Reportaje

Gamescom 2014: Avance de Battlefield Hardline

Por Gustavo Acero
-

Nuestro corresponsal de guerra Rafael Aznar nos acaba de enviar sus impresiones sobre la presentación de Battlefield Hardline, donde ha sido testigo de los primeros compases de la campaña junto a interesantes datos sobre la historia y sus mecánicas de juego. Os trasladamos su trepidante crónica mientras vuelve sano y salvo a España en un helicóptero de Hobby Consolas.

La presentación de Battlefield Hardline ha corrido a cargo de un representante de Visceral Games, que nos ha mostrado el modo la campaña junto a algunas mecánicas. En primer lugar, nos dicen que la historia se enmarcará en la filosofía de las series de televisión en lo que a momentos tensos y “cliffhangers” se refiere. Así, encarnaremos a un joven detective llamado Nick Mendozaque viajará desde Miami hasta Los Ángeles, como si fuera al E3 después de pillarse vacaciones. En la demo, él y su compañero Márquez se reúnen con unos criminales... pero acaban encerrados en una celda, como suele ocurrir cuando nos juntamos con malas compañías.


Por suerte para el desarrollo de la trama, ambos logran escapar del calabozo, eso sí, esposados, momento en el que da comienzo una intensa fase de sigilo, en la que cogemos a un guardia por la espalda y lo estrangulamos sin contemplaciones. Aprovechamos la tesitura para arrebatarle la pistola, no sin antes tomar prestada la llave con la que zafarnos de las esposas. Entonces, cogemos a otro enemigo a traición y lo noqueamos de un codazo para seguir avanzando por una especie de búnker. Sin embargo, cuando noqueamos al cuarto, otro maleante nos atrapa y debemos optar por la acción directa, a tiro limpio.

Tras acabar con varios enemigos a golpe de gatillo, llegamos a una escalera y salimos al exterior, donde nos encontramos en lo alto de una loma, frente a un pequeño complejo de casas. Aquí, los acontecimientos cambian respecto a lo que vimos en la conferencia de EA hace dos días, pues entramos en el complejo a lo loco, sin escatimar en munición. Vemos cómo las paredes de las casas se resquebrajan con los tiros de los enemigos, mientras las ventanas y las maderas saltan como si estuviesen vivas. A continuación, el responsable de Visceral detiene la partida y vuelve a empezar la misma zona, pero esta vez se decanta por el sigilo, lo que demuestra la libertad de decisión que tendremos la hora de abordar las misiones.

De este modo, en un primer momento se usan unos prismáticos para marcar a todos los enemigos del campamento. Nos acercamos a dos de ellos y les instamos a desarmarse enseñándoles la placa, como en Policías en Acción, pero sin llamarles "caballero". Entonces, los esposamos y los dejamos en el suelo. Usan una pistola de descargas eléctricas, pero eso no nos impide llegar a nuestro objetivo inicial y detenerlo sin que nadie haya activado la alarma. Seguidamente, nos acercamos a otro grupo de enemigos y levantamos las manos como si nos estuviesemos rindiendo... pero estamos de vacile, así que aprovechamos su desconcierto para coger por el cuello a uno de ellos.

Sin embargo, en ese instante llega una furgoneta cargada de enemigos y se desata otro tiroteoUtilizamos el gancho para subirnos a una especie de atalaya desde la que se vislumbra toda la zona. Desde ahí, lanzamos una tirolina para huir... y se acaba la demo, en el mismo punto que en la conferencia de EA del pasado miércoles.


Como dato adicional, podremos comprar armas y mejorarlas con numerosos accesorios, y en lo que al apartado gráfico respecta, estamos en condiciones de afirmar que el juego luce de maravilla gracias al motor Frostbite 3, lo que nos deja con muy buen sabor de boca de cara al 30 de marzo de 2015, fecha en la que EA lanzará Battlefield Hardline para PS3, PS4, 360, One y PC. Si no hemos vuelto a informaros sobre este juego de aquí a esa fecha, llamad a la policía. Decid que vais de parte de Nick Mendoza: os atenderán mejor.

Lecturas recomendadas