Reportaje

Especial Día del Padre: Los 10 papás más asombrosos

Por
-

¡Feliz Día del Padre a todos los lectores que ya sean patriarcas de familia! Como sabemos que ser "papá" no es sencillo, vamos a recordar en el siguiente reportaje a los papás más asombrosos del cine, la televisión y los cómics. Aunque a lo mejor cae también alguno de videojuego...

¿Quién dijo que ser padre era fácil? Nosotros no, desde luego. Por eso mismo, hoy 19 de marzo, Día del Padre, queremos rendir homenaje a esos hombres, cabeza de familia, que se dejan los cuernos por los suyos. Hoy, hablaremos de los 10 Padres más asombrosos de la televisión, el cine, los cómics y, sí, los videojuegos también. 

¿Preparados, listos?, ¡Vamos a por esos papás!


Mufasa

El padre más grande de Disney. Sabio, justo, fuerte, cariñoso, desprendido, valeroso... el papá de Simba es un dechado de virtudes en el que todo padre le gustaría verse reflejado y, a su vez, el tipo de padre que todo hijo soñaría tener (salvo por el detalle de cómo acaba el asunto de la estampida, claro).

Gracias a Mufasa, a quien Constantino Romero dio voz en la versión española de El Rey León, tenemos grandes frases para el recuerdo. Pero si existe alguna con la que tengamos que quedarnos que refleje la quintaesencia que representa como padre, sin duda alguna elegiremos aquella maravillosa escena en la que padre e hijo dicen...

Mufasa: "Yo soy valiente cuando debo serlo. Simba, ser valiente no significa buscarse problemas".

Simba: "Pero tú no tienes miedo a nada".

Mufasa: "Hoy lo he tenido. Creía que te perdería". 

Darth Vader

Vale, sí, Darth Vader no se llevará en la vida el premio a Padre del Año. No sólo traumó a sus dos hijos, cortándole a uno la mano y volando por los aires el planeta de adopción de la otra. ¿Pero qué padre es perfecto?, preguntamos en plan abogado del diablo.

Además, siendo honestos, tener un padre como Darth Vader en el fondo es un chollo sin explotar. Un padre al que nadie le tose, que es el segundo en el organigrama del Imperio y que encima tiene tooodo el poder del Lado Oscuro de su parte. En serio, ¿de verdad somos los únicos que vemos las ventajas?

Y aunque el famoso "Únete a mí y juntos gobernaremos la Galaxia como padre e hijo", es un clásico básico entre las frases más famosas de padre, nosotros nos vamos a quedar con aquello de que un gesto vale más que mil palabras. Y en este caso, el gesto de padrazo fue el de tirar la basura de la segunda Estrella de la Muerte antes de que ésta explotara. (Si necesitáis que os expliquemos este chiste es que no habéis visto El retorno del jedi, así que muy mal por vuestra parte). 

Homer Simpson

Vale, Homer tiene sus cosas. Vago, egolatra, borracho, desordenado, rezongón, infantiloide, irascible, mentiroso.... creemos que queda claro que Homer no es perfecto, pero si algo ha demostrado a lo largo de más de 25 años el patriarca de Los Simpsons, en sus momentos de lucidez, es que quiere con toda su alma a sus hijos. "Incluso al bebé, cómo-se-llame".

Ya sea haciéndose pasar por un robot de combate, uniéndose a un circo de freaks, saltando el barranco de Springfield o incluso asaltando un museo en plena noche, las peripecias de Homer para ganar, conservar y/o recuperar el cariño de sus hijos son tan legendarias como su pluriempleada carrera. 

Son Goku

Vale, quizá Goku con sus constantes muertes y ausencias de casa no sea nunca una figura paterna modélica, pero al menos el chico lo intentó. De hecho, si lo pensamos bien, ni estar fiambre le impidió comportarse como un padre llegada la hora de la verdad. Y es que las veces que Goku tuvo que defender a sus hijos, dio la cara, el higado e incluso algunas costillas y dientes. Además, ¿qué demonios?, que sepamos, no Goten ni Gohan acabaron muy mal que digamos. 

Por otro lado, hay que admitir que a todos nos hubiera gustado tener un padre que nos hubiera enseñado a lanzar "kame-hames" y artes marciales a porrillo. Y también que cuando seamos padres, todos querríamos poder proteger a nuestros retoños con el mismo coraje y valor que el saiyan.

Tío Ben

¿Qué sería de Spider-man sin Tío Ben?, y ésto no es una pregunta trampa. Todos sabemos que si bien Ben Parker no era el padre biológico de Peter Parker, a todos los efectos actuó como si lo fuera. De ahí que no pensemos dejarle dentro de esta lista de "superpapás".

