Reportaje

Impresiones de Bayonetta (y Bayonetta 2) para Wii U

Por Alberto Lloret
-

Bayonetta, el  primer hack’n slash protagonizado por la carismática bruja, también va a llegar a Wii U este mismo mes de octubre, tal y como se anunció en el pasado E3. Y tras la feria, nos hemos puesto al gamepad para probarlo a fondo…

El Showroom de Nintendo en Madrid ha acogido todas las novedades que la compañía de Kyoto presentó en la pasada feria E3, desde Super Smash Bros a Yoshi’s Wolly World o el divertido Splatoon. Pero de entre todos ellos, una de las exclusivas más atractivas sigue siendo Bayonetta 2 y, más desde que se anunció que la primera entrega también va a llegar a Wii U. Con ambos hemos podido jugar y estas son nuestras impresiones actualizadas…

Impresiones de Bayonetta:

La demo del E3 solo contaba con un pequeño segmento del capítulo I, incluyendo el combate contra el mid-boss Beloved, pero ha sido más que suficiente para comprobar que  el juego ha tomado como base la versión de Xbox 360 (aparte de moverse a 60 fps, luce mejor que en PS3 y con tiempos de carga inexistentes, aunque se trata de una demo instalada en el disco duro y todo esto puede variar). Todo lo que conocemos del juego original estaba ahí, y funcionando tan bien como siempre, desde el “tiempo bruja” que se activa al esquivar un ataque en el momento justo a las escenas “Climax”, las torturas, los combos o el sistema de puntuación (plata, oro, platino…) de cada sección.

En este sentido cabe destacar el trabajo de Bee Tribe, el pequeño estudio de Osaka que bajo la supervisión de Hideki Kamiya (el director del Bayonetta original) y la dirección de Isao Negishi, se está encargando de portarlo a Wii U. La fidelidad gráfica, la velocidad de los combates, la fluidez… todo está tal cual lo recordábamos en la versión de Xbox 360. Solo se le puede reprochar que tiene algo más de dientes de sierra en el modelo de la bruja, pero, de nuevo, se trata solo de una demo y pueden cambiar mucho las cosas de cara al lanzamiento del juego.

En cualquier caso, la demo contaba con 3 partidas guardadas, y cada una de ellas se correspondía con uno de los nuevos trajes exclusivos anunciados para Wii U,  que sin duda van a ser uno de los grandes aciertos de esta versión (además de ser un excelente homenaje a algunos personajes clásicos de Nintendo). Todos ellos modifican de forma visual el aspecto de Bayonetta y algunas de sus habilidades (pero solo de forma estética, no sus efectos), al tiempo que cambian otros elementos, efectos de sonido…

Empezamos nuestro primer contacto con estos trajes eligiendo al personaje “menos” atractivo de todos: Peach. Enfundada en su vestido de princesa, Bayonetta contará con algunos detalles curiosos, como “invocar” a Bowser para que con sus enormes manos y pies aplaste a los enemigos en los combos o  incluso equiparse unos patines para deslizarse más rápidamente por el escenario, sin olvidar que los enemigos sueltan monedas, en lugar de aros dorados. No contentos con eso, en segundo lugar probamos a Bayonetta en su versión Link (de la serie The Legend of Zelda).

Vestidos de verde y con capucha, cambian muchas más cosas en el juego. Para empezar, contamos con la espada Maestra, con la que podemos realizar algunos demoledores ataques al tiempo que escuchamos los característicos gritos de Link (prestados de A Link To The Past). Los enemigos derrotados dejan caer rupias y algunos efectos de sonido típicos de la Zelda, como la fanfarria al abrir los cofres, también se asoman al mundo de Bayonetta mientras llevamos el disfraz de Link.

Por último, probamos el traje de Samus Aran, de la saga Metroid, con el que también podemos disfrutar de algunos guiños y curiosidades. Para empezar, a la hora de disparar, en lugar de las pistolas de Bayonetta utilizamos el cañón de su antebrazo, sin olvidar otros detalles, como poder subir y bajar la visera del casco en las escenas de vídeo (sí, en otras palabras, podremos hacer el chorra con esta función).

