Reportaje

Héroes del cine de acción polémicos

Por Álvaro Alonso
-

¿Qué fue de Steven Seagal? ¿Y de Hulk Hogan? ¿Apuñaló el Power Ranger Rojo a su compañero de piso? ¿Por qué aparece Jean-Claude Van Damme en un episodio de Pequeño Pony? Destapamos las oscuras polémicas que rodean a algunos de los más famosos héroes de acción. Porque no todo brilla eternamente...

Héroes de acción y polémica. Ambos términos van de la mano más a menudo de lo que nos gustaría. Los años 80 pasarán a la historia como la época dorada del cine de acción: Terminator, Alien, La Jungla de Cristal, Indiana Jones, el Último Gran Héroe de Acción, Rambo... La lista de películas gloriosas es apabullante, casi tanto como la fama que se ganaron sus actores protagonistas gracias a ellas. Pero ya lo dice el dicho: todo lo que sube, baja. Y aunque muchos han conseguido mantenerse en el estrellato ocupando altos cargos (sí, ya sabéis a quién nos referimos), otros han terminado vendiendo su alma al diablo por un poco de fama o, en el peor de los casos, en los tribunales. Os presentamos algunos ejemplos de casos surrealistas y polémicos relacionados con los héroes del cine de acción más famosos..

Hola, mi nombre es Dios y he venido a machacarte

Mientras Chuck Norris se iba labrando una reputación a base de chistes y patadas voladoras, el bueno de Steven Seagal nunca llegó a cuajar del todo entre el público... Quizás porque el 90% de sus cintas tienen ese tufillo a película de sobremesa que tan poco nos gusta. Puede que por ese motivo, o simplemente porque tanta torta le causó algún problema cerebral, Steven aseugró durante una entrevista ser el mismísimo Dios. Y a ver quién tiene lo que hay que tener para decirle que no es así...

Hulk Montana

Hulk Hogan

Probablemente esto no necesita explicación, pero aún así, allá va: Hulk Hogan es un tipo duro, fuerte, musculoso, grandote, hipervitaminado... (rellenad la lista con todos los apelativos que se os ocurran relacionados con el mundo de los esteroides) que por si no fuera suficiente con su aspecto físico, se autodenominó 'Hulk' para dejarlo todavía más claro. Tras convertirse en un luchador de renombre de la WWF (la actual WWE) y protagonizar series de acción explosivas, Hulk fue perdiendo fuelle poco a poco hasta... Bueno, hasta que decidió parodiar a Miley Cyrus montado en una bola de demolición con poca ropa. Una imagen capaz de poner los pelos de punta hasta a un calvo.

"¡Obtengo todo mi poder de las barritas energéticas!"

M.A., ¡tú también no! El carismático miembro del Equipo A cambió las dominadas por chocolatinas y las ametralladoras pesadas por kilos de más. Pero la cosa no acabó ahí: Mr. T pasó a prestar su imagen a World -atrapavidas- of Warcraft y dentro de poco le veremos en I Pity the Fool, un programa soibre demolición de viviendas. Vaya, parece que las chocolatinas no le han ablandado ni un ápice.

Power Ranger, o la esperada ineptitud de la discordancia

Y luego están los héroes que, por algún motivo, siguen interpretando su papel de guerreros místicos fuera de la serie. Tal fue el caso de Ricardo Medina Jr., ex-Power Ranger Rojo, que en un arrebato de ira apuñaló a su compañero de piso con una espada. Medina fue detenido, para posteriormente ser puesto en libertad sin cargos. ¿Final feliz?

Cómo vender tu alma al diablo, por Jean-Claude Van Damme

De Soldado Universal a villano de los Mercenarios 2, y de villano a protagonista de Pequeño Pony. Jean-Claude Van Damme tomó hace un apr de meses la que probablemente sea la peor/mejor decisión de toda su carrera: grabarse en distintas situaciones con un croma de fondo para que todo el que lo desee utilice su imagen. Verle en Pequeño Pony ha sido lo más surrealista (que no bizarro) de toda su carrera, pero sabemos que esto puede dar mucho, muchísimo más de sí. ¡Venga Internet, tú puedes!

Mad Mel 2: El "bocas" de la carretera 

Terminamos con un clásico entre clásicos: Mel Gibson, alias Mad Max, alias Braveheart, alias Arma Letal, alias declaraciones en contra de los homosexuales en El País. Esto sucedió hace ya bastantes años (allá por 1991) y Gibson ha pedido disculpas en varias ocasiones (alegando que se había pasado con el vodka), pero, como él mismo dijo, es una de esas frases que vuelven continuamente para morderte en el culo.

Os hemos mostrado un par de ejemplos y ahora... Es vuestro turno. ¿Quiénes son los héroes cuyos pósters cubrían las paredes de vuestras habitaciones y ahora descansan en lo más hondo de un cajón... O en la papelera? Al hilo de la polémica, no olvidéis echar un vistazo a nuestro reportaje con las 10 portadas más polémicas del cómic.

Lecturas recomendadas