Principal G-Police
Reportaje

G-Police la saga de PlayStation y PC inspirada en Blade Runner

Por David Martínez
-

Psygnosis, desarrolladores de Shadow of the Beast, lanzó en PlayStation y PC dos shooter futuristas inspirados por Blade Runner. G-Police y G-Police 2 Weapons of Justice fueron un prodigio técnico para su época.

Psygnosis, después convertida en Sony Liverpool Studios, fue una de las grandes desarrolladoras en la época de los 32 bits. Aunque su fama le llegaría con Shadow of the Beast, que tuvo versiones para microordenadores de 8 bits, 16 bits y consolas, la compañía fue mucho más pródiga con la llegada de la siguiente generación.

G-Police (y su secuela Weapons of Justice) es uno de los ejemplos más claros de su buen hacer, pero no podemos dejar de lado gran parte de su producción, como Overboard (un juego de combate entre barcos piratas), una simpática aventura inspirada en Zelda y protagonizada por animales como Kingsley, y auténticas obras maestras como Wipeout, Colony Wars o la saga Formula One

El estudio Liverpool cerró en 2010, pero sus juegos son el mejor legado, y aquí vamos a recordar este shooter inspirado en obras cyberpunk como Blade Runner o Aeon Flux. Aunque vistos hoy no parezcan gran cosa, en su momento, los G-Police fueron títulos punteros en su apartado técnico, con un desarrollo original y una ambientación imbatible.  

El futuro de la ley

G-Police está ambientado en el año 2097, en una ciudad oscura plagada de rascacielos y edificios industriales que se encuentra protegida por una cúpula. Para combatir al crimen, la policía cuenta con naves, similares a helicópteros pero con motores a reacción en lugar de rotores, a los que se denomina G-Police. Y nosotros tenemos la oportunidad de convertirnos en uno de estos pilotos, bien en tercera persona (con la cámara tras la nave) o en primera persona, desde la cabina.

El protagonista del juego responde a nombre de Slater, y además de patrullero, es un veterano de guerra que investiga la desaparición de su hermana, Un policía motivado que bien podría ser Deckard. Y al igual que el protagonista de Blade Runner, Slater se encuentra investigando las oscuras actividades de una gran corporación, que se ha refugiado detrás de grupos criminales.

Bajo esta premisa, narrada en espectaculares (para la época) secuencias CGI, nuestra labor es recorrer la ciudad en una nave de despegue vertical, eliminando enemigos con un poderoso arsenal, y sacando a la luz la esencia de Nanosoft, la compañía malvada de turno. 

Disparar antes de preguntar

Pero que no os engañe su compleja trama argumental, porque la mayor parte de las misiones consistían en acabar con escuadrones de enemigos. En cada misión también había objetivos secundarios, como proteger a compañeros que patrullaban en coche o eliminar torretas, pero la variedad no era su fuerte.

G-Police 2

Lo mejor de G-Police era su control. Hoy estamos acostumbrados a movernos por entornos tridimensionales utilizando dos sticks analógicos, pero en su momento, el uso del dual shock fue todo un avance. Las voces de nuestros compañeros de patrulla y el sonido envolvente (junto a una banda sonora electrónica que no estaba a la altura de Wipeout, pero se acercaba) nos dejaron los ojos como platos. 

La contrapartida a todos estos efectos era una distancia de dibujado muy corta, que hacía que los edificios saliesen de la oscuridad a escasos metros de nuestra nave, y nos obligaba a maniobrar demasiado despacio. Sin embargo,este hándicap jugaba en favor de la ambientación, ya que la sensación de ver los edificios apareciendo frente a nosotros era sobrecogedora (para la época, claro). 

G-Police 2 Weapons of Justice aparecería en PlayStation dos años después del original, en 1.999. Aunque conservaba el mismo estilo de juego, nos permitía bajar a tierra y pilotar otros vehículos: un tanque bípedo fuertemente armado, un coche blindado y una nave que podía salir de la atmósfera (sin que el combate espacial estuviera tan depurado como en Colony Wars, claro). 

Weapons of Justice tenía enemigos más grandes y variados (hasta 35 tipos diferentes) y la posibilidad de luchar lejos de un entorno urbano: el espacio exterior, en que la negrura infinita estaba más justificada, y zonas de tierra, lejos del cemento y del asfalto. 

El regreso de G-Police

Las compañías no son ajenas a la fiebre por el retro que se ha despertado durante los últimos años, y Sony, en particular, parece empeñada en resucitar las viejas glorias que disfrutamos en la primera PlayStation, y que tenemos grabadas en la memoria. Hace poco que pudimos disfrutar del remake de Shadow of the Beast, y estamos esperando la llegada de la saga Wipeout completa a PS4 (Wipeout Omega Collection llegará a PS4 PRO en resolución 4K y a 60 FPS). Por eso no es de extrañar que el pasado mes de mayo de 2106 la compañía registrase de nuevo la marca G-Police.

G-Police 3

No sabemos si será parte de esta política de remakes y remasterizaciones (entre los que también se cuentan la saga Jak and Daxter y la trilogía Crash Bandicoot para 2017) o será una nueva entrega, pero estamos deseando volver a este mundo oscuro, de cemento y metal, con un apartado técnico a la altura de las consolas actuales. 

G-Police

Además, este mismo año podremos disfrutar de la secuela de Blade Runner, 2049 dirigida por denis Villeneuve, con Harrison Ford como Rick Deckard y Ryan Gosling, ¿qué mejor momento para regresar? En otra ocasión os hablaremos de la sobresaliente aventura gráfica Blade Runner, de Westwood Studios desarrollada en 1997 para PC. 

Lecturas recomendadas