For Honor
Reportaje

For Honor - Impresiones tras jugar con la beta cerrada

Por Daniel Quesada
-

Se acerca el lanzamiento de For Honor pero, antes de cercenar miembros de forma definitiva, hemos podido acceder a la beta cerrada del título. ¡Disfrutad del multijugador, por Odín!

El acero ha chocado y la sangre ha manado este fin de semana, gracias a que Ubisoft nos ha permitido jugar a la beta cerrada de For Honor. Tras varias semanas en las que hemos visto un goteo de detalles sobre este título multijugador, había ganas de desenvainar con su verdadera esencia.

Para los que no lo conozcáis, For Honor es un título que nos permite elegir entre diferentes "tribus" guerreras (samuráis, vikingos y caballeros, aunque esperamos que se anuncien nuevas vertientes en el futuro) para enfrentarlas con toda clase de distribuciones: desde duelos 1 contra 1 hasta épicas batallas multitudinarias en las que importa tanto conquistar territorios como eliminar a tantos rivales como sea posible. La diferencia con juegos masivos tipo Dynasty Warriors es que en esta ocasión hay que ser muy precisos con los estocadas: cuando estamos frente a un rival, podemos atacar por la izquierda, la derecha o arriba.

Si el rival es capaz de reaccionar y cubrirse, el choque de la espada con el escudo nos hará perder un poco de energía y contundencia. Dado que hay ataques fuertes pero lentos y leves pero rápidos, la combinación de estos con otros trucos como fintas o impactos para desequilibrar dan pie a duelos muy intensos. Aquí no vale con aporrear botones: además de rápidos, tenemos que ser verdaderos estrategas si queremos cercenar la cabeza de nuestro rival.

La beta cerrada se centró en los aspectos multijugador de For Honor y nos permitió jugar con 3 modos: 

For Honor - Beta
  • Duelo es, básicamente, un enfrentamiento 1 contra 1 al mejor de 5 rondas. Sin distracciones: tienes a tu rival delante y has de ser más hábil que él.
  • Pelea enfrenta a dos equipos de dos guerreros. Si eliminamos al guerrero que tenemos delante, podemos acudir en ayuda de nuestro compañero para que sean los dos miembros de nuestro equipo los que machaquen a un pobre rival.
  • Dominio es el modo más complejo y también el más espectacular. 2 equipos de 4 jugadores han de competir por conquistar 3 territorios de un mapa, al estilo Rey de la Colina. Tanto conquistar territorios como eliminar enemigos nos da puntos, de tal forma que si un equipo sobrepasa los 1000 puntos, los rivales pasarán a la retirada. En ese momento, los 4 jugadores del equipo perdedor no pueden resucitar si mueren. Si acabamos con los 4, ganamos la partida. Pero ojo, se puede dar la vuelta a la tortilla en muchas ocasiones. Por ejemplo, aunque los rivales ya estén en retirada, si reconquistan los diferentes territorios o eliminan a suficientes jugadores del otro bando, pueden volver a tomar la delantera y seremos nosotros los que pasaremos a estar en retirada.

En esta última modalidad podemos usar las proezas, unos movimientos especiales que nos pueden dar ventajas puntuales (una lluvia de flechas, sanar a los aliados caídos más rápido, etc), además del modo Venganza: si somos golpeados muchas veces, podemos entrar a un estado especial en el que hacemos mucho más daño.

Al margen de todo esto, durante las partidas de Dominio tenemos a decenas de soldados de ambos ejércitos intentando ayudar (son controlados por la consola, claro). Estos resultan mucho más fáciles de eliminar, pero la recompensa por derrotarlos también es menor. Acabar con ellos es importante para dominar la zona central de cada mapa.

En cuanto a los personajes que podemos seleccionar, la beta de For Honor nos presentó a 9 (de nuevo, entendemos que habrá más en el futuro), con 3 para cada bando. Cada personaje mostraba unos puntos fuertes: los hay que contraatacan mejor, hay una lancera que es más efectiva a larga distancia, etc. Además, podemos irlos subiendo de nivel y equiparlos con mejores armaduras (hemos de ganar acero para ello) o proezas.

El otro gran apartado que hemos podido disfrutar es la Guerra de Facciones: a lo largo de las temporadas (que duran varios días), participaremos en una especie de gigantesco Risk en el que varios territorios del mapa son conquistados por una de las 3 facciones. Tendremos que pelear mediante alguno de los 3 modos de juego, para recuperar o robar el territorio que toque. Si aumentamos nuestro dominio, desbloquearemos nuevo equipamiento para nuestra facción y los mapas mostrarán nuestros estandartes. Como si de una serie bélica se tratara, al comienzo de cada temporada veremos un resumen de los momentos más épicos vistos en la anterior.

For Honor - Beta

Después de haber quedado un poco decepcionados con el forzado Modo Historia de For Honor, tenemos que reconocer que el multijugador sí nos ha parecido más atractivo. Enfrentarte al ingenio y la picardía de otros humanos (aunque, todo sea dicho, estos modos también se pueden disfrutar en solitario, contra IAs) en duelos tan "cercanos" es muy emocionante. Si estáis acostumbrados a los juegos tipo musou, este enfoque os puede parecer algo lento y complejo, pero se le pilla el truco en unos minutos.

Ahora bien, dentro del modo Dominio hay que andar con mil ojos, ya que en plena batalla multitudinaria podemos estar encebrados en eliminar soldados secundarios y que llegue un rival por detrás y nos dé para el pelo. Es importante estar pendientes del minimapa para controlar a los rivales más próximos o detectar si un aliado necesita nuestra ayuda.

For Honor - Beta

En cuanto al nivel técnico, es cierto que ni siquiera en PS4 Pro (que es donde lo hemos probado) se superan los 30 frames por segundo, pero a cambio el nivel de detalle y espectacularidad gráficos son altísimos. Desde luego, resulta impactante cuando rematamos un duelo on una ejecución en un plano corto. Los tiempos de carga antes de las partidas de domino todavía necesitan un hervor, pero no hay que olvidar que aún estamos en fase beta.

En definitiva, después de cierto planchazo con la experiencia en solitario, nuestras expectativas hacia For Honor han vuelto a subir y, desde luego, tenemos claro que es en la experiencia multijugador donde se disfrutará más, una vez llegue el título este 14 de febrero. Solo falta que incluyan un bando de celtíberos para dar caña y ya lo bordan.

Lecturas recomendadas