Iron Fist primeras impresiones
Reportaje

Iron Fist - Primeras impresiones de la serie de Marvel y Netflix

Por Jesús Delgado
-

Iron Fist ha revelado sus seis primeros episodios a medios especializados. Compartimos con vosotros las primeras impresiones sobre la nueva serie de Netflix y Marvel

Marvel's Iron Fist se estrenará el 17 de marzo en Netflix. No obstante, nosotros hemos tenido ya la suerte de ver los primeros seis episodios de esta cuarta serie de Netflix y Marvel que termina de abrir camino para la reunión de todos los héroes televisivos en The Defenders. Gracias a este adelanto, hemos podido irnos haciendo un idea de por dónde vendrán "los golpes" con la serie de Puño de Hierro, el superhéroe shaolín creado por Roy Thomas y Gil Kane en los años 70 del pasado siglo.

Marvel's Iron Fist arranca con el regreso a la civilización de Daniel Rand (Finn Jones), el heredero de Rand Enterprises, que se dio por muerto junto a sus padres en un accidente de avión hace quince años. Para sorpresa de todos sus antiguos allegados, Daniel no solo está vivo, sino que también reclama su posición en el mundo. Sin embargo, el joven Daniel además de ser el último superviviente de la familia Rand, es también el último de una larga línea de guerreros. Durante años, ha sido entrenado en secreto en la ciudadela mística de K'un Lun por monjes guerreros de la Orden de la Grulla Madre con el fin de convertirse en el guerrero definitivo en su lucha contra la malvada organización conocida como La Mano: El Inmortal Puño de Hierro, el Arma Viviente.

¿Queréis saber más acerca de Puño de Hierro? Aquí os contamos quién es el héroe de Marvel's Iron Fist.

Así comienza esta serie de Netflix con sabor a cine de artes marciales y con el toque de drama urbano que ha caracterizado a las anteriores series de la plataforma VOD sobre superhéroes Marvel. Ahora bien, ¿qué nos aporta en relación con los anteriores títulos?

Una compleja adaptación

El principal problema que encontramos con Iron Fist respecto a Daredevil, Jessica Jones y Luke Cage es precisamente su punto de partida y su anacronismo. Como ya os contamos en su momento, el superhéroe Puño de Hierro es un producto de los años 70 y de la fascinación del público occidental por el cine de Kung-Fu y de artes marciales. De hecho, el propio nombre del héroe deriva de un elemento de una película de Bruce Lee. Dicho de otro modo, el concepto de Puño de Hierro obedece a una moda y a un modo de entender las artes marciales que, seamos sinceros, no se ha perpetuado a lo largo de los últimos cuarenta años.

Así era Iron Fist en sus cómics de los 70. ¡No os perdáis este viaje al pasado!

De ahí que Iron Fist tenga ciertos problemas para ceñirse al tono original del personaje, pero siguiendo el ejemplo de Luke Cage que adaptó las corrientes blaxploitation actuales para presentar una serie sobre un personaje representativo de esta corriente de los 70, la serie que nos ocupa se ciñe a un patrón similar.

No obstante, y aunque las artes marciales son un tema central de la trama, implícita incluso en sus títulos de crédito, los expertos en la materia quizá detecten ciertas licencias e incorrecciones en su puesta en escena. Por ejemplo, cuestiones de protocolo, la mezcla de disciplinas sobre tatami y en combate, alguna incorrección en los estilos y cierto desaprovechamiento visual que no se corrige hasta que la serie lleva varios episodios. Eso sí, os aseguramos que las escenas de lucha son sencillamente espectaculares y las coreografías os dejarán boquiabiertos. ¡Y eso que aún no hemos visto la recurrente "lucha de pasillo" implícita en toda serie de Marvel y Netflix!

Si queréis conocer a los principales villanos de Iron Fist solo tenéis que leer este reportaje

Por otro lado, también tenemos un lento desarrollo argumental. ¡Más aún! A diferencia de las otras series, en donde el primer episodio era completamente rompedor, el arranque de Iron Fist se queda muy aguado y sabe a más bien poco. Su premisa, de entrada, recuerda demasiado a la de la primera temporada de la serie Arrow. Y si bien marca distancia con las otras series, estableciendo un escenario más alejado de la dureza de los barrios bajos, mostrando mayor contraste entre los desfavorecidos que pululan en el entorno de Luke Cage o Daredevil, le resta impacto y novedad a la presentación del protagonista.

