The Legend of Zelda: a Link to the Past
Reportaje

The Legend of Zelda: A Link to the Past - Reseña del manga

Por Thais Valdivia
-

Si hay un título de la franquicia The Legend of Zelda que ha logrado calar hondo en muchos de nosotros es, sin duda, A Link to the Past. Un juego que tiene adaptación a manga realizada por Shotaro Ishinomori.

Una de las novedades más esperadas del año llegó a finales de octubre de la mano de Norma Editorial, concretamente durante la celebración del XXII Salón del Manga de Barcelona. Una novedad que nos mete de lleno en una historia apasionante llena de aventuras y momentos épicos. Hablamos de The Legend of Zelda: A Link to the Past, manga firmado por el conocido autor Shōtarō Ishinomori (Cyborg 009) que se basa en el título del mismo nombre de SNES desarrollado por Nintendo y dirigido por Takashi Tezuka.

De cero a héroe

La tranquila y apacible vida de Link, un joven normal y corriente de Hyrule, da un giro de ciento ochenta grados en el momento en que, en una noche de tormenta, escucha en su mente la voz de la princesa Zelda. Ella le pide que vaya hacia el castillo a rescatarla, pues el malvado Agahnim la tiene encerrada en las mazmorras. El chico, aún sin asimilar del todo la situación, corre hacia el lugar y presencia el asesinato de su tío, quien, antes de fallecer, le entrega un escudo y una espada. Armado y audaz, Link rescata a la princesa, pero pronto su heroico gesto queda en nada, pues Agahnim aparece de nuevo para llevarse a la chica.

Decidido, nuestro protagonista comienza una aventura en la que tendrá que enfrentarse a mil y un peligros mientras madura como persona. Todo ello con un único fin: encontrar la mítica y escurridiza Espada Maestra con la que salvar a su querida Zelda. ¿Lo conseguirá?

The Legend of Zelda: a Link to the Past

Ishinomori lanzó esta adaptación a manga en enero de 1992 en las páginas de la revista Nintendo Power y, tras doce episodios, finalizó en diciembre de dicho año. Un año después, la editorial Shogakukan recopiló todos los capítulos en un tomo único. Tomo que posteriormente tuvo varias reediciones.

En nuestro país, Norma Editorial confirmó la licencia del manga en el Salón del Cómic de Barcelona de 2015. Aunque en un principio se tenía previsto que el volumen saliera en los siguientes meses, finalmente se lanzó a finales de octubre de este año con motivo de la celebración del XXII Salón del Manga de Barcelona. A día de hoy podéis encontrarlo en tiendas especializadas por 18€

Centrándonos en el manga en sí, Shōtarō Ishinomori hace un gran trabajo de principio a fin en esta adaptación. Si bies es cierto que en general no sigue la estela del videojuego original, sí que nos ofrece otro punto de vista de la trama, una visión que consigue atraer al lector desde las primeras páginas. Y es que el mangaka combina a la perfección los momentos de acción con situaciones repletas de humor protagonizadas por Link. Su manera de ver la vida, sus comentarios irónicos refiriéndose al mundo del manga y los videojuegos, su inocencia y su evolución a lo largo de los doce capítulos son alguno de los ingredientes que hacen de este tomo único un imprescindible tanto para los fans de la franquicia The Legend of Zelda como para aquellos que deseen ampliar su colección con una buena historia que posee una edición perfecta.

The Legend of Zelda: a Link to the Past

Otro de los puntos clave de la versión manga que Ishinomori hace de A Link to the Past es el dibujo. Un dibujo limpio, bien detallado y que ofrece una sensación de fluidez y epicidad difícil de olvidar. El estilo de este autor, propio de los años ochenta y noventa, es fácilmente reconocible gracias sus trazos suaves y directos, además de por saber mostrar situaciones serias y divertidas con una facilidad pasmosa. Mención aparte merecen las viñetas dobles en las que el color desborda por los cuatro costados. Todo esto se une a una narración ágil que logra atraparte hasta el último episodio.

Por último, pero no menos importante tenemos la traducción. Como bien hemos comentado antes, las situaciones de humor, además de rebajar la carga dramática de la trama, son parte principal del tomo y algo común durante la lectura. Estos comentarios podemos entenderlos y disfrutarlos gracias al trabajo de traducción. Con un vocabulario simple, cercano y fácil de seguir cualquiera puede zambullirse en esta historia.

Mientras esperamos pacientemente a que The Legend of Zelda: Breath of the Wild llegue en algún momento de 2017, además de recordar viejos tiempos con esta pequeña joya, podemos especular sobre si este último título de The Legend of Zelda tendrá adaptación a manga o no, tal y como ha ocurrido con este A Link to Past y con otros juegos de la franquicia. ¿Qué pensáis?

Lecturas recomendadas