Reportaje

Las 10 peores adaptaciones de videojuegos en el cine

Por Estela Villa
-

El mundo del cine y el de los videojuegos nunca se han llevado muy que digamos y si no nos creéis echadle un ojo a nuestro reportaje con las 10 perores adaptaciones de videojuegos en el cine, ¿echas en falta alguna?

El mundo del cine y el de los videojuegos cada vez está más unido sobretodo ante la falta de ideas del mundo de Hollywood, donde últimamente es demasiado habitual ver películas cuya inspiración es un videojuego, pero ¿cuál es el problema? Que se suelen saltar la historia original y la adaptación resulta siendo algo irrisorio que no gusta a la crítica y mucho menos a los seguidores de los juegos. El resultado de esto son películas con presupuestos millonarios que fracasan en taquilla por este motivo o por otro, y si no echadle un ojo a nuestro reportaje del juego al cine y sabréis el por qué. En este reportaje repasamos algunas de las peores adaptaciones de videojuegos, ¿y tú con cuál te quedas?

Nota: La lista está por orden alfabético

Alone in the dark

Año de estreno:

2005


Es otra de las películas dirigidas por Uwe Boll así que ya podéis predecir los motivos de su presencia en la lista. Está basada en el cuarto título de la saga, Alone in the Dark: The New Nightmare, del que pretendía ser una continuación pero nada más lejos puesto que las contradicciones entre ambos son más que evidentes, lo que dio como resultado una incoherencia argumental que quedó plasmada en el absoluto fracaso en taquilla. Además, según IMDb está dentro de las cien peores películas de la historia.

Doom

Año de estreno:

2005
 

Dwayne Jonhson protagoniza este título de ciencia ficción en el que una escena en primera persona es la única referencia original al popular FPS que dentro de poco estrenará remake en la nueva generación. Relata la historia de un grupo de soldados enviados a rescatar una colonia en Marte después de que sus residentes abrieran un portal al infierno y liberasen una horda de criaturas asesinas. El resultado fue una cinta aburrida y difícil de digerir.

Far Cry

Año de estreno:

2008

Otra cinta de Uwe Boll lo que es sinónimo de 'película para olvidar'. Esta vez el director se atrevía con un juego FPS en un año en el que Crytek dejaba el testigo y era Ubisoft la encargada de seguir con la saga, algo que le sentó muy bien puesto que Far Cry 3 gustó tanto al público como a la crítica, pero no ocurriría lo mismo con la película. Far Cry nos cuenta la historia de Jack Carver, un militar retirado que acompaña a la protagonista a una isla donde se están llevando a cabo actividades militares no autorizadas. Parece una película normal pero el hecho de contar con personajes planos, diálogos de risa y un montaje ridículo en el que se notan los cromas hacen que merezca tener un puesto en nuestra lista.

Final Fantasy: La Fuerza Interior

Año de estreno:

2001

La adaptaciónde la serie de videojuegos RPG Final Fantasy fue el primer intento de crear humanos animados fotorrealísticamente, pero también fue uno de los fracasos más sonados en la historia del cine, con pérdidas de más de 120 millones de dólares que provocaron la bancarrota de Square Pictures y la fusión de Squaresoft con Enix dando lugar a lo que hoy conocemos como Square Enix. Nos cuenta la historia de la humanidad en el año 2065 cuando la Tierra es invadida por unos extraterrestres de apariencia espectral que arrasan todo lo que encuentran.


House of the dead

Año de estreno:

2003

Es otra de las películas dirigidas por Uwe Boll basada en uno de los juegos más populares de las salas recreativas de los 90. Como la mayoría de las que forman parte de este reportaje, poco o nada tienen que ver con el juego de SEGA, de hecho es tan mala que podría ser la película perfecta para una sesión de cine cutre en la que hay secuencias donde se ven los trampolines sobre los que saltan los zombies. La historia es la típica en la que un grupo de jóvenes deciden irse de vacaciones a una isla en la que las pasarán canutas para mantenerse con vida ante las hordas de zombies que aparecerán. Diálogos sin sentido, chistes sin gracia y situaciones absurdas son sus cartas de presentación.


