GI JOE REPORTAJE SOBRE LA COLECCION DE FIGURAS
Reportaje

Historia de los juguetes de GI Joe - ¡Un fenómeno de los 80 y 90!

Por Benjamin Bruna
-

Continuamos nuestro recorrido por las colecciones de figuras de acción mas famosas y míticas de los años 80 y 90. Tras viajar a otros mundos con Secret Wars y recorrer las alcantarillas con las Tortugas Ninja es el momento de luchar contra Cobra junto a los G.I.JOE

G.I. Joe fue, es y será una de las colecciones estrella del mundo de las figuras de acción. Si en 1987 te sentabas a ver la tele con tu bocadillo de Nocilla, lo mas seguro es que lo hicieras con alguna de sus figuras en la mano. Los G.I. Joe (o jijoe como gustaba llamarlos a las madres) fue la colección de figuras de acción a escala de diez centímetros que sustituyó a Star Wars en el corazón y las horas de juegos de los que fuimos niños desde mediados de los años 80 hasta mediados de los años 90.

A principios de los años 80, en la sede de Hasbro, una de las empresas jugueteras mas importantes del mundo, decidieron recuperar una de aquellas licencias que antaño les había dado un gran numero de beneficios, G.I. Joe. Pero en vez de apostar por reutilizar el material anterior en una especie de reedición, debido al éxito de las figuras de Star Wars de Kenner, se decidió apostar por el tamaño de 3 3/4 pulgadas (10 centímetros). Bajo el nombre en código Blast Off se comenzó el desarrollo de las primeras figuras y vehículos. Sería el inicio de una de las colecciones mas largas de la historia.

Si algo hay que destacar de las figuras de Hasbro, es sin duda la revolución que supuso su sistema de articulaciones. Hasta entonces, el número máximo de articulaciones de una figura de la época eran cinco, solo una más que los Playmobil. Los diseñadores fueron un paso mas allá y decidieron articular también los codos, la cintura y la rodilla, en una primera revisión se añadió también el antebrazo. 

Una de las mayores satisfacciones al sacar la figura de G.I.Joe de su blister (de su cartón, que nos hemos vuelto finos con los años) era la de ver como por fin había un juguete que podía coger su arma con dos manos, ponerse de rodillas y elegir qué accesorios les ponías y cuáles no. Ese fue el segundo gran acierto: los mochilas, cascos y otros complementos no estaban integrados en la propia figura. Eran accesorios de quita y pon que a la larga podían llevar a vivir momentos de autentica pesadilla cuando no encontrabas alguno, sabiendo que había sido pasto del aspirador de tu madre. Un momento traumático, y que siempre sale en las conversaciones entre coleccionistas.

La verdad es que no era fácil decidirse por un personaje en concreto cuando las estanterías de jugueterías y grandes almacenes estaban llenas de ellos. Lo que hoy se llama arte, en aquella época lo llamábamos dibujos y era en parte el culpable de la decisión de cual era el afortunado G.I. Joe o Cobra que se iba a ir para casa tras pulirte tus ahorros. Y es que esas ilustraciones, en gran parte debidas al artista americano Héctor Garrido, eran capaces de trasladarte al mundo de personaje, de imaginarte su personalidad y de darle carisma. 

Ademas de las ilustraciones, otro factor importante era la biografía del personaje que encontrábamos en la parte posterior del cartón. Ojo, hoy en día vivimos en un mundo en que esas lineas seguramente serian escritas por el becario del departamento de marketing a modo de “te comes tú el marrón” pero con G.I. Joe no fue así. Esas biografías fueron escritas por Larry Hama, el guionista titular de la serie de cómics de G.I. Joe. Otra muestra mas del cariño e importancia de la colección para Hasbro.

Como todas las colecciones de esos maravillosos años, los Joes tuvieron su propia serie de televisión y su colección  de cómics. Mientras que la serie de televisión estaba dedicada al publico mas infantil, los cómics estaban orientados a jóvenes y adultos. En España pudimos disfrutar de la serie gracias a Telecinco. Todavía recuerdo vivir el día que estrenaron la película como un gran evento. Y por otro lado, los cómics llegaron de la mano de Forum, aunque lamentablemente y después de varias etapas se terminaron cancelando.

