Reportaje

Especial Halloween: Asesinos en serie

Por Luis López Zamorano
-

Halloween, ese día en el que los asesinos más siniestros se ponen sus mejores galas y empuñan sus armas para salir a la calle y… ¡Pedir caramelos! Pero hoy no os vamos a hablar de estas simpáticas personas disfrazadas. Hoy vamos a hablaros de los seres de los que se visten en la noche de Halloween, los peores y más despiadados asesinos en serie del cine de terror. Vigilad vuestra espalda.

Seguimos preparando la llegada de Halloween con un nuevo reportaje en el que os vamos a presentar a los mayores asesinos en serie del cine de terror. A continuación podréis ver a 10 de los asesinos más letales y crueles de la historia del cine, muchos de los cuales hemos podido ver en algún videojuego en más de una ocasión (incluso juntos partiéndose la cara en Terrordrome). Además, vais a descubrir sus orígenes a la vez que contrastáis las claves que les llevaron a la fama mundial.

NOTA: Quiero aclarar que lo que vais a encontrar a continuación en este reportaje no es un ranking, simplemente es una lista alfabética con los 10 asesinos en serie que me ha parecido más interesante destacar teniendo en cuenta sus características. Además, os aviso de que durante el largo del texto (que no es corto precisamente, os pido perdón de antemano por si os resulta tedioso) podéis encontrar algún spoiler sobre la trama de las películas protagonizadas por los asesinos, pero teniendo en cuenta que todos son de sobra conocidos y el tiempo que ha pasado desde sus estrenos, no creo que se fastidie ninguna sorpresa.

Benjamin Willis “El Pescador”

Primera aparición: Sé lo que hicisteis el último verano (1997)

Última aparición: Sé lo que hicisteis el último verano 3 (2006)

Arma favorita: Garfio

Los orígenes de Benjamin Willis, como los de la mayoría de los asesinos de las películas de terror, vienen de un trágico accidente. Un grupo de adolescentes le atropella en una oscura noche de verano y arroja su cuerpo al mar creyendo que estaba muerto y jurando guardar el secreto de lo ocurrido para siempre. Por supuesto, nada resulta ser como los jóvenes pensaban y Ben vuelve ataviado con su ropa de pescador para jurarles venganza y acabar uno a uno con todos.

El Pescador pronto se convirtió en un personaje icónico dentro del cine de terror gracias a su vestimenta y su modo de atacar. El largo chubasquero negro y su gorro de pescador que cubría su cicatrizada cara hacían de Ben Willis una figura siniestra e imponente que jugaba a la perfección con las sombras de la noche. Por supuesto, su garfio fue también protagonista de su fama y es que si el Capitán Garfio lo hubiera manejado con tanta destreza, Peter Pan hubiera terminado mucho antes.

Como dato curioso, Benjamin Willis se caracteriza por ser de esa clase de asesino que siempre acaba alcanzando a su víctima sin necesidad de correr. Por mucho que las guapas de turno como Jennifer Love Hewitt o Sarah Michelle Gellar corrieran, El Pescador acabaría apareciendo detrás de ellas sin realizar ni un solo cambio de ritmo. En definitiva, si Sé lo que hicisteis el último verano y Aún sé lo que hicisteis el último verano gozaron del éxito que gozaron a finales de los 90’s (de la tercera parte mejor no hablar o querremos que El Pescador nos arranque los ojos), es en gran parte gracias a Benjamin Willis y a su garfio.

Chucky

Primera aparición: El muñeco diabólico (1988)

Última aparición: La maldición de Chucky (2013)

Arma favorita: Cuchillo de cocina

Chucky, ese pequeño muñeco entrañable que acabó metiendo el miedo en el cuerpo de todo joven que alguna vez vio El muñeco diabólico. Y es que ese aparentemente inofensivo personaje de trapo y plástico acabó convirtiéndose en la pesadilla de todos tras ser poseído por el espíritu del asesino Charles Lee Ray tras realizarse sobre él un rito vudú.

Poco a poco y acorde a los acontecimientos que iban sucediéndose en las cinco películas protagonizadas por Chucky, el aspecto del muñeco cambió y fue volviéndose más siniestro a causa de las cicatrices de su cara. Pero al igual que Chucky sufrió un cambio de look con el paso de los años, su carácter también fue adaptándose y sus películas pasaron de causar terror del bueno a risa “triste”, y es que el mayor susto que nos pegó el muñecajo fue el de casarse y tener un hijo que de diabólico resultó no tener nada (o casi).