 

Mortal Kombat Aniquilación

Año de estreno:

1997

La primera película basada en el popular juego de lucha fue una adaptación bastante conseguida del videojuego, pero no podemos decir lo mismo de su secuela y por eso está en la lista. Está basada en Mortal Kombat 3 pero el cambio de actores, la falta de coherencia y la cutrez de sus efectos visuales hicieron de ella un auténtico pinchazo en taquilla. Con ella esperaban repetir el éxito de la primera y de hecho se consideró la producción de una segunda secuela llamada Mortal Kombat: Devastation que se ha quedado en pre-producción durante años. La última información al respecto es que sería un reinicio de la saga de películas Mortal Kombat.

 

Resident Evil: Extinción

Año de estreno:

2007


La saga Resident Evil cuenta con más detractores que defensores pero a pesar de ello las películas entretienen, sobretodo las dos primeras en las que vimos pasar a personajes reconocidos como Jill Valentine o al mismísimo Némesis. Sin embargo, llegó Resident Evil: Extinción y aunque en la segunda entrega la saga ya empezó a degenerar en ésta se le terminó de dar la puntilla. Uno de los aspectos más criticados es la aparición de Alice (Milla Jovovich), un personaje totalmente ajeno al universo de Resident Evil y en torno al que se han centrado las películas.

 

Silent Hill: Revelations

Año de estreno:

2012

Aunque la primera película de Silent Hill intentó ser fiel a la saga el hecho de querer mezclar los tres juegos hizo que el guión no terminara de cuajar, a pesar de ello ganó 100 millones de dólares en taquilla por lo que una secuela no se iba a hacer esperar y pasó lo que pasó. Llegó seis años después con una trama que continuaba a su predecesora pero que no era ni la mitad de buena. Basada en Silent Hill 3 nos cuenta los problemas de Harry y Heather Mason en su huída de algo que los ha estado atormentando durante años y que no deja de perseguirlos. Sólo obtuvo una recaudación de 50 millones de dólares en pantalla.

Street Fighter: La última batalla

Año de estreno:

1994

A pesar del éxito comercial que supuso la película consiguiendo recaudar tres veces más de lo que costó, no fue suficiente para ganarse el favor de los fans de saga. Está basada en Street Fighter II, el popular videojuego de Capcom, aunque no respetaba ni su argumento ni el de los personajes y si no, echadle un vistazo y comprobad el papel que desempeñan Dhalsim o Blanka en ella. Otro de sus puntos flacos es la fugaz presencia de los hadouken y los shoryuken en pantalla, movimientos que aparecen con un simple gancho acompañado de un destello. Participó un elenco internacional encabezado por Jean-Claude Van Damme, Kylie Minogue o el gran Raúl Juliá, que encarnó a Mr. Bison.

Super Mario Bros

Año de estreno:

1993


Esta película podría decirse que se basa en Super Mario Bros por el título de la misma porque por el parecido al videojuego bien podría ser cualquier otra cosa. Su error fue la visión del universo de Mario y es que si os decimos que Yoshi es un pequeño velociraptor que acaba de salir de Jurassic Park ya os podéis imaginar el resto. La princesa es una paleontóloga y los goombas dinosaurios humanoides, mientras que Mario (Bob Hoskins), Luigi (John Leguizamo) y Dennis Hopper (Bowser) son lo poco "reconocible" de esta película sci-fi que es mejor olvidar.




¿Y en el futuro?

Además de todas éstas que os hemos puesto hay muchas más que podrían estar en la lista como Dead or Alive, Max Payne, Tekken… y otras que pueden llegar a estarlo y es que con el historial que tienen las películas basadas en videojuegos títulos como Assassin’s Creed o Warcraft nos hacen plantearnos si llegarán a estar a la altura de lo que se espera de ellas. La primera de ellas estará protagonizada por Callum Lynch (Michael Fassbender) que gracias a la tecnología será capaz de experimentar las vivencias de su antepasado, Aguilar de Algarrobo, en la España del siglo XV. Así es como descubrirá la historia que enfrenta a los Asesinos contra los Templarios. La segunda, basada en el universo de la saga de Blizzard y en concreto en Warcraft: Orcs and Humans. Nos contará el primer encuentro entre las razas de los humanos y los orcos.

Lecturas recomendadas