y, otra petición, que las opciones de Kinect funcionen en la versión española... que estos olvidos y distinciones entre mercados empiezan ya a resultar un poco desagradables.

Lecturas recomendadas