Reportaje

Filosofía y videojuegos

Por Raul Tejera
-

Los creadores de videojuegos se inspiran muchas veces en otros autores consagrados para realizar sus obras. Las influencias son tan diversas que a veces se nos olvidan los orígenes de las historias que paladeamos con devoción. ¿Habíais pensado alguna vez quien sería Sócrates, Marx o Nietzsche en este mundillo? 

La industria del videojuego ha alcanzado una madurez suficiente como para incluir temas de una complejidad y un trasfondo que hace unos años era impensable. Hoy en día los argumentos de algunos juegos son tan adultos como los de un libro o una película. La política, la historia, el arte o la ética se han hecho comunes entre los guiones de muchos títulos que traspasan fronteras y nos emocionan. La filosofía también está presente y no escapa a múltiples interpretaciones que da para largos debates entre los usuarios.

A la hora de plantear este reportaje decidimos no embarrarnos en discursos largos y aburridos sobre si tal o cual juego habla del mito de la Caverna o la teoría del Eterno Retorno. Hemos emparejado algunos de los filósofos más importantes de todos los tiempos con personajes de videojuegos en base a las coincidencias de sus personalidades. De este modo, tomamos como nexo entre uno y otro una de las frases más famosas del filósofo para desarrollar nuestras afirmaciones de una forma amena e incluso divertida. Esperamos que disfrutéis leyéndolo lo mismo que nosotros haciéndolo.

Sócrates - Snake

Sabio entre los sabios, Sócrates ha pasado a la historia por ser uno de los padres de la filosofía occidental. Casi todos los autores posteriores se han fijado en sus teorías y los libros lo sitúan como el primer gran pensador. Al igual que Snake, se le conoce por su humildad y modestia, y a pesar de ser uno de los personajes más influyentes de su época él hubiera preferido pasar desapercibido. La frase que hace famoso a Sócrates también tiene mucha relación con la forma de ser de Snake

 
"Sólo sé que no sé nada"

 
El griego se refería a la imposibilidad de conocer el mundo a través de los sentidos, pues todo es variable, subjetivo, ligado a experiencias propias que muy fácilmente pueden ser erróneas. El mundo que conocemos no es más que nuestra propia percepción y por ello obligatoriamente nos lleva a engaño. Snake, soldado legendario, se ha visto envuelto en multitud de traiciones, cambios de papel, órdenes de dudosa moralidad que se ve obligado a acatar y un sinfín de experiencias que le han enseñado a ser prudente y desconfiado. Aquel que hoy es tu enemigo, mañana puede ser tu amigo. Al que ves como un héroe, puede convertirse en villano si los que mueven los hilos lo desean oportuno. Tanto Snake como Sócrates se consideran en constante aprendizaje y no dan nada por hecho, no creen en certezas absolutas.

            Platón                    Solid Snake                 Aristóteles                      Raiden

Siguiendo una analogía entre Metal Gear Solid y los filósofos griegos, podríamos emparejar a Sócrates con el Snake de los años 60 (Big Boss). Platón, heredero de todos los conocimientos y sabiduría de Sócrates, aunque tomó su propio camino, sería el Snake del siglo XXI (Solid Snake). Para terminar, el discípulo directo de Platón, Aristóteles, podría ser Raiden, al igual que éste es "alumno" de Solid Snake.

Jean-Paul Sartre - Chris Redfield

El autor francés fue el emblema más reconocible del existencialismo en el siglo XX. Por otra parte, Chris Redfield es un hombre hecho a sí mismo, curtido en mil batallas y adversidades, un existencialista al fin y al cabo. Según Sartre, el hombre está condenado a ser libre, y de igual modo debe inventarse desde cero y crear sus propios valores.
 
"El infierno son los demás"

Esta frase salió de boca de Jean-Paul Sartre pero bien podría haberla dicho nuestro querido Chris Redfield. Enfrentarse a hordas de zombies, aniquilar monstruos y engendros maléficos, detener conspiraciones internacionales y ver morir a tus amigos es lo más infernal que te puedes encontrar en tu vida terrenal. Sartre creía que no es necesario tener esperanzas para obrar, pensamiento que le habrá servido muchas veces al personaje de Resident Evil para sobrevivir en los momentos más difíciles. El Vaticano prohibió todas las obras de Jean-Paul Sartre, y a pesar de que Chris no escribe libros, los gobiernos y las corporaciones han intentado por todos los medios esconder aquello contra lo que combatieron Redfield y sus aliados.