Eso sí, la esperanza no está perdida porque parece que Chucky volvió un poco a sus orígenes con su última película, La Maldición de Chucky y pronto podría volver a apuñalar gente en un crossover con la no menos diabólica y escalofriante muñeca Annabelle. ¡Ojalá!

Freddy Krueger

Primera aparición: Pesadilla en Elm Street (1984)

Última aparición: Pesadilla en Elm Street: El Origen (2010)

Arma favorita: Guante con cuchillas

Hablar de Freddy Krueger es hablar de uno de los asesinos en serie por excelencia del cine de terror (aunque también le hemos visto en comics o en videojuegos como Mortal Kombat). El personaje creado por el gran genio del género llamado Wes Craven pronto se convirtió en todo un icono gracias, en gran parte, a la trágica historia que hay tras él, su temible guante, su sombrero y su jersey a rallas rojas y verdes. Y es que Freddy Krueger es uno de los personajes más trabajados del cine de terror, tanto que contar todo sobre él merecería un reportaje aparte, pero vamos a intentar explicar de la manera más breve todo lo posible del personaje.

Nacido del vientre de la joven monja María Helena, encerrada por accidente y violada por los presos del psiquiátrico Westin Hills, Frederic Charles Krueger fue maltratado en su niñez por su padre de adopción. Lógicamente esto repercutió en su personalidad convirtiéndose en una persona agresiva y sadomasoquista por naturaleza que acabaría asesinando a su padre adoptivo. Todos estos traumas acabaron por hacer de Krueger comenzase a secuestrar y asesinar niños y al ser descubierto por los vecinos del barrio, quemado vivo. En su lecho de muerte Freddy pactó con los demonios para volver en los sueños de niños y matarlos para quedarse con sus almas.

Es por esto de Freddy Krueger es uno de los asesinos del cine de terror más temido. Es capaz de atacar allí donde no hay defensa posible, en los sueños. Por si fuera poco, Freddy suele aparecerse con la cara y la ropa quemada para recordar a sus víctimas el sufrimiento que le hicieron pasar el día de su muerte. Por desgracia, con Freddy Krueger ocurrió lo mismo que con Chucky y poco a poco la serie Pesadilla en Elm Street se fue volviendo más cómica (aunque esto nos dejó muertes grandiosas como la que os dejamos a continuación y que guarda una gran relación con los videojuegos). Gracias al cielo, Pesadilla en Elm Street: El Origen volvió a presentar un Fred cruel con voz de ultratumba. Aunque claro, Jackie Earle Haley no tenía el carisma de Robert Englund.

Ghostface

Primera aparición: Scream (1996)

Última aparición: Sream 4 (2011)

Arma favorita: Puñal

Otra creación de Wes Craven. Narrar los orígenes de Ghostsface puede resultar complicado ya que en cada una de las cuatro películas de Scream, hay una o varias personas distintas tras la máscara blanca del fantasma. Pero lo más resultón de Ghostsface no es la historia que hay tras él o su pasado (ya que normalmente se trata simplemente de adolescentes en busca de fama y emociones), sino su estética y personalidad.

Cuando recordamos la figura de Ghostface, rápidamente nos viene a la mente la imagen de su careta. Esa máscara inspirada en el cuadro de El Grito de Edvard Munch que consiguió hacer saltar de sus butacas a muchos adolescentes a finales de los 90’s. Y es que junto a Benjamin Willis, Ghostface fue el rey absoluto del género por aquel entonces. ¿La clave de Scream? Presentar un villano creíble (hasta la fecha no ha existido un asesino más torpe y que haya recibido más palos por parte de sus víctimas) que acosaba a adolescentes con llamadas telefónicas y con guiones con constantes referencias a clásicos del cine de Terror.

Hannibal Lecter

Primera aparición: Hunter (1986)

Última aparición: Hannibal (actualidad)

Arma favorita: Sus dientes

Pese a lo que la mayoría de vosotros podáis estar pensando, la primera vez que el Doctor Hannibal Lecter se dejó ver en la pantalla no fue con El silencio de los corderos y la magnífica interpretación de Anthony Hopkins sino con Hunter que era la primera adaptación de El Dragón Rojo (la novela que nos presentaba al personaje). Pero como decimos, fue Hopkins quien dio la fama mundial a Hannibal Lecter con una interpretación de infarto.

