Reportaje

Final Fantasy XV - Así ha evolucionado desde Final Fantasy Versus XIII

Por Borja Abadie
-

Final Fantasy XV saldrá el próximo 30 de septiembre tras más de 10 años de desarrollo desde que se anunciara como Final Fantasy Versus XIII. Analizamos los cambios que ha vivido la decimoquinta entrega de la saga desde que la conocimos en el año 2006. 

Final Fantasy XV era, para el que no lo sepa, Final Fantasy Versus XIII cuando se anunció en el E3 2006. El juego pasó varios años en fase de producción hasta 2014, momento en el que Square Enix anunció que Tetsuya Nomura ya no sería el director del juego (al parecer le necesitaban para acabar Kingdom Hearts III, pues ya va siendo hora, ¿no?), que Hajime Tabata sería su sustituto y que el proyecto sería renombrado a Final Fantasy XV.

Además, FF Versus XIII estaba incluido en la Fábula Nova Crystallis que compondrían Final Fantasy Agito XIII (que luego se convirtió en Final Fantasy Type-0), Final Fantasy XIII (que luego se expandió con dos entregas más, Final Fantasy XIII-2 y Lightning Returns Final Fantasy XIII). Finalmente, como sabéis, se ha convertido en la decimoquinta entrega de la saga y, aunque mantiene muchos de los elementos de Versus XIII, Final Fantasy XV ha sufrido bastantes cambios, que vamos a repasar a continuación.

Cambios en la historia


Final Fantasy XV sigue dentro de la Fábula Nova Crystallis, por lo que es necesario hacer conexiones con las otras entregas de la fábula. Eso no quita para que FF XV ahora tenga entidad propia y una historia completa y coherente, como el propio Tabata comentaba hace unos meses.

Por eso, trabajó codo a codo con Kazushige Nojima, guionista de Versus XIII, para mantener la mayor parte de la historia intacta. Uno de los cambios más significativos, como os comentábamos aquí, es que el personaje de Stella ha desaparecido para darle cabida a Lunafreya.

Parte de la mitología que vimos en las tres entregas de Final Fantasy XIII también han cambiado de nombre pese a que Final Fantasy XV siga dentro de la Fábula. Según sus propios creadores son cambios que se han hecho para dotar al juego de una identidad propia que no esté conectada directamente con FF XIII.

En FF Versus XIII, además, el juego comenzaba con la invasión del Imperio Niflheim en la ciudad de Insomnia. En Final Fantasy XV también visitaremos la ciudad (aún no se sabe cuándo ni para qué) pero la invasión se produce después de que nuestros héroes, con Noctis a la cabeza, hayan abandonado la capital del reino de Lucis. El objetivo principal seguirá siendo recuperar el cristal robado por el Imperio y darles su merecido por el camino.

Cambios jugables


El ritmo de los combates se ha acelerado bastante con respecto a lo que vimos de FF Versus XIII. El hecho de contar con otros tres compañeros que nos ayudan (al más puro estilo Donald y Goofy en Kingdom Hearts) permanece intacto. Algunos conceptos ya existentes, como el cambio de armas en tiempo real durante los combates se ha mejorado bastante respecto a lo que vimos en el tráiler de FF Versus XIII e incluso también en el caso de la demo del Episodio Duscae

Por otro lado, el proyecto en sí ha pasado de ser una entrega más de un lanzamiento triple (que ya incluía una entrega numerada de la saga) a ser una nueva entrega principal de la saga. Eso ha provocado que pasemos de encontrarnos con un juego más oscuro y centrado en la acción pura y dura, Final Fantasy Versus XIII, a una entrega con todas las de la ley, mucho más ambiciosa en su desarrollo. 

Tanto, que promete conjugar muchos de los elementos que han hecho grande a la saga, como los minijuegos (ya se han confirmado las carreras de chocobo, cocinar todo tipo de manjares,...) y, en definitiva, mucha más variedad y opciones en su desarrollo, como permitirnos explorar grandes escenarios con total libertad, desplazarnos por el mapeado a lomos de nuestro chocobo, en coche (ya sea volando o no), etc...

Otra de las mayores diferencias jugables entre ambos proyectos, aunque nunca se llegó a confirmar oficialmente puesto que eran suposiciones basadas en lo que se veía en aquellos vídeos de FF Versus XIII, era la posibilidad de controlar a los distintos integrantes de nuestro grupo.

Cambios técnicos


Final Fantasy Versus XIII estaba siendo desarrollado para PlayStation 3, por lo que el cambio de generación ha supuesto, obviamente, un salto gráfico. Final Fantasy XV usará una versión mejorada del motor Luminous Engine de Square Enix. El juego ha ganado muchos enteros en lo gráfico, no tanto por las animaciones de los personajes, que algo también, sino principalmente por las mejoras en la iluminación, que harán que los escenarios sean mucho más realistas y bellos que los de FF Versus XIII. El tono general también ha cambiado, pasando de la paleta de colores realmente oscura que veíamos en Versus XIII a un mundo bastante más colorido en FF XV, pese a que el tono siga siendo más oscuro y adulto que de costumbre.

Un buen ejemplo, en este sentido, es la cantidad de sangre que podíamos ver en la pequeña porción de supuesto gameplay de Final Fantasy Versus XIII (seguro que no era realmente jugable sino un vídeo tratando de mostrar como sería el juego), que ha desaparecido por completo en Final Fantasy XV.

Para el propio Tetsuya Nomura, las limitaciones de las consolas de la pasada generación influyeron mucho en la decisión de dar el salto a PS4 y Xbox One. Pero, para dejarlo más claro, Nomura asegura que el juego ha sido desarrollado enteramente para DirectX 11, y de ahí se están haciendo los ports para ambas consolas. Eso deja la puerta más que abierta a ver Final Fantasy XV en PC en un futuro. Según Nomura, lo harán si la demanda de los jugadores es suficientemente amplia.

El largo tiempo de desarrollo del juego parece que al menos ha servido para expandir el universo de Final Fantasy XV con productos tan apetecibles como una película CGI, Kingsglaive Final Fantasy XV o un anime, Brotherhood Final Fantasy XV.

Lecturas recomendadas