Reportaje

FIFA 14 y su modo Ultimate Team

Por Rafael Aznar
-

FIFA 14 ya corretea por los campos de entrenamiento de la ciudad deportiva de EA Sports. La longeva saga ha sido la gran triunfadora de la presente generación en el género de la simulación futbolística, mejorando cada temporada con pequeños fichajes que le han ido dando sucesivos pluses de calidad. Hace unos días, estuvieron en Madrid dos de sus responsables, Sebastián Enrique y Nicholas Wlodyka, quienes explicaron las novedades que incluirá Ultimate Team, uno de los modos más destacados de la saga en los últimos años. También tuvimos ocasión de saltar al césped virtual y probar una versión del juego al 75%.

El verano es una época de refuerzos en el fútbol, y FIFA 14 está acabando de concretar sus últimas incorporaciones para la próxima temporada, que dará comienzo en apenas dos meses. Hace unos días, estuvieron en Madrid Sebastián Enrique y Nicholas Wlodyka, dos de los principales responsables del juego, que dieron a conocer las principales novedades que incluirá el modo Ultimate Team.

Antes de nada, conviene recordar en qué consiste este modo, también conocido como FUT, por sus siglas. Se trata de una modalidad en la que hay que crearse un equipo propio poco a poco, a base de hacer fichajes y adquirir a los jugadores mediante sobres de cromos. A base de ganar partidos, se obtienen monedas con las cuales se puede acudir al mercado de pujas, donde otros usuarios ponen a la venta a sus futbolistas.

Al equipo se le puede aplicar el estilo futbolístico que se quiera, pero bajo el condicionante de los jugadores-cromos que tengamos. Así, es fundamental la química entre los jugadores, que no sólo depende de la calidad que tengan por su cuenta, sino también de factores como que compartan la nacionalidad, el estilo de juego o el club de procedencia. Al principio, sólo se cuenta con tuercebotas, pero, poco a poco, se pueden conseguir mejores jugadores y construir el equipo soñado. ¿Qué tal si juntamos a Messi y Cristiano Ronaldo en un mismo equipo? No es fácil, pues hay cromos de oro, de plata y de bronce. Lógicamente, los de oro brillan por su escasez y por su carestía. Aun así, el mercado siempre está en movimiento, con infinidad de jugadores disponibles (como en los cromos infantiles, pueden estar “repetidos”) y desconocidos que pueden resultar muy valiosos.

Según los responsables de EA Sports, Ultimate Team ha sido el modo de juego más popular de la saga en los últimos años, merced a los 3’4 millones de partidos diarios y los 17 millones de jugadores traspasados cada día. Nosotros pensábamos que los modos de juego más apreciados serían Temporadas (donde hay hasta diez divisiones, con ascensos y descensos, para que juguemos siempre con gente de nuestro nivel) y Temporadas Pro (donde disputamos partidos de hasta once usuarios contra once, controlando cada uno a un solo futbolista), así que le pedimos a Nicholas Wlodyka, productor de FUT, que nos explicara el motivo de esa popularidad: “Cuando decimos que es más “popular”, nos referimos a la cantidad total de gente que juega, al número de partidos disputados y a la continuidad temporal de personas que juegan un número significativo de partidos. En Temporadas, que es el otro modo más popular, la tendencia muestra un declive a medida que pasan los meses desde el lanzamiento del juego. En cambio, con FUT, hay un incremento progresivo, con picos en épocas como la Navidad o cuando hacemos eventos especiales”.

Fichajes para que el once sea más polivalente

La mayor novedad de Ultimate Team 2014 serán los nuevos estilos de química, que permitirán personalizar de manera más variada la forma de jugar de cada futbolista. Habrá más de veinte, clasificados en función de la posición (portero, defensor, centrocampista o delantero). Anteriormente, todos los parámetros de los jugadores incrementaban de manera conjunta, sin que estuviera claro qué atributos de la química mejoraban al relacionarlos con según qué jugadores. Ahora, podremos aplicar diferentes atributos (regate, disparo, pase, capacidad defensiva) de forma mucho más específica. “Si quieres que un mediocentro sea mejor en pases y regates porque es el arquitecto del equipo, tienes la opción de personalizar cómo mejora tu jugador según su estilo de química, que se puede modificar en cualquier momento. Si quieres que tu equipo sea ofensivo, puedes hacerlo con estilos de química, igual que los puedes usar para compensar tus debilidades defensivas.”, nos comentó Nicholas Wlodyka durante la entrevista que le hicimos.

Para escenificar esta nueva característica, los responsables de FIFA 14 plantearon un ejemplo. Teniendo tres equipos con las mismas plantillas y un mismo esquema táctico de 4-3-3, explicaron que esas escuadras podrán jugar de forma diferente en función del uso que se haga de los estilos de química, que permitirán adaptarse a los rivales. En el primer ejemplo que mostraron, el lateral izquierdo estaba configurado para subir mucho la banda, así que al extremo se le subía la defensa para que hiciera coberturas defensivas. Del mismo modo, el extremo derecho tenía mejorados el regate y la capacidad de pase con el objetivo de ponerle muchos centros al delantero. En el segundo ejemplo, lo que habían hecho era, simplemente, que los dos extremos fueran mejores en hacer eslalon y buscar el disparo a puerta. Finalmente, en el tercer ejemplo, los dos extremos estaban configurados con un alto componente defensivo, para que se comportaran como interiores más clásicos.