Hannibal Lecter es el claro ejemplo de asesino capaz de hacernos sentir miedo con una sola mirada. Un doctorado en psiquiatría capaz de presentar su pasión por la gastronomía con un léxico tan rico que casi puede hacernos olvidar que sus platos están hechos con carne humana. Sí, así es, Hannibal Lecter es el caníbal modelo contemporáneo y bajo esa apariencia de hombre refinado y culto se encuentra una bestia feroz capaz de despedazarte el cuello de un solo bocado. Y es que para este doctor que acabamos de ver en una curiosa versión de 8 bits de El silencio de los corderos, no hay nada como un buen plato de hígado humano acompañado de habas y un buen Chiantí.

Jason Voorhees

Primera aparición: Viernes 13 (1980)

Última aparición: Viernes 13 (2009)

Arma favorita: Machete

Si Freddy Krueger era uno de los asesinos en serie por excelencia del cine de terror, Jason Voorhees no es menos (hasta han protagonizado un entretenido, que no terrorífico, crossover titulado Freddy vs Jason). En total son 12 las películas por las que el hombre de la máscara de hockey se ha paseado despedazando gente, aunque más de una sea de dudosa calidad. ¿Su fama? Pues como en la mayoría de los casos que hemos visto hasta ahora viene dada por la compleja historia que hay tras él y por su imponente apariencia.

La infancia de Jason no fue nada fácil. Con un rostro deforme y una notable discapacidad mental, Jason sufrió las burlas y los abusos de los niños del campamento Crystal Lake donde su madre trabajaba. Estos abusos desembocaron en el fatídico accidente donde Jason Voorhees cayó al lago ahogándose. Al suceder esto, su madre se vengó de los cuidadores y de los niños del campamento con una gran masacre que terminó con la muerte de ésta en presencia de Jason que había vuelto de entre los muertos para seguir matando a adolescentes durante muchos años.

Pero como ya decimos, no sólo la historia de Jason fue la causante de su éxito. Su aspecto físico con una cara muy deformada que se ve obligado a tapar como puede (aunque el objeto más reconocible con el que lo hace es la máscara de portero de hockey) y una fuerza fuera de lo normal, de ahí que sea capaz de matar a sus víctimas con cualquier objeto punzante, ayudaron a que Jason Vorhees se convirtiera en uno de los asesinos más queridos y temidos por el público. Tanto es así que hasta sirvió de inspiración para el clásico videojuego Splatterhouse.

John Kramer "Puzzle"

Primera aparición: Saw (2004)

Última aparición: Saw 3D (2010)

Arma favorita: La mente

Tachar a John Kramer de asesino en serie tal vez no sea lo más correcto ya que en realidad él nunca mata a nadie con sus propias manos y siempre da la opción a las víctimas de escaparse, pero lo vamos a hacer. Para realizar este cometido, propone a sus víctimas juegos en los que tendrán que utilizar su inteligencia y su fuerza de voluntad para librarse de las complicadas máquinas de tortura diseñanas por este hombre también conocido como Puzzle o como Jigsaw.

Con esa premisa es normal que cuando Saw se estrenó en 2004, todos saliésemos de la sala con la boca abierta y alucinando por lo que acabábamos de ver. Eso sí, hay que reconocer que había que tener buen estómago para aguantar durante toda la película ya que aquello era gore del bueno. Y ese fue precisamente el acierto de la franquicia Saw, mezclar la psicología y el suspense con el gore presentando a un “asesino” sentenciado a muerte desde el primer minuto.

Y aunque John Kramer acaba muriendo a lo largo de la serie, siempre sigue presente en el resto de películas de alguna manera. Es por eso que Puzzle es otro de los grandes asesinos del cine de terror ya que puede seguir jugando a su particular juego incluso estando muerto. Tanto es así que la idea de Saw dio para siete películas, aunque poco a poco fue perdiendo la gracia y convirtiéndose en un despedazamiento de humanos sin sentido. Por supuesto, el éxito de la franquicia también hizo que visitara el mundo de los videojuegos, pero no profundizaremos ahí ya que tenéis este dato en nuestro Especial Halloween: Gore.

Leatherface

Primera aparición: La matanza de Texas (1974)

Última aparición: La matanza de Texas 3D (2013)

Arma favorita: Motosierra

Armado con su inseparable motosierra, Leatherface es otro de los rostros más reconocibles cuando hablamos de asesinos en serie dentro del cine de terror. Hasta en un total de siete películas hemos podido ver a este carnicero triturando a gente en su siniestra granja de Texas. ¿Por qué se dedica a secuestrar y matar jóvenes? Sencillo, Leatherface es otro de esos casos de persona con desfiguración facial y con la piel de sus víctimas se dedica a hacerse caras postizas que disimulen sus imperfecciones. De ahí su nombre.

