Valentia
Reportaje

Impresiones de Fire Emblem Echoes: Shadows of Valentia para 3DS

Por Elisabeth López
-

Fire Emblem Echoes: Shadows of Valentia, la nueva entrega de la saga para Nintendo 3DS tras el lanzamiento de las tres versiones de Fire Emblem Fates, saldrá a la venta el próximo 19 de mayo. Esta vez, Intelligent Systems, la creadora de Fire Emblem, nos propone una vuelta a las raíces de la saga para descubrir cómo es Fire Emblem: Gaiden, un título para Famicom que no salió de Japón hasta ahora, que lo hará con una versión totalmente actualizada en forma de remake.

Tras el lanzamiento de Nintendo Switch, muchas eran las dudas en torno al futuro de la familia de consolas portátiles de Nintendo 3DS. Como todos sabréis, Nintendo Switch es la primera consola híbrida, por lo que cómo encajaría en el mercado era una de las mayores incógnitas que surgieron desde que fue presentada a finales del año pasado. Especialmente preocupante era en qué situación quedarían las consolas portátiles de Nintendo y si esta seguiría apoyándolas con juegos a pesar de la característica portátil de Switch. Pues bien, no solo se apoyará a la nueva consola con títulos desarrollados específicamente para la misma, sino que las portátiles seguirán teniendo su ración de juegos como es del que os queremos hablar en esta ocasión y que ya hemos podido probar, Fire Emblem Echoes: Shadows of Valentia

Fire Emblem Echoes: Shadows of Valentia será el próximo título de la saga que verá la luz el próximo 19 de mayo en Nintendo 3DS. Aunque sea una nueva entrega de la franquicia, es un remake del segundo título de esta serie de juegos que jamás salió de Japón y que fue lanzado para Famicom en 1992: Fire Emblem Gaiden. Por ello, contiene muchos de los elementos del juego original, aunque presenta diferencias que lo hacen único tanto a título personal como dentro de la saga. 

Valentia

La historia de esta entrega nos lleva a conocer Valentia, una región dividida en dos reinos, Rigel y Zofia, hace cientos de años por los dioses Duma y Mila respectivamente. Un día, la cierta estabilidad que existía en ambos reinos desaparece, pues Rigel se embarca en la conquista de todos los territorios posibles, lo que incluye a Zofia, mientras que el segundo sufre revueltas internas, convirtiendo al mismo en un territorio bastante inestable. En este contexto se sitúan los protagonistas de esta historia, Alm y Celica, dos amigos de los que, de momento, no sabemos cuál será su futuro salvo que volverán a estar juntos tras separarse de pequeños. Mientras seguimos jugando para descubrir qué sorpresas nos tiene preparadas tanto la historia como el juego en sí, os vamos a contar qué es lo que hemos podido descubrir con dos horas de juego aproximadamente. 

Los modos disponibles para embarcarse en esta nueva aventura (al menos para nosotros, Occidente, sí lo es), son: Normal, para todos aquellos que sean principiantes jugando a Fire Emblem, y Difícil, para los que sean más experimentados jugando esta saga. Dentro de los anteriores podemos ajustar la dificultad aún más, esta vez referida a las unidades de nuestro equipo, pues podemos elegir si queremos que vuelvan a la vida en la partida, aunque acaben con ellas o no, escogiendo entre las opciones Novato y Clásico respectivamente. Por lo que, como veréis, se suprimen las opciones de dificultad Extremo y Fénix, propuestas en, por ejemplo, Fire Emblem Fates

Después de lo anterior y de ver un fragmento de la historia, la primera sorpresa que nos llevamos al jugar Fire Emblem Echoes: Shadows of Valentia es la supresión del triángulo de armas tradicional y de los combates por parejas, lo que a primera vista puede parecer una menor profundización en la estrategia de combate. En cambio, según seguimos avanzando, pudimos ver que lo anterior se ve compensado por otra serie de características tanto clásicas, tomadas de otras entregas, como novedosas. 

Valentia

Durante el combate podemos ver si nuestro equipo se encuentra dentro de la zona de peligro que activamos pulsando el botón X, por lo que podemos ir haciendo que nuestras tropas avancen a lo largo del mapa de combate siguiendo una estrategia en base a ello. Además, si no queremos posicionar las tropas una a una, se pueden dar una serie de órdenes como replegarse o escudar con las que nuestras unidades se alejarán o acercarán al enemigo, escudarán a un miembro o actuarán bajo decisión propia. Asimismo, como en otras entregas, cuando nuestras tropas suban de nivel, al tercero exactamente, podrán adquirir una nueva clase si no tienen una asignada, pudiendo elegir entre: jinete, soldado, mercenario, arquero y mago.

Valentia

Otro de los elementos característicos de los RPG que hemos encontrado es la presencia de mazmorras, en esta ocasión en 3D. En Fire Emblem Echoes: Shadows of Valentia podremos recorrerlas en tercera persona y con total libertad con Alm (y suponemos que con Celica también), rompiendo objetos diversos para obtener elementos, pudiendo o no entablar combate con los enemigos que se encuentren allí y explorando todos los elementos que haya dentro como fuentes o estatuas de Mila. Además, podremos aumentar el PV de algunos de nuestros personajes (al menos en el santuario que recorrimos en esta ocasión) y explorar, pero eso sí, teniendo cuidado con la fatiga, pues la sentiremos mientras estemos en la mazmorra, por lo que tomar alimentos o hacer una ofrenda a una de las estatuas de Mila serán nuestras mejores aliadas mientras nos encontremos allí. 

Además, aunque es pronto para decirlo, parece que la posibilidad de poder emparejar a nuestros personajes entre ellos de manera romántica para tener descendencia ha desaparecido, por lo que esta sería otra característica de los últimos Fire Emblem que tampoco mantiene esta entrega (además del triángulo de armas y de poder luchar en parejas). 

A pesar de que solo hayamos podido descubrir una pequeña parte del juego, podemos aventurarnos a asegurar que este será uno de los mejores títulos para Nintendo 3DS de este año, además de que será un título importante en la saga Fire Emblem pues, de funcionar las novedades que incluye como una mayor libertad en la exploración tanto de las mazmorras como de los escenarios, la serie podría tomar un nuevo rumbo. Pero insistimos, todavía es pronto para saberlo.

Así pues, la nueva entrega de la saga que supone la posibilidad de disfrutar del segundo título de la misma que no salió de Japón ofrecerá, además, doblaje al inglés (el más completo de todas las entregas que lo tienen al parecer) con subtítulos en español y una adaptación del aspecto visual del título de Famicom inmejorable. Además, tal y como os contamos semanas atrás, Fire Emblem Echoes llegará en dos ediciones: una estándar y otra limitada, ofreciendo esta última el juego, los amiibo de Alm y Celica, la banda sonora, un libro de ilustraciones, insignias pixeladas y una carátula retro reversible.

Lecturas recomendadas