Contrataciones con menos papeleo

Otra de las mejoras del modo FUT atañerá al mercado de fichajes. Antes, los jugadores estaban constreñidos a ser competitivos sólo con una determinada formación táctica. Por ello, si los jugadores obtenidos con sobres de cromos no eran compatibles con nuestra formación, el proceso se volvía muy engorroso, ya que se hacía necesario poner a la venta al jugador para lograr dinero y reinvertirlo en otro. Ahora, en cambio, se podrá poner a los jugadores directamente en el once, sin tener que pasar por el mercado.

Así nos explicaba Nicholas Wlodyka esta mejora, encaminada a hacer más práctico el juego: “Uno de los puntos clave de Ultimate Team es construir la química de tu equipo: si tienes jugadores que no juegan con su formación preferida, hay un impacto en la química, así que lo que pasaba es que, muchas veces, los jugadores que obtenías con los sobres no eran los jugadores que necesitabas, porque estaban preparados para otra formación diferente a la tuya. Eso te obligaba a ponerlos en el mercado de traspasos y venderlos, para poder conseguir los jugadores que querías. Este año, si quieres, puedes poner a esos jugadores directamente en tu once, porque, ahora, puedes cambiar de formación, algo que en el pasado no se podía hacer, porque, para mantener la química, te veías obligado a dejarla siempre igual. Ahora, puedes probar con diferentes formaciones, por ejemplo para adaptarte al juego de un rival. Es mucho más flexible y real”.

Otro apartado del mercado de fichajes que se ha mejorado es el del buscador. Podremos localizar a cualquier futbolista sólo con meter su nombre (incomprensiblemente, antes no era posible), lo cual permitirá encontrar con mayor facilidad a los jugadores menos conocidos. Del mismo modo, se podrán realizar búsquedas mediante características como la calidad, la posición, la nacionalidad o los estilos de química.

Puliendo elementos secundarios

El modo Ultimate Team de FIFA 14 tendrá también algunos cambios en pequeños detalles. Las opciones de personalización serán mayores, pues podremos cambiar los números de las camisetas y elegir roles como los del capitán y los de los lanzadores de faltas. Lógicamente, todo eso sí se podía hacer en el resto de modos de juego, así que era un fallo que en FUT no se pudiera.

A la hora de disputar torneos, se incrementará el número de divisiones de cinco a diez, para que juguemos siempre con gente de nuestro nivel: “No va a haber torneos personalizables, pero sí nos estamos asegurando de que el sistema de búsqueda de partidas siempre te empareje con alguien de tu mismo nivel o, si no es posible, contra alguien que esté en un nivel lo más cercano posible”, nos comentó Nicholas Wlodyka.

Por otra parte, el aspecto visual del interfaz estará más pulido, con una nueva estética de los cromos. Asimismo, seguirá habiendo compatibilidad con smartphones y navegadores web, para que podamos gestionar diferentes aspectos de nuestro equipo aunque no estemos en la consola.

El césped virtual ya está casi sembrado

Tras la presentación del modo FUT a cargo de Sebastián Enrique y Nicholas Wlodyka, tuvimos la ocasión de disputar un par de partidos de FIFA 14, con una versión al 75%. La versión de 2013 ya era un excelente simulador de fútbol, así que la base de la próxima entrega volverá a ser muy parecida. Eso sí, realmente, se nota mucho la nueva característica de que el balón vaya menos pegado al pie de los jugadores a la hora de conducirlo en carrera. Del mismo modo, la posibilidad de proteger el balón con los brazos también abre nuevas vías jugables, a la hora de pararse y buscar espacios.

Entre las novedades “intrascendentes” del juego, hubo una que nos llamó la atención y que se echaba mucho en falta. A la hora de sacar de puerta, por fin podremos pedir que un defensa se acerque hasta el borde del área y coja la bola para sacarla jugada, pues los saques de puerta llevan siendo un suplicio desde hace años, a poco que los delanteros rivales se acerquen a presionar (no son pocos los goles que se han marcado a lo largo de la historia con un “robo de cartera” de por medio por no estar bien implementado el sistema de pase tras salir el balón de fondo).

Por otra parte, pudimos probar dos de los nuevos Juegos de Habilidad. En el primero, había que hacer saques con la mano con el portero, para acertar a dianas muy alejadas. En el segundo, había que conducir el balón por un pequeño circuito y dar pases a un “monigote” de entrenamiento que se desplazaba por un carril.

FIFA 14 llegará el 27 de septiembre a PS3, Xbox 360 y PC, y más tarde lo hará a PS4 y Xbox One con una versión que hará gala de Ignite Engine, un motor gráfico diferente al de las versiones de la actual generación. Estamos deseando que se acabe ya el verano y empiece la temporada futbolística para dar patadas con las manos sobre el mando.

Lecturas recomendadas