Marx - Mario

 

 
Mario, con su ropa de fontanero, su bigote y su abnegada voluntad trabajadora, representa como nadie los ideales del orgullo obrero en el mundo de los videojuegos. Marx, filósofo alemán del siglo XIX, sentó las bases de la revolución proletaria con sus textos y sus ideas de igualdad. Por lo tanto podemos sugerir que Marx y Mario van de la mano en la lucha por la dignidad de la "working class". 

"Trabajadores del mundo uníos"

En un análisis más concienzudo de la obra marxista, podemos encontrar grandes similitudes con el personaje de Miyamoto. El malo del juego, Bowser, no es otra cosa que la representación del capital, el opresor, el burgués. Que no se equivoquen los que ven a la cándida Princesa Peach como un vestigio de la monarquía, pues no es más que un símbolo edulcorado de la "plusvalía". El universo de Mario gira en torno a esta pugna, el obrero italiano persigue lo que es suyo, el fruto de su trabajo, la plusvalía. Mientras que Bowser, el hostil portavoz del poder reaccionario, quiere quedarse la plusvalía para él solito.

Para los no iniciados, aclaramos que la plusvalía es el valor de más que el empresario saca de un producto manufacturado. Por ejemplo, una tubería vendida a 20 euros, a pesar de que el salario y los materiales solo suman 5 euros, tiene una plusvalía de 15 euros que se queda el capitalista. Bowser quiere quedarse con todas las monedas que el camarada Mario se ha ganado con el sudor de su frente. Ahí queda eso.

Nietzsche - Kratos

Uno de los más complejos pensadores de la historia, Fiedrich Nietzsche, guarda ciertos paralelismos con el bueno de Kratos, que trataremos de explicar a continuación. Los dos tuvieron que enfrentarse a sus enemigos con fiereza, y a pesar de resultar incomprendidos en su tiempo, su leyenda se hace más grande con el devenir de los años.

"Dios ha muerto"

Más concretamente, Kratos podría afirmar "lo he matado yo". A Zeus y a todos los que se le pusieron por delante. Nietzsche cambió radicalmente el concepto filosófico y social para sustituirlo por la corriente nihilista: no creer en nada. Olvidar lo establecido. Construir un nuevo orden. El personaje de God of War combatió con la misma valentía para derrocar aquello que todos consideraban sagrado. Sin confiar ni creer en nadie se abrió paso hasta conseguir su objetivo y vencer a los dioses. Nietzsche acuñó un nuevo término, el "superhombre", para referirse al tipo de persona que de ahora en adelante todos deberíamos ser. Kratos encaja a la perfección en esa definición de superhombre que deja atrás las cadenas que le atan a Dios y a la moral.

*BONUS TRACK*

Schopenhauer - Blanka

Aunque no lo creáis, Blanka guarda dentro de sí más humanidad y más nobles sentimientos de los que imagináis. Como Schopenhauer, es un tipo delicado, sensible y culto, defensor de la naturaleza y amante de los animales. Podéis comprobar en este vídeo las dotes dialécticas de Blanka y su inmensa generosidad a la hora de ayudar a los demás.

"El hombre ha hecho de la Tierra un infierno para los animales"

Schopenhauer dijo ya en el siglo XIX esta frase para referirse al maltrato que sufre la especie animal por parte del hombre. Blanka, después de estrellarse su avión en la selva cuando sólo era un muchacho, tuvo que crecer entre bestias. Debido a su particular origen ahora está muy solidarizado con la causa animal. Otra de las particularidades de la filosofía de Schopenhauer es la afirmación de que toda vida es esencialmente sufrimiento. Por un lado la existencia humana se basa en el dolor y por otro en el vacío del aburrimiento, pensamiento que comparte nuestro luchador de Street Fighter, hombre meditabundo y pesimista debido a las adversidades que le ha tocado vivir. Lo único que puede hacer feliz a Blanka es la sonrisa de un niño o una rodaja de sandía.

Lecturas recomendadas