Una vez mas, la serie y los cómics de G.I. Joe fueron los culpables de que nuestras infantiles cabezas nos dieran la vuelta a mas de uno. En ambos formatos veíamos personajes geniales que eran imposibles de conseguir en España. Como era habitual, aquí no llegó la colección completa de figuras. Una muestra de ello es la primera oleada que se presentó en nuestras jugueterías: fue escogida con tan poco criterio que casi se podría decir que fue al azar. Esta decisión nos privó de tener en un primer momento al Comandante Cobra (reconócelo, después de leer su nombre estas imitando su voz) Destro, Zartan, La Baronesa, Scarlett, Duke y otros de los personajes protagonistas de ambos bandos. Eso sí, nos trajo una de las figuras mas míticas y que a día de hoy sigue siendo una de las mas buscadas: la primera figura de Ojos de Serpiente (en realidad se trata de la segunda versión, pero es mejor no entrar en esos líos).

PRIMER SURTIDO FIGURAS ESPAÑOLAS GIJOE HASBRO

Dejando de lado las decisiones comerciales, y volviendo a la propia colección, no hablar de los vehículos sería peor que un mundo dominado por Cobra. Adaptar el tamaño de las figuras permitió abrir el abanico de posibilidades para los vehículos, aviones, hovercrafts, motos, trineos, jeeps e incluso un portaviones (que por supuesto aquí ni asomó la proa), los cuales formaban parte de los ejércitos de G.I. Joe y Cupra

Vehículos tan míticos como el B.A.L.L.E.N.A, el Night Raven, La Maquina de Truenos, el T.A.P.A o incluso la base móvil de G.I, Joe formaron parte de las cartas a los Reyes Magos de aquellos años y también se dejaron ver por mas de una Comunión o cumpleaños. Es muy difícil concebir esta colección sin ellos y sus infinitas posibilidades de juego. Seguro que vosotros también teníais vuestro favorito, o esa espinita clavada porque nunca llegó.

Hay sublíneas como Tiger Force, con figuras exclusivas para el mercado europeo, o la Sky Patrol, que tuvieron buena acogida e incluso a día de hoy las figuras de la segunda oleada de Tiger Force están muy buscadas por los coleccionisas. Ahora bien, como ya ocurrió con colecciones de las que ya hemos hablado por aquí como Secret Wars o Tortugas Ninja, entrados los mitad de los años 90 la colección entró en una espiral de decadencia.

Hasbro puso el punto y final a la colección clásica en 1994, una decisión seguramente provocada por la caída de ventas debida a la caída de popularidad y al auge de los videojuegos. Aunque años después G.I.Joe ha vuelto a las jugueterías, nunca lo ha vuelto a hacer con la misma fuerza que en los años 80. Aunque han hecho sus pinitos en el cine con G.I. Joe y G.I. Joe: La Venganza y hoy en día se siguen publicando sus cómics, nunca mas han vuelto a tener la fuerza que tuvieron antaño. Incluso la linea de Sideshow Collectibles terminó por ser cancelada o por lo menos lleva mucho tiempo sin novedades. Los cómics también tuvieron una segunda oportunidad en España gracias a la editorial Recerca, que llegó a publicar la maravillosa G.I. Joe Reloaded y algunos tomos de la Biblioteca G.I.Joe

Si has llegado hasta aquí es porque en algún momento de tu vida, al igual que yo fuiste o sigues siendo fan de G.I. Joe. Estad atentos a Hobby Consolas, pronto tendremos alguna sorpresa mas relacionada con el coleccionismo de G.I. Joe. Solo me queda despedirme como lo haría el Sargento Thunder de los cómics de Forum, diciendo aquello de ¡¡Saludos Marciales!!

Lecturas recomendadas