Reportaje

GAMEFEST: probado Battlefield 3

Por Sergio Gracia
-

La guerra ha estallado en GAMEFEST 2011. Battlefield 3 se ha plantado en medio de la feria con un espectacular stand lleno de vehículos militares, tiendas de campaña, soldados y, cómo no, consolas con sus respectivos juegos.

Lo que podrán probar los que vengan al GAMEFEST será el modo multijugador contra los demás jugadores que se encuentren en la misma sala (así que podréis darles codazos para molestarles y esas cosas). Lo primero que nos llama la atención es su apartado gráfico, muy real y conseguido (el metro, hecho trizas por la batalla, está recreado con todo lujo de detalles).

Podemos escoger entre cuatro clases diferentes, obviamente cada una de ellas con sus pros y contras, con su propio estilo de juego y armamento. El control es fluido e intuitivo, como se espera de un juego de la talla de Battlefield 3. Ya en los primeros compases queda claro que la habilidad del jugador lo es todo para salir airoso y conseguir la victoria para tu equipo. Una buena elección de clases será vital si se quiere hacer algo más que morir todo el rato y ver, impotentes, cómo el equipo rival se afianza en las mejores zonas del mapa.

El escenario se puede destruir, al menos en parte, con un buen bazokazo o una granada bien puesta. Desde luego, el estado del campo de batalla al inicio y al final de la partida no tendrá nada que ver. Un buen detalle para meternos aún más en el juego, con la ya de por sí buena ambientación de la que hace gala.

Puede que Modern Warfare 3 sea un rival duro para Battlefield 3, pero un combate tan ajustado es lo que más nos gusta de todo esto, ambos derrochan calidad por todos sus píxeles.

Lecturas recomendadas