Reportaje

Gamescom 2013: Impresiones de F1 2013

Por Rafael Aznar
-

F1 2013 llegará a las tiendas el 4 de octubre, pero, un mes y medio antes, la Gamescom ha servido para que su director, Paul Jeal, presentara sus novedades con detalle y para que los asistentes lo probaran en el stand cerrado de Namco-Bandai.

El “Gran Circo” de la Fórmula 1 lleva de moda desde hace muchos años, aunque en España sólo se siga desde la irrupción de Fernando Alonso. Por eso, esta temporada, Codemasters ha querido darle una pequeña vuelta de tuerca a su licencia estrella, añadiendo a su F1 2013 monoplazas, pilotos y circuitos de los años 80 y 90.

La edición estándar del juego sólo incluirá los contenidos de los 80, que son los siguientes: los circuitos de Jerez y Brands Hatch, el Williams FW07B (con Alan Jones y Alain Prost), el Lotus 98T (con Mario Andretti y Emerson Fittipaldi), el Ferrari F1-87/88C (con Gerhard Berger y Michael Schumacher), el Lotus 100T de 1988 (con Satoru Nakajima y Mikka Hakkinen) y el Williams FW12 (con Nigel Mansell y Damon Hill). En cambio, la llamada Classic Edition incluirá un DLC adicional, con los contenidos de los 90: los circuitos de Ímola y Estoril, el Ferrari F92A (con Jean Alesi), el Williams FW14B (con Nigel Mansell y David Coulthard), el Ferrari F310 (con Michael Schumacher), el Williams FW18 (con Damon Hill y Jacques Villeneuve), el Ferrari F399 (con Eddie Irvine y Jody Sheckter) y el Williams FW21 (con Alain Prost). Como podéis comprobar, algunos pilotos no se corresponderán con el coche, pues Jody Sheckter es muy anterior al díscolo Irvine, pero así lo han querido hacer en Codemasters, incluyendo, por lo general, uno de los pilotos originales del coche en cuestión y otro piloto legendario.

Lo mejor de F1 2013 es que la recreación de esa época dorada no se limitará a los coches, sino también a la estética. Así, el apartado gráfico, cuando juguemos con ese contenido, lucirá un filtro televisivo al más puro estilo de los 80 y los 90, con algunos tonos ocres y granulados que quedan de maravilla para hacernos sentir como en el pasado.

Quitando las ampollas a los neumáticos

Por todos es sabido que, en las carreras reales, a veces las ruedas dan problemas conforme pasan las vueltas, sobre todo desde que Pirelli es el suministrador del Mundial. En Codemasters son conscientes de ello, pues, desde que se hicieron con la licencia del “Gran Circo” en 2010, han ido arrastrando algunos problemas.

Por eso, la nueva entrega de su simulador contará con varias mejoras importantes. La primera es que se podrá salvar en mitad de cualquier partida, para que la falta de tiempo no sea un impedimento a la hora de disputar carreras con la duración real, que suele girar en torno a los 305 kilómetros, lo que puede traducirse en hasta hora y media de partida.

Otra mejora importante será la relativa a la inteligencia artificial de los rivales. Según Paul Jeal, director del juego, la IA será más agresiva que nunca, a la hora de adelantar y, sobre todo, en las salidas, pues, hasta ahora, en las arrancadas desde la parrilla, era relativamente fácil avanzar un montón de puestos de una tacada haciendo eses entre los rivales y apurando la frenada en la primera curva.

Por otra parte, se mejorará el sistema de penalizaciones, principalmente para que el juego online no se convierta en un festival de autos locos. Una de las lacras del género de la velocidad es que, en el multijugador online, proliferan los tramposos que no dudan en chocarse con cualquiera que esté a su alrededor, seguramente porque quieren imitar aquella famosa maniobra de Michael Schumacher contra Jacques Villeneuve en Jerez, en la última prueba de 1997. En Codemasters, quieren acabar con ese problema.

Otro apartado que se quiere mejorar en F1 2013 es el del desgaste de las ruedas, que, como sabréis si sois seguidores de la Fórmula 1, ha sido la comidilla durante muchos de los grandes premios de la actual temporada. Habrá que ver si consiguen hacernos sentir de verdad lo que es pilotar un monoplaza calzado con las gomas “chiclosas” de Pirelli, cuyo rendimiento, en la realidad, cae en picado tras sólo un par de vueltas.

Retrotracción en el tiempo

La presentación de F1 2013 en la Gamescom nos sirvió para catar, por primera vez, la demo. Optamos por disputar una carrera en el circuito de Jerez, con el Williams FW12 de Nigel Mansell, aunque también estaban disponibles el Williams FW07B, el Lotus 98T, el Lotus 100T y el Ferrari F1-87/88C, así como el circuito de Brands Hatch. La elección del circuito fue porque uno de los primeros juegos de Fórmula 1 a los que jugó el que escribe estas líneas fue F1 World Gran Prix, de Nintendo 64, donde aparecía el trazado andaluz. Si sois unos nostálgicos de esto y no unos meros oportunistas llegados por los triunfos de Fernando Alonso, disfrutaréis sobremanera de estos contenidos clásicos.

La versión que probamos fue la de Xbox 360, y parece que Codemasters sigue sacándole jugo a su potente motor gráfico EGO. Además del filtro “añejo”, hay que destacar la enorme distancia de dibujado, que prescindirá de trucos visuales para ofrecernos un campo de visión amplísimo. Por ejemplo, nada más salir de la última curva de Jerez, llegamos a ver al coche que estaba tomando la primera curva (sí, hubo un trompo de por medio que nos retrasó ligeramente). También tuvimos ocasión de ver a otro periodista disputando una carrera en lluvia con Fernando Alonso, y el efecto del agua era espectacular. En cuanto al control, sigue la senda de las entregas anteriores, lo cual es un acierto.

Tras el evento de presentación y la prueba de la demo, tuvimos ocasión de charlar con Paul Jeal, que nos explicó algunos detalles del juego, de por qué sale con la temporada ya en su recta final o incluso de algunos planes de futuro de la compañía. No os perdáis la entrevista en los próximos días. El Gran Circo vuelve esta misma semana, con la disputa del Gran Premio de Bélgica, en el mítico Spa-Francorchamps, así que, mientras llega F1 2013, puede ser una buena idea ver el campeonato real en el que se inspira, ¿no?

Lecturas recomendadas