Reportaje

GAMESCOM: Dishonored y Lady Boyle

Por David Martínez
-

Bethesda Softworks y Arkane Studios nos muestran en primicia una interesante nueva misión de Dishonored con mucho sigilo e investigación.

Uno de los privilegios de acudir a una feria como la GAMESCOM 2012 es que podemos ver en primicia ciertas demostraciones de los juegos más punteros y esperados que están por venir, y eso es precisamente lo que hemos hecho con Dishonored. Los chicos de Arkane Studios nos han mostrado un nuevo nivel, una misión llena de intriga y sigilo que nos ha sorprendido gratamente.

Nuestro objetivo en 'La Última Fiesta de Lady Boyle' (nombre de la misión) es el de infiltrarnos en una recepción de alto standing y acabar con la susodicha Lady Boyle, anfitriona de la fiesta, sin embargo no todo es tan sencillo como puede parecer, y es que los problemas no harán más que salirnos al paso.

Para empezar, tendremos varias opciones para llegar a la mansión: atravesando unos canales infestados de pirañas, recorriendo el alcantarillado, consiguiendo una llave, atravesando un peligroso puente o infiltrándonos por el interior de las casas colindantes. Todos estos métodos son más o menos sigilosos, pero de nosotros depende, en última instancia, no ser detectados. Una vez dentro nos encontramos con el siguiente problemas: no sabemos a ciencia cierta quién es Lady Boyle y, para más inri, se trata de una fiesta de máscaras victorianas. Llama especialmente la atención el detalle de los escenarios y las vestimentas, con colores apagados que le dan al conjunto un ambiente muy decadente.

Pero continuemos con nuestra misión. Ahora podemos escoger hablar con los invitados para intentar sonsacarles algo de información... aburridos de tanta charla probamos a matar a un guardia, ¡craso error! En cuanto encuentran el cuerpo el resto de miembros de seguridad no tardan en patrullar la casa, por lo que debemos escondernos hasta que todo se halla calmado un poco.

GAMESCOM: Dishonored y Lady Boyle

Seguimos explorando la mansión y recopilando información, saqueando armarios, leyendo libros o completando misiones secundarias que teníamos pendientes. Por fin descubrimos que, al saltar la alarma, todas las damas, incluida Lady Boyle, se han resguardado en una habitación cerrada con llave (la cual no resulta nada fácil conseguir), sin embargo al final terminamos accediendo a la sala y cumpliendo con nuestro deber.

Ésta es sólo una de las forma en las que podremos completar esta misión, un simple reflejo de lo que será el juego completo y la libertad que tendremos a la hora de jugar como más nos guste.

Lecturas recomendadas