Reportaje

La historia de Death Note

Por Thais Valdivia
-

Dentro de la lista de los mejores manganimes de los últimos años nunca falta la historia de cierto cuaderno de muerte que cayó a la Tierra debido al aburrimiento de un Shinigami adicto a las manzanas.

Como muchos sabréis, este fin de semana se está celebrando en la Ciudad Condal la vigésima edición del Salón del Manga de Barcelona. Este año una de las personalidades que ha firmado autógrafos y ha estado junto a sus fans ha sido Takeshi Obata, uno de los dos autores de una obra que mucho conoceréis: Death Note. Y es que la historia del Cuaderno de Muerte ha logrado traspasar todas las fronteras habidas y por haber gracias a su trepidante historia, a sus personajes bien modelados y al simbolismo que rodea la obra en todo momento. Por ello, hemos decidido que esta semana el reportaje tiene que estar protagonizado por este proyecto que comenzó por el aburrimiento de un obstinado Light y un hambriento Ryuk.

La persona cuyo nombre quede escrito en este cuaderno, morirá

Light Yagami es un estudiante de 17 años que es considerado como uno de los más inteligentes de Japón. Debido a la vida tan monótona y anodina que lleva, el "pobre" está tan aburrido que no encuentra nada con lo que pasar el rato. Un día, mientras está distraído en clase, observa por la venta cómo cae al patio del instituto un extraño objeto. Al salir, inmediatamente va a averiguar lo que es y se encuentra con una libreta en cuya portada rezan las palabras Death Note. Cuando llega a casa empieza a leer con interés y escepticismo las instrucciones de dicho objeto, en las cuales se afirman que si escribes el nombre de una persona en sus páginas, esta fallecerá de un fallo cardíaco a los cuarenta segundos si previamente no se especifica la causa de la muerte.

Tras demostrar la veracidad del cuaderno, Light comienza a tomarse la justicia por su mano para castigar sin perdón a todos los criminales del mundo junto al shinigami Ryuk, quien ha bajado a la Tierra para observar cada paso que da el "Dios del Nuevo Mundo".

En otra parte del mundo, los dirigentes de los países no saben qué es lo que está ocurriendo, ya que cientos de individuos están pereciendo en sus instituciones penitenciarias. Este extraño suceso despertará la curiosidad del detective L, quien se presenta ante dichos dirigentes para confirmarles que se podrá al frente de este caso. Este "dulce" detective no le pondrá las cosas fáciles al joven Yagami.

Tsugumi Ohba (historia) y Takeshi Obata (dibujo) son los autores que firman Death Note, manga que comenzó a publicarse en las páginas de la revista Weekly Shōnen Jump (Shueisha) en diciembre de 2003. Tres fueron los años que permaneció en activo, por lo que la historia del Cuaderno de Muerte llegó a su fin en mayo de 2006 tras la salida al mercado del último volumen, el doce. En diciembre de dicho año, los nipones pudieron hacerse con un decimotercer tomo que, en lugar de traer mala suerte, incluyó numerosa y valiosa información acerca de este manga. Hablamos del Death Note 13: How to Read. Posteriormente, en 2011, Death Note se recogió en seis tomos dentro de la versión Black Edition que posee páginas a color.

Esta no fue la primera vez que Death Note apareció en el panorama del manga, pues un capítulo piloto fue editado previamente. Este está protagonizado por un chaval que se topa con la Death Note y que comienza a desentrañar todos sus secretos junto a Ryuk. Entre ellos destaca el Death Eraser, una goma de borrar muy especial que puede revertir los efectos de la Death Note. En la versión final de la serie no se introdujo este elemento. Si hubiera estado en la trama principal quizá las cosas hubieran sido bien diferentes.

Un universo tan rico e interesante como el de Death Note también apareció en el mercado de las novelas ligeras. La primera de ellas, Death Note Another Note, es una precuela en la que Mello narra el primer encuentro de L con Naomi Misora durante un importante caso que tuvo lugar en Los Ángeles. L: Change the World, por otro lado, es una novela que adapta el live-action del mismo nombre pero con algunos cambios para aligerar la narración.

La oscura trama, toda la simbología acerca de la muerte, los shinigamis y demás elementos sobrenaturales que convirtieron al manga en un completo éxito, pronto llegaron a la pequeña pantalla en formato de adaptación animada. Tetsurō Araki fue el encargado de dirigir el anime de Death Note, el cual se emitió en televisión del 3 de octubre de 2006 al 26 de junio de 2007. Treinta y siete episodios que adaptan fielmente el manga original. Es en el último episodio donde vemos que los encargados de la serie no tomaron como referencia la trama de Ohba y Obata, pues lo que ocurre en los últimos minutos de metraje poco o nada tienen que ver con lo que ocurre en las páginas finales del manga. Esto, lejos de parecer algo malo, le da un toque diferente, pues la conclusión del anime es, en cierta medida, más simbólico y nostálgico. El del manga es oscuro y cruel.