Y es que como ya podéis empezar a intuir, Leatherface guarda mucha relación con otro personaje del que ya hemos hablado. Al igual que ocurría con Jason, Leatherface también sufre un retraso mental y está sobreprotegido por su familia. Tal es el caso de sobreprotección que Leatherface resulta ser un simple títere de sus familiares que le encargan los trabajos sucios, y por trabajos sucios decimos asesinatos en la llamada Matanza de Texas que está inspirada en hechos reales.

Por desgracia, también guarda gran relación con otros personajes ya tratados y es que las películas de La matanza de Texas también fueron perdiendo fuelle a medida que se iban sucediendo. Eso sí, cuándo llegaron en 2003 su remake y en 2006 La matanza de Texas: El Origen, la saga recuperó su frescura y Leatherface volvió a imponer terror como antes.

Michael Myers

Primera aparición: Halloween (1978)

Última aparición: Halloween 2: H2 (2009)

Arma favorita: Cuchillo de cocina

En un reportaje sobre Halloween y asesinos en serie no podíamos dejar de hablar de la película que comparte nombre con la festividad y que además nos dejo una de las composiciones sonoras más destacadas de cine de terror. Otro de los genios del terror, John Carpenter, presentó a finales de los 70’s a uno de los asesinos en serie más famosos del género, Michael Myers. Un asesino que de nuevo ganó protagonismo con la oscura historia que esconde tras de sí (variable según si vemos las películas clásicas o los remakes de Rob Zombie) y con su imponente apariencia.

Y es que hay que ser muy valiente para afirmar que al ver la máscara blanca inexpresiva con pelo naranja de Michel Myers no se siente un escalofrío por todo el cuerpo. Por si fuera poco, la sed de sangre de Myers es insaciable y siempre obsesionado con el asesinato de sus hermanas, resulta implacable con su cuchillo de cocina. Obviamente, estamos ante un nuevo caso de enfermo mental y por supuesto, ante otro ser capaz de volver de la muerte ya que sufre una maldición que le obliga a acabar con todos los miembros de su familia para poder descansar en paz.

Por otro lado, la saga Halloween también pegó un bajón notable en la década de los 90’s dejándose influenciar por el éxito de Scream y Sé lo que hicisteis el último verano, queriendo beneficiarse de su fórmula. No fue hasta 2007 que Rob Zombie cogió las riendas de la saga reiniciándola y ofreciendo dos más que aceptables películas que tendrán su continuación el año que viene tal y como se acaba de confirmar recientemente. Además, Michael Myers vuelve a estar de moda y hemos podido verle por el mundo de los videojuegos con Call of Duty Ghosts como os mostramos en este vídeo.

Norman Bates

Primera aparición: Psicosis (1960)

Última aparición: Bates Motel (actualidad)

Arma favorita: Cuchillo de cocina

Norman Bates es el asesino en serie modelo, es más, está basado en el asesino en serie Ed Gein (al igual que ocurre con Leatherface). En esta ocasión no estamos ante un ser paranormal como ocurre en la mayoría de los casos que hemos tratado. Si por algo es capaz de transmitir miedo el señor Bates es precisamente porque podríamos encontrarnos con alguien como él en la realidad. Y es que la mano del inigualable Alfred Hichcock en su creación se nota lo mires por donde lo mires.

Norman Bates es un joven recepcionista de un motel familiar aficionado a la taxidermia que guarda un gran y oscuro secreto ya que su madre abusó emocional y sexualmente de él durante su infancia. Esto provocó un desorden mental que hizo que Bates asesinara a su madre y a su amante al crecer y que, obsesionado con ella, conservase su cadáver y comenzase a vestirse como ella imitando su voz para tener conversaciones.

Como ya sabréis, Norman Bates se convirtió en un icono dentro del cine ya que, además de protagonizar la clásica escena del asesinato en la ducha con la que vamos a despedir este reportaje, el que al final el asesino de Psicosis fuera él travestido causó un gran furor. Por supuesto, la fama y la repercusión del personaje no hubiera sido la misma sin la sensacional interpretación de Anthony Perkins que supo presentar la locura del personaje con su mirada.

Y así concluimos este repaso por algunos de los asesinos en serie más importantes del cine de terror dentro de nuestro Especial Halloween. Recordad que para estar a salvo de esta clase de personajes lo único que tenéis que hacer es: No separaros nunca del grupo, no preguntar si hay alguien ahí antes de bajar las escaleras de un sótano a oscuras y sobre todo, no aceptar caramelos de desconocidos. ¡¿Pero qué digo?! ¡Si Halloween es para eso!

Lecturas recomendadas