Reportaje

GAMEFEST: Tomb Raider asombra

Por Daniel Acal
-

Square-Enix nos han mostrado en una demo a puerta cerrada en GAMEFEST 2011, la nueva aventura de Lara Croft que desarrolla Eidos y Crystal Dinamics, aunque quizás sería más correcto decir la primera aventura de Lara Croft, pues el nuevo Tomb Raider narra los inicios de nuestra heroína que, con tan sólo 21 años, tendrá que enfrentarse a una serie de hostilidades que nos ha sobrecogido a todos los asistentes del evento.

La nuevas aventuras de la heroína más famosa del mundo de los videojuegos, vuelve por la puerta grande gracias a un planteamiento magistral de título, que se dividirá en tres pilares básicos: El control, la supervivencia y el combate cuerpo a cuerpo. Aunque lamentablemente la demo no nos ha ofrecido ningún detalle acerca de los combates, nos ha bastado comprobar como el juego aprovecha todos los elementos que rodean a Lara para poder sobrevivir y esa es la principal baza de Tomb Raider, salir airosos gracias a todo lo que rodea el juego, desde una caja, a un barril explosivo pasando por puzles que nos desbloquearán el camino.

La demo comienza cuando un misterioso lugareño captura a Lara tras el naufragio del barco donde ella se aposentaba. Boca abajo, atada de pies y cubierta por una especie de tela compresora, nuestra heroína tendrá que deshacerse de las ataduras oscilando sobre sí misma para incendiar las cuerdas que la tiene cautiva. Tras conseguirlo y salir un poco mal parada en la caída, el siguiente objetivo de Lara será salir de ese misterioso lugar  que la ha mantenido cautiva.

Aquí es cuando comenzamos a ver como el entorno será un punto vital de Tomb Raider. En primer lugar, recogeremos una antorcha que iremos recargando poco a poco en pequeñas lámparas que encontraremos a medida que vayamos avanzando en la misteriosa cueva. Tras superar un par de obstáculos llegamos a nuestro primer reto, hacer explotar un barril con líquido inflamable y que nos permitirá avanzar hacia la salida. Para poder incendiarlo, tendremos que utilizar nuestra antorcha para propagar las llamas hasta el barril. Tras superarlo, nos enfrentamos directamente con nuestro cautivo, el cual noquearemos mediante el uso de Quick Time Events, que estarán muy presentes en el juego y que serán otro de los pilares básicos (en cuanto a control se refiere) en este nuevo Tomb Raider.

Tras esta secuencia, Square-Enix nos muestra el Modo Supervivencia implementado en Tomb Raider y que consistirá en mostrarnos todos los elementos del entorno con los que Lara Croft podrá interactuar para poder sobrevivir. Éste, será un modo vital en el juego ya que Tomb Raider no ofrece una linealidad a la hora de llegar a nuestro destino sino que el título ofrece diferentes rutas alternativas. En cierta manera, el Modo Supervivencia nos recordará directamente al Modo Detective de Batman Arkham Asylum.

Bien, Lara ha salido de la cueva (¡al fin, qué tensión!) y ahora Square-Enix nos muestra otra parte jugable de Tomb Raider totalmente inédita (la anterior parte ya la pudimos ver en el E3, si hacemos memoria). En esta nueva parte, nuestra querida heroína tendrá que ayudar a Roth, un compañero al que Lara considera como un padre y que encontraremos malherido por el ataque de un lobo. Lara tendrá que ir a recoger una radio para pedir ayuda y un botiquín para curar a Roth en la cueva donde habitan estos peligrosos mamíferos de mortales fauces. De nuevo, el Modo Supervivencia nos guiará hasta la cueva gracias a las pisadas de lobos que veremos de color amarillo. Tras identificar nuestro destino, comprobaremos la agilidad de Lara, que saltará y trepará por todos los salientes de las casas, cual Ezio Auditore hasta llegar a la cueva y conseguir su misión. ¡Simplemente espectacular!

Hay que reconocer que el título ha ofrecido en escasa media hora, una acción y una inmersión que pocos juegos consiguen transmitir de una manera tan pasmosa. También hay que destacar que las animaciones faciales y el doblaje de Tomb Raider son exquisitos, realmente sobresalientes.

Lecturas recomendadas