A modo de recopilatorio, los treinta y siete capítulos del anime se recopilaron en dos películas para televisión. Death Note: Relight: la visión de un dios y Death Note: Los sucesores de L muestran los acontecimientos más importantes de toda la serie. Pero eso no es todo, pues se añadieron escenas inéditas con las que tener una versión más completa de todos los hechos. En la primera de las dos películas muchos serán los que le cogerán manía a Light por cierto acto que comete. Ya lo veréis.

El género live-action recibió con los brazos abiertos a Light y compañía. Las dos primeras películas (Death Note y Death Note: The Last Name) estuvieron dirigidas por Shūsuke Kaneko, mientras que la tercera (L Change the World) fue obra de Hideo Nakata. Si bien se tomaron la historia original con bastante libertad, lo cierto es que es bastante curioso ver cómo se ha adaptado esta historia con actores reales. Una curiosidad más dentro del mundo Death Note.

En lo que respecta a los videojuegos, encontramos hasta tres títulos diferentes, todos para la consola Nintendo DS. Death Note Kira es un título donde tenemos que escoger a quién manejar: Light o L. Dependiendo de nuestra elección tendremos fases diferentes en las que nuestra misión es desenmascarar al contrario. El siguiente, Death Note: Successors to L, sigue la estela del anterior. Así, tenemos que elegir entre Mello o Near. Por último, en L the proLogue to DEATH NOTE -Rasen no Wana-, nos ponemos en la piel de un agente del FBI novato que despierta en un hotel y tiene que escapar de allí con la ayuda de L. 

Death Note en España

El fenómeno Death Note llegó con la publicación del primer volumen en 2006 bajo el sello de la desaparecida editorial Glénat. Posteriormente, y tras haber editado el resto de tomos, Glénat trajo a nuestro país las dos novelas ligeras y el ansiado How to Read. Así, los usuarios españoles pudimos hacernos con toda la colección.

Lamentablemente, en septiembre de 2012, la editorial nipona Shueisha rompió su contrato con EDT (nombre que adoptó Glénat tras desligarse de la empresa francesa) y los derechos de la serie se quedaron en el aire hasta que Norma Editorial se hizo con ellos. Fue esta última editorial la que publicó la revisión del manga, Death Note Black Edition, que recoge la obra en seis tomos e incluye páginas a todo color, tal y como hemos mencionado antes. Asimismo, este fin de semana se han lanzado los dos primeros tomos de la versión tankōbon para aquellos que no quieran gastarse más de la cuenta en la Black Edition y que ya no encuentren la edición de Glénat. Según comentaron los responsables de Norma Editorial, próximamente se lanzarán de nuevo las novelas ligeras y el tomo trece. De momento se desconoce la fecha de salida.

La serie de animación, por su parte, fue licenciada por la editorial Selecta Visión, la cual la lanzó en diferentes packs en los que se incluían unas figuras de colección de los protagonistas. Con el paso del tiempo, Selecta relanzó la obra en una edición integral en la que se pueden encontrar los treinta y siete episodios y el episodio especial La Visión de un Dios. Lamentablemente, no podemos encontrar en castellano Los Sucesores de L. Asimismo, y tras la confirmación de la licencia, Death Note se dobló al castellano y al catalán y se emitió en televisión a partir del año 2008.

Los live-action de la serie también han llegado en nuestro país, por lo que es bastante fácil hacerse con ellos. No obstante, desde el pasado 15 de octubre se puede encontrar la reedición de Death Note y Death Note: El último nombre gracias a Savor Emon.


Death Note es una obra altamente recomendable, ya que sorprende desde el inicio hasta el final, pasando por determinado momento en el que muchos desearon dejar la serie a medias pero no pudieron porque querían saber cómo terminaba todo. Traiciones, jugarretas, acción y deducciones de alto nivel son algunas de las cosas que se pueden encontrar tanto en el manga como en el anime. En definitiva, una obra que, si bien no es conocida por sus combates cuerpo a cuerpo, sí será recordada por todos los otakus con cariño y respeto.


Tenemos muchas otras recopilaciones de mangas y animes. Aquí las tenéis las más recientes:

Lecturas recomendadas