SSD externo WD
Reportaje

Instalar un disco duro SSD en consolas y PC para jugar

Por Alejandro Alcolea
-

¿Mejora la carga de juegos un SSD en consolas y PC? El almacenamiento SSD es perfecto si queremos acelerar nuestro PC y consola de forma interna o vía USB 3.0 y os contamos qué posibilidades tenéis para instalarlo en vuestras plataformas. Tomamos como referencia los discos SSD WD Blue 3D Nand de 1TB y el SanDisk Ultra 3D de 1TB.

Muchas veces, a la hora de elegir componentes gaming para nuestro PC, no nos lo pensamos dos veces a la hora de gastar dinero de más en una nueva tarjeta gráfica, el último modelo de CPU o en la memoria RAM. El último elemento que solemos escoger es el almacenamiento, bien porque ya tenemos un HDD con el sistema y nuestros datos y no queremos perder nada o bien porque se desconocen las ventajas que los últimos sistemas de almacenamiento ofrecen al usuario.

La experiencia de usuario cuando trabajamos y jugamos es algo impagable y la velocidad es una de sus características. Odiamos esperar a que los programas se abran, las partidas carguen o decenas de fotos de las últimas vacaciones se copien en otra carpeta. Por eso, elegir un buen almacenamiento SSD es clave. Y es que, un SSD para jugar, trabajar o disfrutar frente a nuestro PC es algo que resulta indispensable actualmente.

Las ventajas de los discos de estado sólido siempre han estado ahí, pero ahora la diferencia de velocidad respecto a un disco duro ''de los de toda la vida'' es más que palpable gracias a las conexiones SATA III. Incluso en las conexiones SATA II de las consolas se nota la velocidad, pero es algo de lo que hablaremos más adelante. 

Dos de los discos duros que podemos encontrar en tiendas como Amazon con mejores valoraciones son el SSD WD Blue 3D Nand de 1TB y el SanDisk Ultra 3D, también de 1TB, con hasta 560 MB/s de velocidad de lectura y hasta 530 MB/s de velocidad de escritura (y disponible por algo más de 370€ en Amazon). Esta nueva gama de discos SSD ofrecen un menor consumo y resistencia para proteger nuestros datos.

WD SSD

SSD WD Blue Nand 1TB

  • 25% menor consumo energético que unidades anteriores. 
  • Duración hasta 1.75M horas y 500 TB de escritura.
  • Control del rendimiento (en PC) a través de software gratuito. 
  • Garantía de 3 años. 
  • Precio 303,59 euros.
Sandisk SSD

Sandisk Ultra 3D 1 TB

  • Hasta 560 Mb/s de velocidad de lectura.
  • Tecnología Ncache 2.0 para mejorar velocidades en ráfaga.
  • Disminución del consumo energético.
  • Diseño robusto. Baja temperatura y silencioso. 
  • Precio 372,99 euros.

 A continuación os contaremos cuáles son las ventajas de un SSD para jugar en cualquier plataforma.

Revitaliza un PC o Mac con un disco SSD

En cuanto notamos que el PC va algo lento, enseguida le echamos la culpa a la RAM y podemos estar tentados de meterle el doble de la cantidad instalada. Pero... ¿y si el culpable de la lentitud es el HDD? Los equipos más modernos, si hablamos de ordenadores portátiles, suelen montar un SSD como disco principal (sobre todo en el caso de los MacBook, que ya es PCI, más rápido aún). Sin embargo, si tenemos un portátil o MacBook viejo por casa, también podemos acelerarlo con un SSD como los descritos sobre estas líneas.

El cambio de HDD a SSD es algo que se nota desde el principio, ya que el sistema tarda segundos en iniciarse y apagar y, sobre todo en el caso de los portátiles, los SSD no sufrirán daños al transportarlos (ya que no tienen piezas mecánicas como los HDD) y permitirán entrar y salir del reposo de forma mucho más ágil. Además, la apertura de aplicaciones, tanto en portátiles como en ordenadores de sobremesa, será casi instantánea. Photoshop, que suele ser un programa muy pesado, se abre en pocos segundos, por ejemplo.

SSD para jugar en PS4 Pro, PS4, Xbox One y PC

Sí, vale la pena un SSD para jugar en consolas y PC. En PC acelera todo el sistema y, además, la carga en juegos. Si queréis revitalizar un PC o un Mac, un SSD es una gran opción, como ya hemos comentado. En consola, más de lo mismo. PS4 y Xbox One montan discos mecánicos con una rotación de 5.400rpm, bastante pobre hoy día que provoca que algunos juegos tarden más de un minuto en cargar.

