Reportaje

Gamescom: Avance de PES 2016

Por Rafael Aznar
-

PES 2016 está en la Gamescom, y nosotros hemos tenido ya ocasión de probar la demo y conocer las últimas novedades de la mano de Adam Bhatti, su manager de producto. Tras un calvario de lesiones desde la mítica entrega de 2006, el año pasado la saga de Konami inició, al fin, su resurrección. Partiendo de esa base jugable, se han pulido numerosos aspectos y se ha hecho un fichaje que es toda una declaración de intenciones, a la par que un golpe a la competencia: la licencia de la Eurocopa de Francia 2016.

La temporada futbolística está a punto de empezar, y PES 2016 está en la Gamescom para presentar sus últimas novedades antes de que el árbitro dé el silbatazo inicial el 17 de septiembre, en los estadios de PS4, Xbox One, PC, PS3 y 360. Hace unos días, nosotros tuvimos ocasión de jugar a la demo que hay en la feria, en un evento celebrado en las oficinas de Konami en Madrid, adonde acudió Adam Bhatti, manager de producto del juego.

Tras un largo período de sinsabores, el año pasado, la saga recuperó la buena senda, coincidiendo con su estreno en la nueva generación y con el hecho de que Konami abriera un estudio en Windsor (Inglaterra) para ayudar al PES Team, el equipo japonés que se había ocupado históricamente de la IP. El hecho de que sean los responsables europeos los que llevan tiempo dando la cara en los eventos de presentación, en detrimento de los japoneses, invita a pensar que la occidentalización del desarrollo ha tenido mucho que ver en la recuperación que ha experimentado la saga.

Antes de entrar en materia jugable, hay que destacar que Neymar no estará solo en la carátula del juego. Inicialmente, se anunció que el delantero del Barça sería el único protagonista de la portada, pero, contra todo pronóstico, Konami ha confirmado a un segundo protagonista que nos es muy familiar a los españoles: Álvaro Morata. Según Adam Bhatti, la elección del atacante de la Juventus se debe a que han querido sorprender, centrándose en jugadores jóvenes y tomando riesgos, en lugar de ir sólo a por grandes estrellas. Previsiblemente, en la decisión habrán pesado mucho las grandes actuaciones que firmó el madrileño en la pasada edición de la Champions League, la licencia estrella de la saga desde hace unos años.

A renglón seguido, Bhatti reveló la que es la gran novedad de Pro Evolution Soccer 2016: la licencia de la Eurocopa de Francia. Hay que recordar que EA Sports había tenido esta licencia en exclusiva desde el año 2000, lo que le había servido para lanzar tres juegos independientes y, en 2012, un DLC para FIFA 12 basado en la Euro de Polonia y Ucrania. El hecho de que Konami se haya hecho con la exclusiva es todo un golpe de efecto, pues se la quita a su gran rival y, además, se supone que la incluirá en el propio juego con alguna actualización, sin tener que adquirir un título independiente o pagar por un DLC.

Ampliando la base que tanto costó encontrar

Al hablar de juegos deportivos, muchos suelen decir que no hay grandes novedades entre un año y otro como para justificar su compra. Sin embargo, no todo es tan fácil como eso. Desde el lanzamiento del brillante Pro Evolution Soccer 6, el PES Team entró en una crisis de resultados enorme, sin poder dar con la tecla para recuperar el tiki-taka. Sin embargo, el año pasado se puso fin a esa crisis, planteando un control que, en buena medida, recordaba al de la citada entrega, la última pensada para la generación de PS2. En la presentación a la que asistimos, Adam Bhatti reconoció que, tras siete años sin haber ganado nada, por fin tenían la sensación de haber hecho un buen juego y tener una buena base.

Por eso, no es de extrañar que el control de esta entrega vaya a ser familiar, aunque eso no significa que no vaya a haber novedades. Nosotros mismos pudimos comprobarlo en la demo de la Gamescom, que permitía jugar con el Bayern de Múnich, la Juventus, la Roma, el Corinthians, el Palmeiras, Francia y Brasil. A priori, el 13 de agosto Konami pondrá a disposición de los fans una demo descargable, que debería ser la misma que probamos nosotros.

El año pasado, el sistema de regates funcionó ya muy bien, pues resultaba tremendamente satisfactorio dar pequeños toques al balón en una baldosa. Eso se mantendrá tal cual, pero se ha creado un nuevo sistema de colisiones para que la lucha por la posesión sea más realista, tanto en los uno contra uno como en las entradas, los forcejeos o las peleas aéreas. Eso sí, se nota que el motor de impactos es nuevo, pues, si bien cumple su cometido en el apartado jugable, en lo visual se siente un poco tosco, por culpa de algunos empellones y tarascadas que resultan bruscos. Veremos si se puede pulir un poco de cara a la versión final, aunque el juego está ya casi finiquitado.

