Reportaje

Especial Halloween- Coches monstruosos: Los 11 mejores vehículos del cine de terror

Por Jesús Delgado
-

Los mejores vehículos del cine de terror, los coches monstruosos, llegan a nuestra web por Halloween. Los mejores coches monstruosos del cine fantástico y de horror los encontraréis en este listado.

Con Halloween a pocos días de nosotros. estamos dándolo todo, listos para la noche más espeluznante del año. Repasamos diversos contenidos aterradores, como series de televisión de terror y fantásticas, disfraces de Halloween de Kingdom Hearts, películas de animación para toda la familia e, incluso, una tertulia que si aún no habéis visto, podéis hacerlo a continuación.

Pero, volviendo al tema de nuestro artículo, para este Halloween os proponemos un nuevo tema a tratar: el de los coches monstruosos, los 11 mejores vehículos del cine de terror, los más emblemáticos del género y también 

1. Christine (1983)

Christine es un Plymouth Fury del 1958 es el protagonista/antagonista de esta película de John Carpenter (Rescate en NY). El "cochecito" no es un coche cualquiera sino que en el fondo de su chasis anida el mismísimo diablo, quien tiene muchas ganas de matar gente y de sembrar el caos y el mal por doquier. El detonante es el joven Arnie Cunningham, un chico acomplejado que compra a Christine y la arregla de arriba a abajo. Sin embargo, Arnie se obsesionará con su coche, llegando a cambiar su conducta, tratando de que nadie se interponga entre ambos. 

2. Death Proof (2007)

El coche de stuntman Mike (Kurt Russell). El director Quentin Tarantino (Pulp Fiction, Django Desencadenado, Los Odiosos Ocho) se quedó bien a gusto con esta gamberrada de película que se estrenó junto a Planet Terror de Robert Rodriguez (Abierto hasta el Amanecer) en un show de sesión doble titulado Grindhouse. Este vehículo especial es un híbrido de  Chevy Nova del 1971 y un Dodge Charger  de 1969. ¿Dónde está el truco y por qué es tan maléfico el coche? No os lo destripamos. Ved la película y lo descubriréis. Solo os diremos que es el arma homicida. 

3. Duel (El diablo sobre ruedas, 1971)

El primer largometraje de Steven Spielberg (El Puente de los espías, Ready Player One) nos presentó esta espeluznante historia de carretera, basado en una historia real que a su vez contó con su versión novelada en relato corto. El diablo sobre ruedas cuenta como un viajero y su coche son acosados por un camionero y su Peterbilt 281 del 55, un enorme camión cisterna con ganas de jarana y muerte, dando pie a una persecución mortal.  

4. Evil Dead (Posesión Infernal, 1981)

No es un coche muy especial, salvo por que cuenta con el logro de haber sobrevivido a la trilogía de Evil Dead. El Delta 88 de 1973 es el coche amarillo que conduce Ash (Bruce Campbell) hasta la aciaga cabaña en donde ocurren los oscuros sucesos que despiertan a los demonios de Candar. Como curiosidad, este coche ha aparecido en casi toda la filmografía de Sam Raimi: Spider-man y sus secuelas, Darkman, Posesión Infernal (2013), Premonición, Arrástrame al Infierno... Vamos, un easter egg sobre ruedas. 

5. Ghostbusters (Cazafantasmas, 1984)

No íbamos a olvidarnos del Ecto-1, la icónica furgoneta de las dos películas originales de Los Cazafantasmas, que tantas alegrías nos ha dado en la pantalla. Por cierto, que no si sabíais que es un Cadillac Miller Meteor de 1959, una autentica joyita de finales de los 50. Como curiosidad, el Ecto-1 del remake de Cazafantasmas (2016) es un Cadillac Fleetwood Station Wagon de los 80, por si queréis saberlo para fardar en reuniones sociales y fans de la serie. 

6. Ghost Rider (El Motorista Fantasma, 2007)

No, sabemos que una moto no es un coche. Pero no haber metido la moto del Motorista Fantasma en esta lista hubiera sido un error. Y es que es una de las pocas cosas que molaron de la película de Nicolas Cage, sobre la que os hablamos con más detalle en su crítica y en la que desparramamos más sobre sus pros y sus (muchos) contras. La moto original, antes de la transformación, es una Panhead Chopper personalizada y costumizada con motor de Harley Davison, basada en el diseño de la moto de Peter Fonda de Easy Rider 

7. Maximun Overdrive (La rebelión de las máquinas,1986)

En esta ocasión, le debemos el miedo a cuatro ruedas al Maestro del Terror, al mismísimo Stephen King, quien también dirigió esta película. El detalle friki es que una de las máquinas asesinas más destacadas sea precisamente un camión con la cara del Duende Verde, el villano de Spider-man, en su morro. Ah, el modelo, por si lo queréis saber, es un White Western Star 4800 de 1977

Por cierto, ya que estamos hablando de Stephen King, quizá debieráis parar un momento y mirar este video reportaje, dedicado a sus películas de terror favoritas

8. Scooby Doo (2002)

Ora hablemos de la serie de dibujos animados ora de la película del año 2002, Scooby Doo contaba con un vehículo muy especial: La Máquina del Misterio. Esta furgoneta tiene la peculiaridad de no contar con un modelo claro, pues nunca se ha esclarecido del todo de manera oficial. De todas formas, distintos fotos han especulado acerca del marca y modelo. Una teoría, que hasta ahora era aceptada, postulaba que la Mystery Machine era un VW Microbus, pero recientemente fue refutada. De ahí que aún no sepamos en qué diablos se mueben Shaggy y los muchachos.  

9. The Addams Family (La Familia Addams, 1991)

La familia Addams no podía faltar en nuestra lista de coches monstruosos del cine. Aunque precisamente de la particular familia lo menos tétrico sea precisamente su coche, que conduce el bueno de Lurch. En la serie de los años 60, el coche era un 1933 Packard V12. Para la película, no os creáis, se buscaron un modelo un poco más viejo. Un 1932 Packard Twin Six

10. The Cars That Ate Paris (Los coches que devoraron París, 1974)

Paris es una localidad ficticia de Nueva Zelanda que guarda un secreto muy siniestro. Sus habitantes se dedican a similar accidentes de coche, para asesinar a viajeros y desvalijarles. Una de sus últimas víctimas logra sobrevivir y es reinsertada en esta sociedad rural de criminales. Desesperado, intentará escapar tan solo para descubrir una guerra civil entre jóvenes y viejos, protagonizada por unos letales coches tuneados. 

11. The Wraith (El aparecido, 1986)

El protagonista del El aparecido conducía un prototipo de Dodge M4S del 84 en busca de venganza. Se trataba de un adolescente asesinado por una banda de ladrones, al cual interpretaba un Charlie Sheen en sus mejores tiempos. Una película ochentera, con más muertes y acción que canguelo, que satisfará a los fans de Sheen y de la década de los ochenta. 

 

 

 

 

Lecturas recomendadas