Reportaje

Los juegos de 2013: The Last of Us

Por Adrián Perera
-

Los poseedores de una PlayStation 3 tienen una fecha que apuntar en sus agendas, el 7 de mayo de 2013. The Last of Us es una de las exclusivas que más expectación está levantando; su jugabilidad que mezcla acción y supervivencia en el apocalipsis y su peculiar pareja protagonista promete una experiencia única, cortesía de Naughty Dog.

El 4 de diciembre de 2011, a las puertas de la novena edición de los Spike VGA, Sony sacó el cuentagotas para empezar a soltar información sobre una de sus nuevas franquicias en exclusiva para PlayStation 3. Con una serie de videos en acción real, donde se podía contemplar la alteración social digna de una catástrofe, comenzaron las especulaciones, aunque no hubo que esperar demasiado para recibir noticias oficiales y, sobre todo, esclarecedoras. Durante la ceremonia de los Video Game Awards del 2011, se presentó el primer tráiler de un ambicioso proyecto, The Last of Us sería la nueva obra del renombrado estudio Naughty Dog.

Las aventuras de Crash Bandiccot, la genialidad de Jack & Daxter y la acción de Uncharted dan paso a una nueva saga cuyos protagonistas, Joel y Ellie, se enfrentarán a un reto diferenciado que, a pesar de sustentarse en una premisa poco original en su género, sabrá aprovechar al máximo las demostradas virtudes de un estudio icónico en PlayStation, tanto en su elaborado guión como en su refrescante jugabilidad a dos bandas haciendo gala de una inteligencia artifial envidiable que convierte al modo de un jugador en su estrella.

Durante los últimos años, el género zombi ha sacado lo mejor de sí y ha llegado a puntos insospechados, dejando las cintas del cine clásico de serie B donde comenzaron a ganar popularidad, para arrasar en el mundo de los videojuegos donde han encontrado un nuevo terreno del que surgir (como bien saben hacer). Naughty Dog, o mejor dicho, una de sus divisiones creada para la elaboración de un nuevo Jack and Daxter, desvió su rumbo depositando todo su interés en el apocalipsis de los no muertos. El estudio defiende una nueva perspectiva de esta recurrente ambientación que no ha llegado a explorarse tan a fondo en los numerosos videojuegos de su clase.

En general, The Last of Us puede recordarnos a algunos largometrajes como The Road, en el que también se plantea la convivencia de un adulto y un joven ante la devastación, o Soy Leyenda, localizada en una catastrófica y abandonada Nueva York, plagada de vegetación y zombis. Sin embargo, la obra de Naughty Dog es un videojuego y, como bien sabemos, las sensaciones que el formato transmite y su involucración con el espectador son muy diferentes al cine. Bienvenidos a una experiencia de supervivencia y, sobretodo, humanidad.

The Last of Us nos transporta a la ciudad de Boston, así como otras partes de Estados Unidos, 20 años después del comienzo de un completo apocalipsis. Un misterioso hongo infeccioso ha tornado a gran parte de la población en una horda de zombis descontrolados cuyo único impulso es el de acabar con toda forma de vida que alcancen sus mandíbulas. Ante la crítica situación, la sociedad saca su lado más oscuro y el instinto de supervivencia prima ante toda muestra de bondad, generosidad o preocupación por el prójimo. El vandalismo, los asaltos a mano armada y el caos no tardan en aparecer, dejando tras de sí un rastro de penumbra y, con el tiempo, una ciudad desolada y plagada de vegetación, donde prima la ley del más fuerte.

Los protagonistas en este marco poco esperanzador son Joel, un traficante de armas con un pasado manchado de sangre, y Ellie, una adolescente de 14 años, aficionada a la música y los libros que puede ‘rascar’ en las ruinas de una civilización desconocida para ella. La piedra angular de The Last of Us se halla en éste particular dúo: no estamos ante un juego de acción donde predominan los disparos, sino ante una experiencia de supervivencia que explorará los sentimientos y la evolución de una pareja, en principio unida por un simple pago, pero que poco a poco irá hilando lazos sentimentales, que no amorosos, en las numerosas situaciones límite a las que se deberán enfrentar, todo un misterio hasta la fecha.