Cabe señalar, además, que la identidad visual del personaje no queda bien delimitada hasta al menos el tercer episodio en donde la paleta de colores dominante queda patente. Si bien Daredevil cuenta con el rojo y el verde como sus colores predilectos, Luke Cage recurre a los ocres y el púrpura es un tono preponderante en la fotografía de Jessica Jones, hay que prestar atención para descubrir que los de Iron Fist son los más simples de todos: Luz blanca y sombras. Intuimos que el dorado y el verde del traje héroe han sido descartados en favor de una apariencia más realista. Veremos si esta decisión será óptima cuando sea aplicada a lo largo de todos los episodios de esta temporada 1.

Iron Fist

Además, esta dificultad para determinar el tono visual de la serie a ojo corre paralela al problema de su determinación de género. Mientras las otras tienen determinado y delimitado el tema en el que se mueven, las artes marciales que supuestamente deben de ser la nota preponderante del drama se demoran mucho y van mostrándose con cuentagotas. Esto claro, hace que en los primeros capítulos no sepamos detectar con exactitud el género del show. 

De hecho, nos esperéis "las leches" más espectaculares que el héroe puede ofrecer hasta que la serie vaya avanzando. Los poderes y habilidades especiales de Puño de Hierro se hacen de rogar en Iron Fist. Y esto, posiblemente, también soliviante a los fans del personaje, que encuentren una versión demasiado realista de un héroe al que aún no hemos visto ni con uniforme ni con máscara. ¿Habremos de esperar a final de temporada para verle con su outfit completo? Las últimas noticias sugieren lo contrario. 

Ahora bien, siendo justos, hemos de admitir que también hay un trabajo más comedido de condensación. La impresión que da es la de que Scott Buck, creador de la serie, ha decidido realizar más bloques de subtramas, dilatando las historias cortas que componen el cúmulo del argumento principal de toda la temporada 1 de Iron Fist. Esta medida hace que la primera temporada de esta serie se asemeje pues más a una colección limitada de cómic, favoreciendo también la dosificación de su visionado. Y es que Iron Fist no es lo que se dice una serie para ver del tirón. Sobre todo porque argumentalmente no acaba de generar tanto enganche como sus antecesoras.

El problema de esta falta de seducción radica más en los diálogos que en la elección del casting. El hecho de que Jessica Henwick y otros miembros del reparto que deben de realizar duras escenas de lucha estén entrenados da cierto lustre, pero no enmascara la rudeza en la inserción de parlamentos y de secuencias bastante toscas a nivel dramático. Algunas de estas pueden entenderse como homenajes al género del cine de artes marciales, pero sigue sin lograr cautivar al espectador salvo que este entienda este tributo. Esto y que no haya ningún personaje que despunte con carisma propio (ora sea secundario, ora principal) lastran mucho su seguimiento.

En conjunto, no obstante, Marvel's Iron Fist cumple bastante bien y es entretenida. Posiblemente sea la más floja de las cuatro serie iniciales de Marvel y Netflix. No obstante, aún habremos de esperar a ver el resto de los episodios para poder sentar un juicio definitivo. Ahora, si lo que buscáis son buenas peleas, acción y coreografías, ya os adelantamos que no creemos que salgáis defraudados con esta serie. 

Marvel's Iron Fist es una serie de Marvel Television y ABC Studios para Netflix. Creada por Scott Buck (Dexter), estará protagonizada por Finn JonesJessica Henwick, David Wenham, Jessica Stroup, Tom Pelphrey y Rosario Dawson. La trama es una adaptación del superhéroe de cómic Puño de Hierro (Iron Fist). Este cómic cuenta la historia de Daniel Rand, un rico heredero criado en la fantástica ciudad sagrada de K'un-L'un en las laderas del Himalaya. Rand que vuelve a la civilización tras quince años dado por muerto para recuperar su fortuna y vengar el asesinato de sus padres. Pero su camino de venganza se encontrará con una trama mucho más compleja, tramada por aquellos que quieren hacerse con el poder místico que Daniel posee: el Puño de Hierro

Lecturas recomendadas