Con la conexión SATA III de PS4 Pro, la instalación de un SSD interno vale mucho la pena. En PS4 y Xbox One, cuya conexión es SATA II, es mejor optar por conectar un disco externo vía USB 3.0, algo de lo que os hablaremos a continuación. Sin embargo, antes de eso, vale la pena recordar que un disco SSD acelera la carga de los juegos un 50% (depende del juego) tanto en Xbox one como en PS4.

La carga inicial de The Witcher 3 en Novigrado, por poner un ejemplo, tarda más de 90 segundos, minuto y medio, en PS4 con el disco HDD mientras que con un SSD esa misma carga no supera los 70 segundos. Hay otros juegos, como Project Cars, que están mejor optimizados y el rendimiento es prácticamente el mismo entre sistemas de almacenamiento. Otro ejemplo sería Metal Gear Solid V, un juego cuyos tiempos de carga se reducen un 50% utilizando un SSD como los SSD WD Blue 3D Nand de 1TB y el SanDisk Ultra 3D de 1TB.

Cómo instalar un disco duro externo en PS4

Ahora bien, si tenéis Xbox One y PS4 (el modelo Fat o Slim), a lo mejor os conviene un disco externo por USB 3.0.

SSD externo en consolas

Si no queréis ni tocar vuestra PS4 (es una instalación sencilla, pero hay alternativas) o queréis ampliar el almacenamiento de Xbox One sin romper la garantía (Microsoft no permite abrir Xbox One para ampliar el almacenamiento), lo mejor es optar por un disco externo.

Gracias a la conexión USB 3.0 de PS4 y Xbox One, conectar un disco duro externo en las consolas para ampliar el almacenamiento es de lo más sencillo. La capacidad de los discos externos para PS4 y Xbox One debe ser, como mínimo, de 256GB. 

Cajas para discos duros mejor valoradas en Amazon

En el caso de un disco duro externo en Xbox One, al conectarlo en la consola nos aparecerá la opción de formatear el disco para utilizarlo en Xbox One. En el caso de PS4, al conectar el disco duro externo por USB 3.0 tendremos que ir a 'ajustes' > 'dispositivos' > 'dispositivos de almacenamiento USB' y, después, elegir la opción de 'formatear como almacenamiento ampliado', tal y como podéis ver en la galería que os dejamos a continuación.

Ahora bien, a la hora de elegir un SSD externo para vuestra consola, podéis optar por un disco externo ya configurado, como este WD My Passport, o escoger un SSD como los que os comentamos al comienzo del texto y una caja USB 3.0. Evidentemente, también podéis elegir un HDD externo tradicional, pero no ganaréis demasiada velocidad eligiendo esa opción (a pesar de ser más rápidos los discos duros externos por USB 3.0 que los internos de las consolas, curiosamente).

SSHD para consolas

Si habéis buscado algún SSD, seguro que os habéis topado con los denominados SSHD. En Amazon hay bastantes y a un precio que es más atractivo que los SSD, pero hay que saber qué son. Los SSDHD son una mezcla entre los SSD y los HDD de toda la vida. Tienen partes mecánicas y otras de estado sólido que son mucho más rápidas que las mecánicas. Tenemos, por tanto, la ventaja de tener una unidad con mucha velocidad y otra con gran capacidad a un precio muy atractivo. 

Y sí, los SSHD sirven para acelerar nuestro PC, pero sobre si trabajamos con él. El funcionamiento de un SSHD es simple: el sistema leerá los programas que más utilizamos y los meterá directamente en la memoria SSD del disco, acelerando la carga de los programas que más usamos y mandando los que menos a la parte mecánica del disco.

¿Qué significa eso para consolas? Si bien los juegos cargarán un poco más rápido que en los discos duros originales de las consolas, la carga no será tan veloz como la que veremos si instalamos un SSD. Es decir, invertiremos dinero en un sistema de almacenamiento que sí, notaremos en la experiencia de usuario, pero a lo mejor conviene más un SSD, interno o externo, para acelerar nuestra consola de última generación. Sobre todo PS4 Pro y la futura Xbox One X.

Lecturas recomendadas