A cuenta de la lucha por la posesión, hay que destacar que la ampliación del número de animaciones repercute muy positivamente en el equilibrio de los jugadores. Por ejemplo, ahora, los futbolistas pueden resbalarse si el césped está mojado o si se comen un regate y tratan de reponerse demasiado rápido. Así, los veremos colocar los brazos de manera realista para, por ejemplo, apoyarse en el suelo. Esa multiplicación del número de animaciones también se observa en la forma de poner el pie al dar pases o en los remates de cabeza, que resultan muy satisfactorios, con la sensación de que el acierto o el fallo dependen, principalmente, de cómo abordemos el balón.

La IA contará con mejoras, en especial a la hora de defender, pues podrán juntarse hasta dos o tres jugadores para trabajar conjuntamente. En los partidos que pudimos jugar, vimos algún que otro altibajo en los porteros. No llegamos a ver ninguna cantada flagrante, pero sí algún gol en el que podrían haber hecho algo más. Es justo decir que, al mismo tiempo, vimos también algún paradón.

El Fox Engine se vuelve aún más televisivo

PES 2016 será un juego intergeneracional, pues saldrá tanto en PS4-One-PC como en PS3-360, en ambos casos haciendo uso del Fox Engine, el motor desarrollado por Kojima Productions. Nosotros pudimos probar la versión de PlayStation 4 y nos pareció que lucía bien, no tanto en el grado de detalle general como en las pequeñas cosas. Por ejemplo, se han mejorado las texturas y la iluminación para que veamos la hierba levantarse o el agua salpicando, en caso de que el césped esté mojado. En ese sentido, hay que destacar que habrá clima dinámico, por lo que podrá empezar a llover o parar en cualquier momento.

La cámara será más televisiva que nunca, gracias a un nuevo ángulo que se irá ajustando dinámicamente, según la posición del campo donde esté el balón en cada momento. Quizás esto no se aprecie cuando estemos enfrascados en un partido, pero, cuando estemos viendo jugar a otras personas, veremos cómo el ángulo se va ajustando muy poco a poco, un efecto que, ciertamente, queda muy bien.

Las caras de los jugadores volverán a rayar a un buen nivel, gracias a que el PES Team ha mejorado su tecnología para recrearlas sin necesidad de escanearlas (aun así, la de Neymar, por ejemplo, sí se ha hecho con ese procedimiento). Precisamente, una de las novedades de este año, relacionada con el mayor número de animaciones, es que veremos diversas reacciones de los jugadores en pleno partido, como protestas por una falta no pitada o lamentos tras una jugada marrada. Asimismo, por primera vez en la saga, será posible elegir entre diferentes celebraciones tras marcar un gol.

En cuanto a los comentarios, volverán a correr a cargo de Carlos Martínez y Julio Maldonado, periodistas de Canal+. Ambos han grabado nuevas líneas para este año, aunque lo que esperamos realmente es que se haya rehecho todo desde cero, porque, los dos últimos años, los fallos de rácord y de ritmo narrativo eran sangrantes.

Mejorando en modos y licencias

Pro Evolution Soccer siempre ha contado con el problema de las licencias. Si bien las principales ligas del mundo suelen estar siempre incluidas (Premier League, Liga BBVA y Serie A, principalmente), no todas lo están en toda su dimensión. Por ejemplo, dado que la saga FIFA tiene la licencia de la liga inglesa, los equipos de ésta tienen nombres falsos en su mayoría (North London, London Blue), aunque los jugadores sí son los verdaderos (los futbolistas con nombres falsos se suelen dar más en las selecciones nacionales).

A pesar de ello, la saga siempre ha contado con un editor para que los usuarios pudieran 'arreglar' por su cuenta esos fallos de licencia. Este año, se ha dado un paso adelante, pues los usuarios de PS4 podrán importar imágenes para cambiar los escudos de los clubes y los patrones de colores de las equipaciones. Según comentó Adam Bhatti, esta característica no se ha podido implementar aún en la versión de Xbox One, aunque esperan poder hacerlo en un futuro.

Sin embargo, a pesar de eso, PES 2016 tendrá en exclusiva la licencia de algunos de los torneos internacionales más importantes: la Champions League, la Europa League, la Supercopa de Europa, la Copa Libertadores y la Eurocopa de Francia. Sin duda, se trata de licencias que pueden competir en interés contra el carrusel de campeonatos domésticos de la competencia. En cuanto a los modos de juego, la Liga Master y MyClub volverán a ser las grandes estrellas. Ambos contarán con menús reestructurados y características mejoradas, en especial en lo que a fichajes y rastreo de promesas se refiere.

Pro Evolution Soccer 2016 llegará a PS4, Xbox One, PC, PS3 y 360 el próximo 17 de septiembre, y promete competir de tú a tú por hacerse con el Balón de Oro. El fichaje de la Eurocopa de Francia y los pulimentos en la jugabilidad nos han dejado un gran sabor de boca. Se avecina el derbi más emocionante de las últimas temporadas.

Recordad que podéis visitar nuestro especial de la Gamescom para consultar toda la información de lo que se está cociendo en la feria.

Lecturas recomendadas