Reportaje

GAMEFEST: probado Rayman Origins

Por Sergio Gracia
-

Juegos graciosos, divertidos, coloridos y vistosos los hay a puñados en GAMEFEST 2011, pero puede que el que se lleve la palma sea Rayman Origins. Ubisoft vuelve a los orígenes (tal y como indica el nombre del juego), ¡y de qué manera!

En el stand de Ubisoft podréis disfrutar de este disparatado plataformas en modo cooperativo de tres jugadores (aunque el juego final admitirá hasta cuatro). La locura se disparará nada más empuñar los mandos, y es que resulta inevitable atizarle un par de sopapos a tu compañero y ver los caretos que ponen Rayman, Globox o el pequeño Teensie.

Estamos ante un plataformas clásico, dinámico y difícil, muy difícil (sobre todo en cooperativo). El sistema de juego recuerda mucho a New Super Mario Bros., sobre todo en lo referente a recuperar a los compañeros caídos (se harán una burbuja y deberemos golpearlos para que se vuelvan a unir a la partida).

El humor absurdo de Rayman regresa por todo lo alto. Si nos paramos (bueno, pararse en éste juego es algo complicado) a contemplar nuestro alrededor, nos percataremos de un montón de detalles que seguramente nos hagan esbozar una sonrisa. Ésto unido a los sonidos, la música y toda la locura que nos rodea hace de Rayman Origins una experiencia inigualable. Cabe destacar su diseño artístico, sus colores y entornos, muy agradables para la vista y en consonancia con el cómputo global del juego: una maravilla.

Lecturas recomendadas