U-tad Diarios de Desarrollo
Reportaje

Entrevistamos a Francisco Javier Soler, Director de Proyectos en U-tad

Por Hobbyconsolas.com
-

Francisco Javier Soler es Director de Proyectos en U-tad, pero también un veterano de la industria con más de 14 años de experiencia en el sector. Tras participar en el desarrollo de títulos tan emblemáticos como la saga Commandos, dio el salto a la docencia para, entre otras funciones, guiar a los alumnos de los Master de Videojuegos de esta Universidad madrileña. Tras la reciente presentación de los cuatro proyectos de los alumnos del curso 2016-2017, pudimos sentarnos unos minutos con él para conocer las nuevas metas que se han marcado y su opinión sobre la trayectoria de los cuatro equipos de desarrollo surgidos en los Masters del curso anterior. Uno de ellos, Tessera Studios, acaba de regresar del SXSW de Austin (Texas) con el premio al mejor Pitch de videojuegos, tras presentar allí Intruders: Hide and Seek. En palabras de Michael Daubert, uno de los miembros del jurado: “el pitch de Intruders ha sido el mejor que he visto en los últimos años, muy por encima de muchos presentados por estudios profesionales”. Otra demostración de que la preparación de los alumnos de U-tad no solo se limita al diseño y desarrollo de videojuegos, sino también al resto de campos, como el marketing y la comunicación, necesarios para destacar en un mercado cada vez más competitivo.

U-tad Diarios de Desarrollo Tessera Studios Intruders Hide and Seek
Tessera Studios acaba de regresar del festival SXSW de Austin, donde se alzaron con el premio al mejor Pitch de videojuegos.

¿Cómo ves el presente curso?

Pues lo veo francamente bien. Uno de los miedos que teníamos al principio, después del nivel del año pasado y de los éxitos cosechados, era poder subir el listón, algo que de verdad parecía difícil y nos preocupaba bastante. Sin embargo la sensación que hemos tenido, tanto directores como alumnos, después de la sesión de hoy, es que hemos conseguido empujar un poquito más este primer hito, esta primera fase. El nivel de compromiso, de calidad y de ejecución que hemos visto hoy creo que es un pelín superior al del año pasado. Creo que por ahí vamos bastante bien.

¿Habéis cambiado algunos de los requisitos para los alumnos respecto al año pasado?

En cuanto a libertad, les hemos dado la misma. La “marca de la casa” es que al final sean los propios alumnos quienes lo decidan prácticamente todo. Nosotros somos más asesores en ese sentido, que jefes reales. Pero si hemos cambiado la filosofía en cuanto al delivery, a las entregas que les pedimos. Este año les pedimos que implementen muchísimo antes el gameplay y creo que eso, a la larga, va a dar buenos resultados.

Después de los éxitos cosechados en el pasado curso, ¿Crees que todavía hay margen para la mejora de vuestro sistema o habéis dado con la fórmula perfecta?

Francamente creo que sí. No hemos llegado ni muchísimo menos al techo. Creo que aún estamos muy lejos respecto a lo que tenemos en la cabeza. Esto es un proyecto de muchos años, desde el día en el que lo planteó Ignacio [Pérez Dolset, fundador de U-tad]. Lo que sí tenemos es una dirección clara. No sabemos las coordenadas del final del camino, pero sí sabemos que vamos en la buena dirección. Estoy convencido de que el techo todavía está por llegar.
Lo que teníamos en la cabeza sigue estando todavía por llegar, no ha sucedido y creo que los elementos que hacen falta para llegar a ese puerto de destino, esa visión más ambiciosa, empiezan a estar ahí. La visión de futuro que tenemos incluso abarca el que los proyectos se puedan llegar a desarrollar en las instalaciones de U-tad, en un futuro no muy lejano. La línea va por ahí. Queremos ayudar a que el tejido industrial, la capacidad de absorción de profesionales, mejore en España. Y para eso hay que hacer empresa. Por eso creo que el techo está aun lejos.

U-tad Diarios de Desarrollo U-tad
Los cuatro equipos surgidos en los Master de Videojuegos 2016-2017 presentaron sus respectivos proyectos a la prensa.

¿Os gustaría convertiros en una factoría de juegos, además de un centro de formación?

No sé lo que terminaremos siendo, como te he dicho antes, pero vamos por ahí. Ir muy de la mano de lo que esté sucediendo fuera de la Universidad, y adaptarnos lo antes posible a la realidad que luego se van encontrar los alumnos en el sector.

¿Qué es lo que más te ha gustado de los cuatro proyectos que han presentado los alumnos de este curso?

Primero la ambición, que es notable. Creo que no se conforman ni ellos ni nosotros con cualquier planteamiento. Es bastante sensato y bastante serio el approach que estamos viendo. Lo que más me ha gustado es que creo que ellos lo ven y lo valoran. Es lo más importante. Al final es nuestro segundo sueldo, la gratificación y satisfacción que uno siente cuando ve que la persona que trabaja contigo entiende el fin y el medio. Creo que es bastante bonito.

¿Qué opinas de los proyectos del año pasado y cómo han evolucionado?

Yo los veo bien. Intruders Hide and Seek está recogiendo los frutos de esa decisión tan dura que tomaron el año pasado de lanzarse a la piscina de la Realidad Virtual, cuando nadie lo había hecho, y menos en un contexto de estudiantes. El resto van también muy bien encaminados. Creo que Khara y Rascal Revolt, que también están en Matadero, acabarán saliendo a la calle y probablemente Tribute of Rage acabe encontrando alguna manera de salir a la luz. Y si no, estoy seguro de que muchos de ellos estarán en la industria y acabarán siendo compañeros míos, tarde o temprano. [En el momento en el que realizamos esta entrevista aún no se había anunciado el fichaje de Tribute of Rage por parte de Games Camp Bilbao, dentro de la iniciativa PlayStation Talents]

Por último ¿Cómo valorarías la fórmula de U-tad respecto a la de otras universidades?

Por un lado está nuestra manera de trabajar. Creo que ya hemos demostrado que nuestra visión funciona, y de manera recurrente, y podrían llegar a copiarla. Pero lo que no se puede copiar son las personas que estamos involucradas en el proyecto. Y no me refiero solo a profesores, sino a gente de marketing, de comunicación. Todo el mundo en U-tad se suma a la visión que tenemos del post-grado y un futuro posiblemente en grados.
 

Hobby Insdustria para U-tad

Lecturas recomendadas