Reportaje

¡Kingdom Hearts para PSP ya está aquí!

Por Óscar Díaz
-

PSP tiene muchas historias buenas a sus espaldas, pero no podía perderse la próxima aparición de Kingdom Hearts Birth by Sleep. Un juego que, con el permiso de Final Fantasy y Dragon Quest, está entre los más deseados de su género. La mezcla de rol y acción es tremendamente ágil, con un desarrollo que mezcla dos universos tremendamente ricos: Disney por un lado y las mejores sagas de Square Enix por otro. No es de extrañar que las tramas propias de esta serie ya hayan cautivado a millones de usuarios, eso sí, los japoneses han sido los primeros en recibir la nueva entrega, Kingdom Hearts Birth by Sleep, exclusiva para PSP.

De vuelta al pasado

En Kingdom Hearts había huecos que convenía rellenar, en cuanto a antecedentes, para que la historia fuera redonda. Ahí es donde encaja el nuevo juego, que nos pone al tanto de lo que pasó mucho antes de que Sora o Roxas fueran Maestros de la llave. El caso es que el número de ellos era grande, con discípulos que aspiraban a ocupar dicha posición. Dos de los principales Maestros eran Eraqus y Xehanort. Sin embargo, una profecía aseguraba que, el día que desaparecieran un maestro y sus discípulos, sucedería un desastre. Tan temido acontecimiento ha tenido lugar. Ha llegado un día en que Xenahort y su discípulo, Vanitas, han desaparecido. Esto ha provocado que Eraqus envíe a tres de los suyos (Terra, Ventus y Aqua) para buscarlos e impedir un mal mayor.

Tres personajes, tres historias

Kingdom Hearts Birth by Sleep ofrecerá tres historias independientes, cada una de ellas ligada a un discípulo de Eraqus, con el que podremos jugar en el orden que queramos. Así, cada historia seguirá tramas distintas y tendrá enemigos y situaciones diferentes, aunque se ambienten en los mismos mundos de Disney. Sobra decir que cada uno de los discípulos tendrá unos caracteres y un estilo de combate distintos y que, en general, cada historia será una experiencia de juego diferente. Eso sí, la trama dará de sí unas 15 horas, sin contar que perdamos mucho tiempo en los minijuegos y tareas secundarias… de los que habrá muchos.

La variedad es la tónica en las pruebas menores. Las hay de velocidad, con el estilo de clásicos de carreras inspirados en Mario Kart o WipeOut. Las pruebas de destreza precisarán de pulsaciones en el momento justo, por ejemplo para mantener el equilibrio con montañas de bolas de helado. Tampoco faltarán los retos deportivos, o algo así, con algo llamado Fruitball, donde deberemos colar un fruto tras la meta rival. Para aprender habilidades, dispondremos de un juego de tablero, con un sistema que promete ser bastante original.

Acción más dinámica

Igual que en anteriores Kingdom Hearts, el sistema de combate también se beneficiará de novedades pero manteniendo, eso sí, el espíritu de acción de la saga.

Quizá, el cambio más importante será que no habrá puntos de magia (PM). Ahora tendremos una barra que se cargará automáticamente. Cuando esté llena, podremos realizar el hechizo, si no tendremos que esperar. Del mismo modo, algunas habilidades o hechizos podrán tener un segundo nivel, que nos obligará a esperar a que la barra se rellene dos veces antes de ejecutarlos. Otra de las novedades será el modo Focus, un indicador que, una vez completado, nos permitirá lanzar hechizos en primera persona apuntando a nuestros objetivos.

También volverán las invocaciones, aunque esta vez estarán ligadas a un nuevo indicador, llamado Dimensional Link o D-Link. Una vez completo, nos permitirá invocar la presencia de un personaje Disney de otros mundos, que nos ayudará en el combate. Cambiarán las habilidades del menú Comando y contarán con un demoledor ataque especial. Entre estos personajes está confirmado Experimento 626 (de Lilo & Stich) o la misma Cenicienta, entre muchos otros.

Sistema de habilidades

¿Y cómo haremos mejorar o evolucionar a los héroes? Será otra de las novedades del juego. Dispondremos de un tablero, por el que nos moveremos utilizando Board Points o puntos de tablero. Cada casilla nos otorgará pequeñas mejoras (como aumentar la vitalidad) y nuevas habilidades, como técnicas de combate para el menú Comando o hechizos. Además, desde el propio menú existirá un apartado para sintetizar objetos, gracias al que podremos crear nuevas habilidades. Y es que, como en anteriores entregas, no será un juego corto…

Con multijugador

Gracias a la conexión WiFi de PSP podremos también jugar Ad hoc con hasta cinco amigos. Todas las opciones multijugador se concentrarán en un mundo, Mirage Arena, y básicamente ofrecerá dos modos: uno cooperativo en el que nos enfrentaremos a hordas de enemigos y otro de carreras, en el que competimos en intrincados circuitos repletos de saltos y sorpresas. Esta segunda opción está en línea con alguno de los minijuegos para un jugador. Dependiendo de nuestros resultados, obtendremos puntos que podremos canjear en las tiendas de los Moguris, para conseguir con ellos medallas y objetos raros que utilizaremos en el modo para un jugador. Antes de meternos en la partida, podremos reunirnos en un lobby con hasta seis participantes, al estilo de otros juegos online más que conocidos.

Lo más grande en PSP

Más allá de sus enormes posibilidades y secretos (tiene un vídeo oculto con pistas sobre Kingdom Hearts 3, un jefe especial…), uno de los aspectos más atractivos de Kingdom Hearts Birt by Sleep es su apartado gráfico. De verdad, en todo momento te parecerá estar frente a un título incluso mejor que los de PS2. Los personajes están muy detallados y genialmente animados, los mundos son grandes, incluso más que en la veterana consola de sobremesa. Una vez más, sorprende de lo que es capaz PSP. Y no es para menos, ya que llevan trabajando en este título más de tres años y se nota en todo. La banda sonora está tremendamente cuidada, el control depurado, los detalles visuales son buenísimos… este es de esos juegos que merecen la pena comprarse sin pensarlo dos veces, tanto por la calidad, como por su duración. A las 45 horas de la primera partida, añade secretos, tres niveles de dificultad, multijugador… Si eres fan de Kingdom Hearts tienes ante ti un título imprescindible. Y si no, tienes una oportunidad para engancharte a una saga mítica. Crucemos los dedos para que siga el ejemplo de Final Fantasy XIII y tarde poco en llegar a estos lares. 

Lecturas recomendadas