Reportaje

La historia de la serie Animal Crossing

Por Rubén Guzmán
-

Hoy un fenómeno de masas pero, ¿cómo nació la saga? ¿Cuántas entregas tiene? Esta es la historia del pueblo más famoso de las consolas (con permiso de Silent Hill).

Made in Nintendo

En 2001, estaba ya claro que Nintendo 64 había perdido la “guerra de las consolas” contra Sony PlayStation. Pero, a pesar de todo, la consola de 64 bits no podía considerarse un fracaso: sus 35 millones de unidades vendidas en todo el mundo eran una difusión estimable. Y, sobre todo, por sus circuitos había pasado un puñado de grandes juegos exclusivos...y tres joyas jugables destinadas a grabarse para siempre en la memoria de millones de jugadores y de muchos creadores de juegos, influidos para siempre por ellos: Super Mario 64, The Legend of Zelda Ocarina of Time y 007 Goldeneye. Por lo tanto, el prestigio de Nintendo como creadora de juegos estaba en lo más alto, y el anuncio de un nuevo título desarrollado por Nintendo EAD y que prometía ser una experiencia completamente distinta generó una enorme expectación. Se trataba de un título llamado Animal Forest (Dōbutsu no Mori en japonés) e iba a inaugurar un nuevo género que, misteriosamente, Nintendo llamaba “Comunicación”.

Animal Forest  salió en Japón el 14 de abril de 2001 en formato cartucho para Nintendo 64. Su productor fue Takashi Tezuka y sus directores Katsuya Eguchi y Hisashi Nogami. Y el título cumplió la promesa de ser diferente: tomábamos el papel de un humano que se trasladaba a vivir a un pueblo habitado por animales con los que tenía que convivir y relacionarse, siendo la clave para prosperar el llevarse bien con ellos (lo cual también significaba ganar bayas para comprar cosas). Pero lo realmente revolucionario era la sensación de paso del tiempo, porque en nuestro pueblo se vivía en tiempo real: siempre que encendíamos la consola, en el juego era el mismo día y la misma hora. Los personajes tenían sus rutinas, las tiendas solo abrían en horario comercial y las fechas señaladas, como la Navidad, se celebraban también en el pueblo del juego.

El juego salió ya en la última etapa de N64, pero Nintendo estaba segura de que su potencial era enorme y, por ello, lanzó sólo unos meses después, el 14 de diciembre de 2001, una nueva versión para GameCube con extras y novedades. Esta versión es la que llegó ya a occidente con el nombre de Animal Crossing y, desde entonces, Nintendo ha lanzado una nueva entrega del juego para cada nueva consola. Cada una con más éxito que la anterior, hasta llegar al actual Animal Crossing New Leaf, que ya ha vendido más de 3 millones de copias en Japón y que aquí, a partir del 14 de junio, será un éxito seguro.

Los Juegos

Animal Crossing  (GameCube; 2004 en Europa)

 

Esta primera entrega ya incluía todas las mecánicas básicas de las serie. Llegábamos al pueblo en tren y Tom Nook nos vendía una casa a cambio de que trabajáramos para él. Los recados que nos mandaban era un perfecto tutorial para que aprender a jugar: cazar insectos, pescar, recoger fósiles (el componente de coleccionismo del juego siempre ha sido muy importante)… y, sobre todo, relacionarnos con los vecinos, cada uno con su personalidad: tener detalles con ellos, escribirles cartas o hacer caso a sus peticiones era la manera de progresar en el juego. Además, decorar y ampliar tu casa era también una parte importante. El sistema de juego en tiempo real resultaba novedoso y sorprendente: como en el mundo real, celebrábamos fiestas, veíamos los cambios de clima según la estación y disfrutábamos de gran cantidad de acontecimientos que solo pasaban en días y a horas concretas. La posibilidad de coleccionar (y jugar) cartuchos de NES era una característica maravillosa que no se mantuvo en posteriores capítulos de la saga.

En España, el juego llegó acompañado de una tarjeta de memoria para GameCube, porque los datos la ocupaban entera, y perfectamente traducido al castellano, con el sentido del humor blanco e irónico que se ha mantenido en toda la serie.


Animal Crossing Wild Word (DS, 2006)

 

La entrega para Nintendo DS era esperadísima, porque la portátil de Nintendo se había convertido en un auténtico fenómeno gracias a su pantalla táctil. Por ello, aunque el desarrollo del juego se mantuvo casi intacto, el control estaba completamente adaptado a este sistema: la acción se desarrollaba en la pantalla inferior y con el stylus no sólo manejábamos menús, sino que también desplazábamos a nuestro personaje e interactuábamos con objetos o vecinos. En la pantalla superior, cuando estábamos en el exterior, veíamos un bonito panorama del cielo (y las constelaciones de noche).

Además se aprovechaban al máximo la conexión a Internet vía Wi-Fi de Nintendo DS, permitiéndonos intercambiar objetos, visitar los pueblos de otros jugadores (siempre que nos intercambiaramos códigos de amigo) e incluso comunicarnos mediante chat de texto. Como curiosidad, decir que fue el primero en añadir el horizonte curvo tan característico.

Animal Crossing Let´s Go to The City

La entrega de Wii fue, quizá, la menos revolucionaria, pero aún así añadió cosas interesantes. El desarrollo se mantuvo prácticamente intacto (acción en tiempo real, relaciones con los vecinos, comercio, coleccionismo, decoración de tu casa), adaptado al control con nunchako y el mando de Wii, que servía como puntero. De nuevo podíamos visitar los pueblos de nuestros amigos vía Wi-Fi online , aunque ahora los chats eran de voz, gracias a Wii Speak, periférico incluido con el juego. La conexión online se aprovechó también para realizar subastas de objetos. Y, además, se añadió un nuevo escenario: una ciudad con establecimientos como una peluquería, una boutique o un teatro.

El presente es New Leaf

El 14 de junio podrás ya hacerte con Animal Crossing New Leaf para 3DS. Para saberlo todo del juego no dejes de visitar nuestro especial. Con novedades tan interesantes como la posibilidad de hacer de alcalde de tu pueblo y más conectividad que nunca, esta puede ser la mejor entrega hasta la fecha. ¡Tu nueva vida virtual está a punto de empezar!

Lecturas recomendadas