El origen de Kingsman
Reportaje

Kingsman: El origen real detrás de la película y el cómic

Por Hobbyconsolas.com
-

Kingsman 2, conocida oficialmente como Kingsman: El círculo de oro, está a punto de estrenarse: el 22 de septiembre podremos disfrutar en las salas de cine de la tan esperada secuela de Kingsman: El Servicio Secreto

Muchos de vosotros tendréis ya el día marcado en rojo en el calendario, pero quizá algunos ni siquiera hayáis visto la primera parte de Kingsman (muy mal, por cierto). Pensando en ello, hemos decidido poneros al día con la película, pero también narraros la historia que hay detrás de esta prestigiosa comedia de acción y de humor negro, con la que Fox triunfó en las salas de cine allá por 2015.

Como os contamos en la crítica de Kinsgman hará dos años, la película nos presenta al curtido agente secreto Harry Hart (Colin Firth), nombre en código Galahad, quien apadrina a Eggsy (Taron Egerton) como nuevo recluta para la agencia Kingsman, una organización secreta británica destinada a mantener la paz mundial. Sin embargo, mientras que Harry es todo un caballero, sofisticado, elegante y educado, su aprendiz es un gorrilla barriobajero, incapaz de distinguir un buen vino de la ginebra de garrafón, o un vals de un rap. 

Decidido a convertirlo en un miembro apto para la organización, Harry se encargará de formar a Eggsy no solo como una máquina de matar y de picar carne, sino también en uno de los más refinados caballeros que el Imperio de su Majestad Británica jamás haya brindado al mundo. Una tarea que, por cierto, no será fácil. Y no solo por lo que tendrá que desaprender el chaval, sino porque un genio loco y multimillonario llamado Valentine (Samuel L. Jackson) pretende desatar su solución mundial sobre el planeta. ¿Podrán Harry y su pupilo torcer los planes del malvado supercriminal? 

La respuesta la obtendréis en la película y el cómic de Kingsman. Ambos, por cierto, basados en una historia verídica. Sí, como os decimos: en algo que le sucedió de verdad a otro "superespía". 

My Bond Lady, la historia original tras Kinsgman

Como veis, hay mucho de My Fair Lady y James Bond en el génesis de Kingsman. Y no es casual. Pero vayamos paso a paso, empezando por el hecho de que Kingsman se basa en una novela gráfica. Se trata de un cómic llamado Kingsman: The Secret Service, que en España publica en formato tomo Panini Comics. El cómic original se editó entre 2012 y 2013 en EEUU bajo sello de Icon Comics, la línea de autor de Marvel, destinada a relatos algo más elaborados e independientes de su línea de superhéroes.

10 razones para no perderte Kingsman El círculo de oro

La historia del cómic original de Kinsgman era ligeramente distinta, pues el espía y su ahijado eran tío y sobrino. El primero se hacía llamar Jack London, y venía también de los barrios bajos de Londres. Apiadándose de su hermana pequeña y del primogénito de ésta, decide sacar al chaval de las calles y tratar de hacer un espía de él, incluyendo un curso acelerado en modales, seducción y formación marcial. A partir de ahí, la historia a grandes rasgos es bastante parecida a la película, aunque con algunas divergencias puntuales. 

Estas son las mejores películas basadas en un cómic... ¡Y Kingsman está entre ellas!

Pero más allá de esto, hemos de hablar del cómic, que está dibujado ni más ni menos que por una leyenda viva del Noveno Arte: nos referimos a Dave Gibbons, a quien conoceréis sobre todo por su trabajo en Watchmen, junto a Alan Moore. Más concretamente hemos de centrarnos en sus dos guionistas, que fueron Mark Millar (autor de Kick-Ass, El viejo Logan, Wanted) y de un señor llamado Matthew Vaughn, que os sonará por haber sido el director de la primera película de Kick-Ass y X-men: Primera Generación, dos de las mejores películas de superhéroes de los últimos años. Un detalle que le valió para que Fox confiase en él además la dirección de la adaptación del cómic de Kingsman.

El germen de la historia de Kingsman nació tras el estreno de la película Casino Royale, protagonizada por Daniel Craig. Millar y Vaughn se habían reunido en un bar y estaban hablando de esta película, en concreto de que les había gustado cómo reflejaba los primer encargos de Bond, y del hecho de que era una lástima que nunca viéramos en pantalla como el agente 007 se formaba como espía. 

Durante la conversación esbozaron algunas ideas de lo que luego sería el primer boceto de Kingsman. Sin embargo, el punto a lo My Fair Lady, lo de convertir a alguien sin educación ni formación en un refinado superagente, vino de una anécdota verídica que os sorprenderá. 

Kingsman: El origen tras la película y el cómic

Al parecer, Sean Connery no fue la primera elección para interpretar a James Bond en la primera película de la franquicia: Agente 007 contra el Dr. No. De hecho, su director, Terence Young, se tiraba de los pelos con el actor escocés, que era más bien brutote, no sabía moverse con elegancia y en general era demasiado rudo para plasmar la elegancia y refinamiento del sofisticado Bond que los relatos de Ian Fleming describían. 

Dispuesto a que la película saliera adelante de una manera o de otra, Young tomó a Connery bajo su ala para enseñarle a ser un caballero. Esto es, lo llevó consigo a su sastre, en donde le enseñó a vestir. Le presentó también a su barbero para que aprendiera qué cortes de pelo debía llevar y cómo afeitarse. En los restaurantes le enseñó qué tipo de cubierto usar cada qué plato, y también qué tipo de vino pedir. De la misma manera, en casinos y lugares de reunión social le enseñó a moverse, hablar y a comportarse para pasar por un estudiante de universidad pija y miembro de la alta sociedad londinense. Fue poco menos como si convirtieran a Renton, de Trainspotting, en Cary Grant en su momento de mayor esplendor. 

El resto... como suele decirse, es historia. Tras Agente 007 contra el Dr. No, Connery se convertiría en James Bond y en su cara para la posteridad. Hasta el punto que tras su retiro, brevemente suplido por George Lazenby, los productores pagaron una millonada al actor para que volviera al papel antes de su retiro definitivo del rol tras Diamantes para la eternidad

De esta manera, Millar y Vaugh pergeñaron su Kingsman, un cómic que en 2013 recibiría tan buenas críticas por parte de los lectores y de los críticos, que en 2015 Fox lanzaría la primera entrega de lo que parece ser una incipiente saga de agentes secretos británicos con un punto diferente y ligeramente macarra. 

Kingsman: El circulo de oro se estrena en España el 22 de septiembre. Matthew Vaughn regresa nuevamente como director de esta poco ortodoxa historia de espías. Junto a él, Colin Firth y Taron Egerton interpretarán los papeles principales de esta secuela. Pero además, tendremos otros nombres de categoría como los de Mark Strong, Halle Berry, Julianne Moore, Jeff Bridges y Channing Tatum en los papeles secundarios más destacados. 

Si queréis ahondar en esta película, no os perdáis nuestro especial. También os recomendamos que le echéis un vistazo al Blu-Ray/Dvd de Kingsman de 20th Century Fox o que le dediquéis una ojeada al cómic Kingsman: The Secret Service, de Panini Comics. 

Hobby Consolas para Twentieth Century Fox

Lecturas recomendadas