Platinum Games, además, ha confirmado que estos extras no son los únicos añadidos que tendrá el port de Wii U, y que aún quedan algunas cosas más que desvelar. Sea como fuere, todo parece apuntar a que, como en el caso de Bayonetta 2 todo el contenido estará en el disco, que no habrá DLC posterior… aunque Platinum aún tiene que confirmar que será igual con estos trajes. De ser así, y a falta de ver lo que queda por anunciar, parece claro que Wii U va a tener la mejor y más completa versión del Bayonetta original, uno de los mejores hack’n slash disponibles en Xbox 360 y PS3.

Impresiones de Bayonetta 2

Aparte del primer Bayonetta, también hemos podido volver a jugar con la secuela, en su versión demo del pasado E3, que contaba con 3 niveles distintos: el visto en el E3 de 2013 (y que estuvo en forma jugable hasta en Madrid Games Week) y dos completamente nuevos. La tónica de los nuevos sigue a pies juntillas lo visto hasta ahora: un desarrollo tan vertiginoso como espectacular, repleto de combates contra mid bosses y enemigos finales, humor socarrón…

En lo jugable no faltan las novedades, como los contraataques (son también un quick time event, muy en la línea de las torturas, que nos permiten vapulear a un enemigo de forma humillante) o los combos Climax, que activamos pulsando el botón L del Gamepad y que nos permite realizar combos más dañinos con las extremididades gigantescas. Y, como en el primer Bayonetta, siguen estando presentes los cambios de arma, poder utilizar las armas de los enemigos caídos (que se deterioran), el tiempo bruja… vamos, que tras jugar 3 minutos ya nos sentíamos como en casa.

El primero de los nuevos niveles nos permitió descubrir un nuevo aspecto de Bayonetta 2: los entornos serán más amplios y contarán con un elemento “exploración” algo más acusado que en el juego original, que se limitaba a encontrar algunos portales ocultos para superar retos. Aquí será posible terminar un capítulo perdiéndose algunos combates que se activan al realizar acciones específicas, como molestar a un par de “fantasmas” sentados en un banco.

Otro detalle no menos curioso es que las batallas contra los enemigos finales serán más grandes, épicas y descerebradas que nunca. En el segundo de los niveles, que básicamente era un nuevo jefe final (un sabio Lumen enmascarado), se suceden con suma maestría dos mecánicas de juego diferentes. Empezamos combatiendo como en el resto del juego, para en un momento dado, liberar a una de las monstruosas criaturas que nacen del pelo de Bayonetta (que combate contra otra enorme criatura en el fondo). En los últimos compases del combate, pasamos a controlar a la enorme criatura casi con el esquema de un juego de boxeo (dos ataques con puño distinto y otro para esquivar), tremendamente divertido, y sobre todo, tan esplícito como gore.

En cuanto a la trama, Platinum Games sigue sin desvelar gran cosa, pero al menos estos dos nuevos niveles han arrojado algo más de luz. Como ya se sabía, el objetivo principal de Bayonetta será salvar a Jeanne, su antigua rival y ahora amiga, de lo más profundo del infierno y para ello tiene que acudir a la montaña sagrada Fimbulvinter, que sirve de nexo entre el cielo y el infierno. De camino a la montaña conocerá a Loki, un niño con poderes que necesitará para cumplir su objetivo, y que dará pie a una curiosa relación con Bayonetta, que dejará lugar a más de una carcajada.

Por último, no está de más añadir que, tras jugar al primer Bayonetta en Wii U, y después probar la demo de la secuela, es más que evidente el importante salto visual.

No solo en la paleta de colores, sino incluso en el acabado de entornos, personajes y criaturas. Y es que, al fin y al cabo, el primer Bayonetta es un juego de 2010, y los 4 años se notan en lo técnico. No así en lo jugable, que como hack’n slash sigue siendo de lo mejorcito. Y lo mejor de todo es que su secuela parece estar en el camino correcto para superarlo. En octubre saldremos de dudas...

Lecturas recomendadas