Reportaje

Gameplay de Steep: Camino a las Olimpiadas para PS4, Xbox One y PC

Por Álvaro Alonso
-

Hemos estado jugando a Steep: Camino a las Olimpiadas, la nueva expansión para el juego de deportes extremos desarrollado por Ubisoft Annecy. Lanzado a finales del año pasado para PS4, Xbox One y PC, y con una versión para Nintendo Switch en el horizonte, Steep nos propone vivir toda la emoción de los deportes extremos de invierno con controles sencillos e intuitivos, una "montaña abierta" para recorrer libremente y un gran énfasis en las funciones online. Si no lo habéis hecho todavía, os invitamos a que leáis nuestro análisis de Steep.

Análisis de Steep, el simulador deportivo para PS4, Xbox One y PC

Tras varias expansiones que han añadido diversas novedades a la fórmula original, Steep: Camino a las Olimpiadas hace lo propio aprovechando los Juegos Olímpicos de Invierno que se celebrarán en Pyeongchang en 2018 (concretamente, entre el 9 y el 25 de febrero).

Así que tenemos una zona completamente nueva que incluye localizaciones de Japón y Corea del Sur. El cambio de localización va más allá del diseño estructural, y si los atardeceres de los Alpes ya dejaban con la boca abierta, preparaos para quedar embelesados con el contraste ente el blanco puro de la nieve y los tonos rosáceos de los cerezos en flor que pueblan el territorio asiático.

Tampoco faltan un buen número de nuevos objetos de personalización y desafíos que pondrán a prueba nuestras habilidad con los distintos deportes (nombre que reciben las distintas modalidades de desplazamiento en Steep). Camino a las Olimpiadas introduce uno nuevo muy, muy interesante: el rocketwingsuit, una combinación de traje volador y mochila propulsada que nos permite surcar los celos a velocidades de infarto. No pudimos probar este nuevo -y espectacular- deporte en algún desafío, pero estamos convencido de que va a dar mucho juego. Si queréis verlo en acción, echadle un ojo al gameplay de Steep: Camino a las Olimpiadas que abre este artículo.

También encontraremos nuevas historias de la montaña, los desafíos que nos invitan a descubrir el lado más espiritual de la montaña. Pero los reyes de la fiesta son, sin lugar a dudas, los Juegos Olímpicos de Invierno. En Camino a las Olimpiadas podremos participar en un buen número de modalidades, la gran mayoría de ellas centradas en la velocidad o la realización de acrobacias: Slalom, Giant Slalom, Super-G, Downhill, Snowboard Cross, Ski Cross, Big Air, Half-Pipe, Slopestyle...

Vestidos con los colores de la nacionalidad que hayamos seleccionado (o metidos en la "piel" de la mascota de las Olimpiadas, todo un detalle), en estas pruebas luchamos por superar las marcas de los participantes del resto de países. Y creednos: no es nada fácil. Todas requieren un dominio ejemplar de los controles, que como ya sabréis si habéis jugado a Steep, son muy intuitivos y permiten que cualquiera pueda disfrutar, pero requieren de gran habilidad y precisión para arañar segundos en cada curva. Si conseguimos colocarnos entre uno de los tres primeros puestos, nos iremos a casa con una medalla y el himno de nuestro país sonando por los altavoces (otro gran detalle).

La banda sonora volverá a ser otro de los puntos más destacables, con temas de corte electrónico que casan a la perfección con el ambiente y el estilo de Steep. Y uno de nuestros detalles favoritos del juego original, que la música vaya "in crescendo" cuanto más avanzamos sin morder el polvo, tampoco faltará a su cita en Camino a las Olimpiadas. Descender montaña abajo, disfrutando de las vistas mientras la banda sonora acompaña nuestros movimientos, sigue siendo una experiencia. Como todo Steep, en realidad.

Recordad que Steep: Camino a las Olimpiadas estará disponible a partir del próximo 5 de diciembre en PS4, Xbox One y PC.

Lecturas recomendadas