Durante el E3 de 2012, pudimos ver un generoso gameplay del juego que dio mucho de qué hablar. En primer lugar, debemos hacer mención a la elaborada inteligencia artificial que Naughty Dog ha preparado para la ocasión, posicionando a Ellie como la mejor aliada ante los combates que deberemos afrontar, ya sea distrayendo a los enemigos como ocultándose para facilitarnos la acción al no tener que preocuparnos por ella. El sistema Balance of Power AI enriquecerá los enfrentamientos ya que permite a los enemigos actuar con personalidad propia y reaccionar a nuestros movimientos de forma realista. También pudimos ver que combinando objetos crearemos herramientas de mayor utilidad y a su vez la munición será un bien muy escaso, situando al combate cuerpo a cuerpo como nuestro método más recurrente.

El argumento y la sucesión de acontecimientos, así como la interacción con otros personajes serán sus puntos fuertes. La supervivencia prima por encima de la acción y evitar conflictos será la manera más sensata de actuar, no sólo por la falta de recursos sino por el realismo del daño: una sola bala puede acabar con nuestra vida. Aunque parezca mentira, The Last of Us no dispondrá de modo cooperativo, ya que la grandeza del juego no se haya en la jugabilidad pura y dura, sino en crear una simbiosis con el jugador, transmitiéndole la tensión y el nerviosismo al que Joel y Ellie han de enfrentarse, no sólo ante la amenaza de los infectados, sino también frente a la anarquía de los supervivientes, que les mantendrá alerta de forma constante, sin apenas un respiro.

La riqueza gráfica del juego ayudará a crear la atmósfera perfecta para las vivencias en The Last of Us. El diseño y presencia de los personajes tiene gran importancia y se ha cuidado todo detalle para que reflejen sus distinguidas personalidades, fundamentales para el desarrollo y los razonamientos de la envolvente aventura, ambientada con una banda sonora digna de los Óscar, que podremos disfrutar el 7 de mayo de 2013.

El historial de Naughty Dog nos deja muy tranquilos a la par que expectantes. Su nuevo trabajo pretende mostrarnos la cara más cruda del apocalipsis en un videojuego como nunca se había visto antes. The Last of Us será toda una experiencia que disfrutar y vivir de forma cercana, que logra mantenernos ansiosos por más detalles ya que, en un marco tan amplio como el que presenta, nos surgen muchísimas dudas: de dónde vienen, a dónde van y cuáles son las metas a las que los protagonistas pueden aspirar en tal situación.

No esperamos un juego tan ‘peliculero’ y acrobático como los relatos de Nathan Drake, pero sí con un guión profundo, elaborado y coherente, que nos enganche de principio a fin, impulsándonos a querer saber más y más con las esperanzas de lograr un objetivo lógico que bien nos haga sentir recompensados o con ganas de una continuación.

Durante el avance por las distintas áreas que debamos explorar, solo cabe esperar una sensación de angustia digna de Dark Souls,  que nos haga plantearnos elaboradas estrategias de ataque o querer ‘salir por patas’, evitando las luchas hasta la siguiente zona segura. Gracias a la presentación de Tess, una compañera de Joel que nos proporcionara objetos y útiles directos desde el mercado negro, podemos deducir que habrán centros neurálgicos con cierta estabilidad social (como la zona de cuarentena) en los que descansar, reabastecernos y prepararnos para nuestras siguientes campañas, punto que desamos explotar ampliamente.

Respecto a su modo multijugador, pensamos en algo accesorio, que nos sirva para despejarnos un poco de la dureza argumental y nos permita disfrutar plenamente del sistema de combate y la acción de The Last of Us, sin hacer interferencias en la experiencia para un jugador.

Naughty Dog quiere, y seguro que podrá, explorar los ámbitos más humanos de un género algo vacío donde únicamente se nos ha propuesto acabar con oleadas de muertos vivientes. Una apasionante historia, llena de incógnitas y situaciones límite nos esperan en The Last of Us, el 7 de mayo de 2013 en exclusiva para PlayStation 3.

Visita nuestro Especial de los mejores juegos de 2013.

Lecturas recomendadas