Kingdom Come Deliverance
Reportaje

Kingdom Come: Deliverance - Avance del RPG de PS4, PC y Xbox One

Por Lazaro Fernandez
-

El ambicioso proyecto de un ex-trabajador de 2K Czech comienza a tomar forma después de más de cinco años de intenso trabajo. Tras ser rechazado en varias distribuidoras y triunfar a través de Kickstarter, Kingdom Come: Deliverance está a punto de ver la luz. Definitivamente, 2017 será el año en el que seremos testigos del primer RPG en primera persona medieval, realista y basado en hechos reales que tuvieron lugar a principios del siglo XV. Como reza su eslogan: "Dungeons & No Dragons".

Tobias Stolz Zwilling, PR Manager de Warhorse Studios, nos mostró, a través de un pequeño gameplay, el estado de la versión Alpha de Kingdom Come: Deliverance. Con el mismo estilo que la presentación de la que fuimos testigos en la pasada GamesCom, Stolz Zwilling jugó a los primeros compases del título de Warhorse Studios y nos mostró algunas de sus claves.

La última vez que vimos el juego en movimiento fue hace año y medio, y las diferencias son impresionantes. Lo que nos ha llamado la atención desde la primera vez que supimos del proyecto de Warhorse es el nivel de realismo que quieren imprimir al juego. Absolutamente todo en Kingdom Come: Deliverance ha sido contrastado con historiadores para acercarse al máximo a la realidad de 1403, que es el año en el que comienza la aventura (aunque aún no sabemos cuando acabará). Castillos, cabañas y todo tipo de construcciones, tejidos utilizados en las vestimentas, armas y los materiales con las que son forjadas, personajes históricos... Absolutamente todo en el título de Warhorse Studios tiene el propósito de recrear la República Checa de principios del siglo XV.

KC:D Herrero
Al principio del juego tendremos que hacer recados al herrero de Skalitz, nuestro padre.

Lógicamente, la República Checa no existía en 1403, así que será el Reino de Bohemia donde tendrá lugar la aventura. El juego pondrá a nuestra disposición nada menos que 16 kilómetros cuadrados de Bohemia, en los que encontraremos todo tipo de poblados, castillos, comercios... En la piel de Henry, el hijo de un herrero, comenzaremos una venganza (no diremos el motivo para no destripar su argumento) que pronto se convertirá en un movimiento que afectará a la corona de Bohemia y al conflicto en torno al heredero Wenceslao IV y su reciente encarcelamiento por parte de su hermano. Aún no sabemos si las Guerras Husitas, que tuvieron lugar entre 1420 y 1434, estarán reflejadas en Kingdom Come: Deliverance o si tendremos que llegar a la segunda o la tercera entrega de la trilogía (que así fue planteado Kingdom Come desde el principio) de Warhorse Studios.

En Kingdom Come: Deliverance no hay lugar para la magia o los dragones; los combates se llevan a cabo mano a mano (o a través de arcos) y solo nuestra pericia y, por supuesto, nuestra práctica (aumentaremos nuestra experiencia a medida que realizamos acciones específicas), nos mantendrán vivos. Por lo que pudimos ver en la presentación, la perspectiva en primera persona del juego hace cada enfrentamiento increíblemente realista, pero también realmente complejo. Como hemos dicho y, parafraseando un dicho anglosajón: "practice makes perfect"; si queremos manejar bien una determinada arma, tendremos que practicar con ella para aumentar nuestra pericia.

KC:D Combate
Tendremos que luchar, con o sin armas, para aumentar nuestro nivel de experiencia en la batalla.

Manejar un arma no es algo que se aprenda de la noche a la mañana en Kingdom Come: Deliverance. Independientemente del armamento elegido, tendremos que aprender bien los movimientos y adecuar nuestra elección a nuestras preferencias en el campo de batalla. Espadas, mazas, hachas o arcos nos otorgarán diferentes habilidades y diferentes niveles de ataque y defensa que tendremos que aprender. Y aunque la magia no tiene lugar en el título de Warhorse Studios, sí la tendrá la alquimia, a través de la que podremos crear todo tipo de brebajes nocivos y curativos, siempre y cuando aprendamos dichas artes de la manera correcta.

