Reportaje

Gamescom 2015: Avance de Halo 5 Guardians

Por Rafael Aznar
-

Halo 5 Guardians está en la Gamescom 2015 con su modo Warzone, que ya hemos tenido ocasión de probar. Previsto para el 27 de octubre, el nuevo juego de 343 Industries está llamado a ser uno de los puntales de Xbox One en la campaña navideña. Por si eso fuera poco, el estudio de Seattle se anotó otro tanto con el anuncio de que también está trabajando en Halo Wars 2, en colaboración con unos maestros de la estrategia como son The Creative Assembly, responsables de Total War.

Halo 5 Guardians se halla ya en la recta final de su desarrollo y se ha pasado por la Gamescom 2015 para mostrar su modo Warzone. Dado que Microsoft se había guardado en el E3 el triplete que conforman Scalebound, Quantum Break y Crackdown 3, el nuevo shooter de 343 Industries se vio relegado en la conferencia a un papel un poco más secundario, reflejado en el hecho de que lo que se mostrara fuera una partida de eSports, probablemente el momento más tedioso del evento, aunque tenía su razón de ser: anunciar la puesta en marcha de Halo World Championship, un campeonato que otorgará la friolera de un millón de dólares en premios, lo que da cuenta de la relevancia que tienen hoy en día los llamados ‘deportes electrónicos’.

Lo que sí que fue una sorpresa fue el tráiler que puso fin a la conferencia: el anuncio de Halo Wars 2 para Xbox One y PC. Se trata de una secuela del juego de estrategia que vio la luz en 360 hace unos años y que rayó a un gran nivel. En esta ocasión, el desarrollo lo están llevando a cabo 343 Industries y The Creative Assembly, sin duda uno de los estudios más reputados del género. Baste con ver su excepcional trabajo con la saga Total War o incluso su escarceo con el ‘survival horror’ en Alien Isolation, considerado un juego de culto, pese a no tener ni un año de vida. Las probabilidades de que de ahí salga algo bueno tienden a infinito.

Noticias del frente

Como decíamos al principio, Halo 5 Guardians no estaba llamado a ser particularmente protagonista en esta Gamescom, pues casi toda su artillería se volcó en el E3. Por eso, lo que se hizo fue poner el foco sobre el plano del multijugador, sin ningún anuncio de relevancia. Aun así, conviene recordar qué nos encontraremos en el modo Campaña, que siempre ha sido fundamental en la saga, algo que no todos los shooters modernos pueden decir.

La quinta entrega numerada, que será la segunda que firme 343 Industries (sin contar la remasterización múltiple que fue La colección del Jefe Maestro o incluso la adaptación para 360 de El combate ha evolucionado), marcará el ecuador de la llamada Trilogía del Reclamador. Tras los descorazonadores sucesos que vimos al final de la cuarta entrega, nos encontraremos con que, por algún motivo, el Jefe Maestro se ha convertido en una especie de fugitivo, cuya búsqueda y captura se ha puesto en manos del agente Locke. Así, se nos mostrará la perspectiva de ambos protagonistas, cada uno de los cuales contará con un grupo de soldados a su servicio. Por lo que se ha dejado intuir en algún tráiler, no sería de extrañar que volviéramos a ver al Inquisidor, un personaje casi tan querido para algunos como el mismísimo John-117. Rezamos al Covenant para que así sea.

Hecha ya esa presentación argumental del modo Campaña, podemos pasar a la que será la otra pata de la experiencia: el multijugador competitivo. En ese sentido, estamos ante un juego tremendamente ambicioso, que quiere reinventarse a sí mismo. Según Microsoft, estamos ante una saga que redefinió el multijugador en consolas (al adaptar la jugabilidad de los shooters a un mando y, a la vez, dar una gran importancia al online con Xbox Live) y que, ahora, pretende redefinirse a sí misma. Quizás la declaración de intenciones es excesivamente ambiciosa, pero, tras haberlo probado, podemos confirmar que sigue siendo Halo, pero con suficientes novedades como para aceptar que se ha dado otro paso al frente.

Nosotros hemos podido probar el modo Warzone, que seguirá la estela de Titanfall para ofrecer partidas multitudinarias, de hasta veinticuatro jugadores, en las que no sólo habrá humanos, sino también unidades manejadas por la IA (los llamados ‘minions’). En la misión que nosotros pudimos jugar, titulada ‘Escape from A.R.C., el objetivo era llegar a 1.000 puntos, con la peculiaridad de que había bases que conquistar y la posibilidad de destruir un núcleo del enemigo para zanjar las cosas por la vía rápida. A priori, en la Gamescom también estará el modo Arena, aunque nosotros no pudimos probarlo.

Como decíamos, el juego es muy fiel a la saga. El núcleo jugable es el de siempre, con las armas y los vehículos que todos conocemos: rifle de asalto, carabina, espada, Ghost, Warthog… Sin embargo, se han pulido algunos elementos y se han añadido mecánicas que no pueden faltar en ningún shooter de hoy en día, tales como el apuntado con la mirilla, que, antes, sólo estaba disponible para armas muy concretas, como el rifle de francotirador o el DRM. No obstante, 343 Industries ha introducido esta novedad a su manera, de modo que, si estamos recibiendo daño, la perspectiva cambiará automáticamente a la ‘imprecisa’ de toda la vida.

Otro elemento en el que se ha puesto mucho énfasis es la movilidad de los Spartan IV. Por un lado, podremos encaramarnos y trepar por cornisas o salientes. Por otro, habrá un pequeño propulsor que, si bien no podrá usarse como estándar para hacer dobles saltos por el aire, sí que se podrá emplear para hacer esquives hacia los costados. Igualmente, será posible lanzarse en picado para golpear cuerpo a cuerpo a un rival que esté en una posición inferior.

Técnicamente, el juego rendirá a un gran nivel. En la partida que nosotros pudimos jugar, todo iba muy fluido, pese a tratarse aún de una versión preliminar, y el grado de detalle no era moco de pavo. Lo único que nos da miedo es que la dirección artística pueda estar un poco estancada en cuanto a los escenarios, con los que se tiene cierta sensación de ‘déjà vu’, aunque esto es una apreciación personal.

Halo 5 Guardians llegará a las tiendas el 27 de octubre, como la segunda gran exclusiva de todas las que están por llegar a Xbox One en los próximos meses, después de Forza Motorsport 6 y antes de Rise of the Tomb Raider (éste, temporalmente, por un año). Además, lo hará acompañado de una edición limitada de la consola, que incluirá un disco duro de 1 TB y que estará diseñada en tonos grises y azules muy reconocibles. Nos morimos de ganas por saber qué ha sido del Jefe Maestro y por conocer la razón por la que el Spartan Locke pretende darle caza, pese a, supuestamente, estar en el mismo bando.

Recordad que podéis consultar nuestro especial de la Gamescom 2015 para conocer todo lo que se está cociendo en Colonia esta semana.

Lecturas recomendadas