Curiosamente, se tiene por cierto que la cita "Todo poder conlleva una gran responsabilidad" es suya, aunque ciertamente no lo es. Sin embargo, las películas, las series animadas y los continuos retcons de los cómics han acabado por achacarle a él su autoria. Por nosotros no hay ningún problema al respecto, después de todo esta frase recoge el espíritu de Spider-man, y con ella las enseñanzas y el precio del sacrificio que hubo de pagar este buen hombre para que naciera el héroe más grande de Marvel: ¡El Asombroso Spider-man!

Harry Mason

A este seguro que le conocéis. Pero si andáis despistados con los juegos retro, os lo presentamos: Harry Mason es el protagonista del primer Silent Hill, salido a la venta allá por 1999. Un padre que tiene que irse a una ciudad endemoniada como aquella, pasar de un mundo a otro y abrirse paso por una horda entera de criaturas de pesadillas, solo para proteger y rescatar a su hija adoptiva Cheryl, merece sino nuestro aplauso, al menos nuestro respeto.

Aunque su aciago destino no dio para mucho tras el primer juego, salvo algún cameo, a él le debemos que haya una saga Silent Hill. Por eso y por todos los sacrificios hechos por sus dos hijitas, Cheryl y Heather, le rendimos aquí este pequeño homenaje. 

Jonathan "Pa" Kent

Generalmente olvidamos esta figura tan importante dentro del mundo del cómic, al quedar eclipasada por la de su hijo adoptivo, Clark.  Pero no tenemos que olvidar en ningún momento que sin "Pa" Kent no habría un Superman. Y es que si Jor-El salvó la vida del pequeño Kal envíandolo a la Tierra, Jonathan enseñó a ser, ante todo, humano.

El amor, la sabiduría y, sobre todo, la bondad de Jonathan Kent en los cómics conformó la personalidad de Superman, enseñándole los valores que le han convertido en el superhéroe más grande de todos los tiempos, el más importante protector de la Tierra. 

Ned Stark

Ser buen padre en Poniente es complicado, ¡que se lo digan al pobre Ned Stark! A pesar de los fríos de Invernalia y del rebote de su santa esposa, la casa del huargo no solo crió a su recua de muchachos (Bran, Rickon, Arya, Sansa y Rob), sino a un hijo bastardo: Jon Nieve, al que por cierto Cathelyn nunca consiguió amar (ay, los celos...). E incluso tomaron a su cuidado al desagradecido Theon Greyjoy, un pupilo con el que pretendieron asegurarse la lealtad de los Hombres del Hierro.

Siempre responsable, inculcándole valores positivos a sus hijos y jugando en desventaja por su poco común lealtad Ned es el arquetipo de buen padre de una historia en la que no abundan los ejemplos a seguir. Será por eso que acabó perdiendo la cabeza... En Juego de tronos ser una buena persona es casi imposible.

Walter White

No es muy habitual que tu padre cocine meta en su doble vida oculta... Walter White de día, Heisenberg en su laboratorio. Nuestro inusual padre de familia terminó confesando que hacía lo que hacía por su familia, pero también porque se le daba bien y le gustaba, ¡qué diantres! La cuestión es que su principal motor fue legarle a sus dos hijos un futuro y no es que su esposa, Skyler, la reina de la contradicción, se lo pusiera fácil.

De todas formas, a pesar de la progresión del personaje a lo largo de Breaking Bad, lo cierto es que siempre peleó por sus hijos: Junior y Holly contra viento y marea. Es un papá del todo inusual y se merece este homenaje.

Mitch Buchannon

Si hablamos de padres guays no podemos dejar pasar de largo a Mitch Buchannon, el vigilante de la playa por excelencia. Tengo grabado a fuego el episodio en el que su hijo cumplía diez años y hacían una fiesta especial porque era una cifra de dos dígitos, algo que solo pasa una vez en la vida. A mí que un padre se invente así una fiesta y encima tan única, me parece de traca.

 

De todas formas los padres playeros siempre lo tienen más fácil porque hacen unos planazos flipantes: lo mismo te llevan en una moto de agua que salvan vidas en tu cara. Vamos, que como padre Mitch era una joyita y eso que siempre andaba atareado con su trabajo y con las citas amorosas... En todo caso, los socorristas y las personas que trabajan en los equipos de emergencias, son al fin y al cabo los papás de todo el mundo, ¿o no?


Pues lo dicho, ¡felicidades a todos los Josés y las Josefas y por supuesto a los papás que con amor y cariño criáis a vuestras criaturitas! Ya veis que ser papis no es imposible a pesar de las circunstancias, que a veces lo ponen difícil, así que no hay excusas para ser un ejemplo a seguir.

Lecturas recomendadas