Warhorse Studios no se ha olvidado de los caballos (algo que habría sido imperdonable teniendo en cuenta su nombre), y éstos tendrán un papel importante en el juego: podremos defendernos a lomos de los mismos, recorrer largas distancias en poco tiempo e incluso utilizarlos para poder llevar más objetos en sus alforjas. Su propia inteligencia artificial les hará reaccionar ante ataques enemigos y obstáculos de cualquier tipo.

KC:D Taverna
En las tavernas como la de Skalitz encontraremos nuevas tareas, aliados y... ¡problemas!

Cada acción tendrá sus consecuencias en Kingdom Come: Deliverance, independientemente de si es una acción violenta o no. Un complejo sistema de reputación condicionará las reacciones de los personajes que irás encontrando en la aventura. Además, dependiendo de la habilidad de nuestro personaje o el equipo y armamento que llevemos, cada acción planteará un menú contextual con diferentes acciones. Las posibilidades a la hora de interactuar con nuestro entorno y con los demás personajes del juego son casi infinitas: dependiendo de tus acciones te rodearás de aliados peligrosos o te harás con los servicios de buenos soldados.

Dependiendo de nuestras acciones, nos convertiremos en uno de los tres tipos de personaje posible o en una mezcla entre dos de ellos: guerrero, bardo y ladrón. El sistema de "vestimenta" del juego empleará nada menos que 16 ranuras de objetos en nuestro inventario, con el objetivo de armarnos con elementos como cotas de malla, armaduras, diferentes tipos de tela... Además, al igual que ocurrirá con cualquiera de nuestras armas, nuestra armadura o ropaje sufrirá desgaste, abolladuras y hasta manchas de sangre (afectando a nuestra reputación), algo que tendremos que reparar con el comerciante adecuado.

KC:D Mapa
En todo momento podremos consultar un mapa con nuestra posición y los puntos ya visitados.

Podremos regatear con los comerciantes, esperar a que un transeúnte compre algo determinado para robárselo, "colarnos" en zonas restringidas, atacar a cualquier personaje del juego... Pero tendremos que afrontar las consecuencias de nuestros actos. Como buen RPG con grandes dosis de sandbox, Kingdom Come: Deliverance nos permitirá hacer casi cualquier cosa imaginable y su desarrollo y argumento irá ramificándose a medida que avanzamos y tomamos diferentes decisiones. Convence a otros personajes para que luchen a tu lado, participa en asedios a castillos, lucha en grandes batallas, conviértete en un maestro de la espada... Las posibilidades son infinitas.

Para poder representar las tierras de Bohemia, sus construcciones y sus habitantes de la forma más realista posible, Warhorse Studios ha recurrido al potente motor gráfico CryEngine. Dicho motor permite un nivel de detalle espectacular y realista tanto en personajes como entornos, así como representar ciclos de día y noche con todo lujo de detalles. El estudio, que había comenzado el desarrollo del juego animando a los personajes "a mano", acabó contratando actores y haciendo uso de un estudio de motion capture tras lo conseguido a través de sus diversas campañas de crowdfunding, con las que se han recaudado más de dos millones de dólares. Aquí nos hacíamos eco, en enero de 2014, de uno de sus primeros logros en Kickstarter.

KC:D Castillo
Tendremos que encontrar la forma de cruzar los muros del castillo de Skalitz

Como colofón, su banda sonora épica y medieval toma composiciones de la época, obra de maestros checos del siglo XV, y estarán representadas por una orquesta sinfónica. Kingdom Come: Deliverance tendrá más de hora y media de banda sonora orquestada con la que adornará cada una de las situaciones que viviremos en el juego.

Como concepto, Kingdom Come: Deliverance es una auténtica locura: un delirio realista en el género RPG que hará las delicias de los amantes de la edad media. Y después de verlo en movimiento y comprobar que existe y que es todo lo que Warhorse Studios había prometido, estamos locos por que llegue el momento de volver al año 1403 y plantarnos en medio de Bohemia en la piel de Henry, el hijo del herrero. Y aunque en un momento soñamos con tenerlo en las tiendas a lo largo del presente año, mucho nos tememos que habrá que esperar hasta 2017 para poder disfrutar de Kingdom Come: Deliverance.