Reportaje

Manga: Series de ninjas

Por Thais Valdivia
-

Estos famosos y letales guerreros han servido de inspiración a algunos autores de manga y directores de anime que no han dudado en adaptarlos a su manera.

Dentro de la historia de Japón, aparte de los samuráis, existió un grupo militar de mercenarios a los que se les llamó ninjas. Estas personas eran entrenadas de tal manera que pudieran desenvolverse con soltura en todos los territorios y lugares con tal de llevar a cabo una misión y así desestabilizar al contrario. Para acabar con sus enemigos tenían a su disposición un completo arsenal de armas como cadenas, shurikens e incluso eran capaces de crear bombas y veneno.

Todo ello, unido a las historias y leyendas que aparecen en mil y un escritos de la cultura nipona, ha llevado a más de un autor de manga a crear una historia en la que estos personajes son protagonistas o aparecen en algún momento destacable de su obra. Algunos incluso se han atrevido a innovar y a introducir elementos sobrenaturales que no han hecho sino afianzar estas tramas dentro de la amplio abanico de series manganime.

En este reportaje veremos algunas de estos proyectos. Preparad vuestros kunais, que allá vamos: 

Ninja Hattori-kun

Las historias de ninjas no son algo nuevo dentro del mundo del manganime. Un ejemplo de ello es Ninja Hattori-kun, un manga que nació en el año 1964 y que para algunos es un referente dentro del humor.

La trama empieza cuando Hattori llega a la ciudad donde reside Kenichi, un muchacho que no confía mucho en sí mismo. Por ello, el joven Hattori toma la decisión de ser su amigo. A partir de ese instante la vida de ambos chicos se convertirá en una auténtica aventura. Una aventura que, en su versión animada de 1981, duró la friolera de seiscientos noventa y cuatro episodios. A ella le han seguido varias películas, algunas interpretadas por actores reales, e incluso este mismo año se ha estrenado una nueva serie de animación.

A pesar de tener tantos años, Hattori continúa con sus travesuras día a día. Gracias a ellas podemos pasar un rato divertido y ameno. Tampoco dejamos pasar ese peculiar diseño de los personajes. Simple, pero efectivo. 

Kamui-den

El año 1964 vio nacer otra serie de ninjas que a día de hoy es considerada por muchos como una de las mejores historias del manga. En ella vemos de primera mano todos los hechos que tienen lugar en el feudo de Hiochi bajo el punto de vista de varios personajes muy diferentes y con unas personalidades muy bien marcadas y definidas por su autor, Sanpei Shirato.

Tampoco pueden faltar esos momentos que nos hacen replantearnos muchas cosas acerca de la política y el poder. Estos están cargados de mucho simbolismo y retórica. Por otro lado, encontramos escenas de lucha en la que las técnicas ninja son de una calidad impresionante.

Sin duda, una serie que con el paso del tiempo no se ha visto perjudicada. Es más, incluso podría pasar como una obra actual. 

Basilisk

El tratado de paz de los clanes ninja Kouga e Iga es el eje central de una historia que se desarrolla en un pocos días. Todo comienza en el momento en que el shōgun rompe dicho tratado con tal de decidir quién será su sucesor, por lo que los integrantes de cada clan comienzan a mover ficha. Mientras, la relación amorosa de los sucesores de ambas familias, Gennosuke y Oboro, se tambalea ante tal situación.

Masaki Segawa firma este seinen de cinco volúmenes que posteriormente fueron adaptados a veinticuatro episodios de anime. Acción, sexo y unos personajes de lo más interesantes son algunas de las muchas cosas que nos podemos encontrar en una obra que destila calidad y profesionalidad por los cuatro costados. Hay que mencionar el trabajo que hace Segawa a la hora de plasmar en unos pocos volúmenes una historia que te mantiene pegado desde la primera página hasta el final. 

Naruto

¿Qué sería de un reportaje de ninjas sin no habláramos del más famoso de los últimos catorce años'ttebayô? Naruto es una de esas series que permanecerán siempre en el recuerdo de todos los otakus tanto para bien como para mal. Hay quienes la aman y hay quienes la odian, no existe un término medio.

La historia del alocado ninja que quiere convertirse en el Hokage de la Villa Oculta de la Hoja ha traspasado todas las fronteras habidas y por haber, consiguiendo a su paso premios y algún que otro récord. Y es que no es para menos, ya que el trabajo realizado por Masashi Kishimoto es digno de alabanza. Lástima que en los últimos años el manga haya tomado un rumbo algo raro que incluso los fans más acérrimos no entienden. Esperemos que el autor recapacite tras haberse tomado un buen bol de ramen y consiga darle un final digno a una serie a la que le queda poco tiempo de vida. 

Rakudai Ninja Rantaro

Un ninja no nace conociendo al dedillo todas las técnicas ni las habilidades especiales para derrotar a sus enemigos. Primero hay que aprender, por lo que hay que acudir a la escuela. Eso es lo que pensó el padre de Rantaro antes de mandar a su hijo, descendiente de ninjas de segunda clase, a una academia especial. Allí, el pequeño hará su pequeño grupo de amigos con los que intentará convertirse en un ninja de élite al tiempo en que realizan todo tipo de travesuras y trastadas.

Destinado a un público infantil, el anime Rakudai Ninja Rantaro está basado en el manga homónimo de Amako Soube. La obra, que empezó a emitirse en el año 1993, ya cuenta con más de mil seiscientos episodios. En cada uno de ellos encontramos peleas, momentos en los que se ensalza el valor de la amistad y, cómo no, humor. Mucho humor. ¿Te unes a la clase de Rantaro? 

Ninja Scroll

Los elementos sobrenaturales tampoco podían faltar en estas historias de valor y superación. Lo bueno es que en este caso se saben unir a una trama basada en hechos reales y que se desarrolla en el Japón feudal, justo después de la batalla de Sekigahara.

El shōgun de las Tinieblas aparece en escena capitaneando un ejército de demonios Kimon y comienza a desatar el caos en el lugar. Por otro lado, tenemos a Jubei, un hombre cuyo manejo de las artes marciales es más que envidiable. Debido a un terrible suceso en una aldea, el protagonista se ve envuelto en una lucha en la que las traiciones y los duelos están a la orden día. Pero no estará solo, porque a su lado tendrá a la ninja Kagero, la cual posee un curioso y letal poder.

Esta película de animación dirigida por Yoshiaki Kawajiri está destinada a mayores de dieciocho años debido a sus altas dosis de violencia y sexo. Toda la obra se desarrolla de una manera muy rápida y con una animación fluida y bien conseguida (gracias al estudio Madhouse) que no decae en ningún momento. Es más, la hora y media de duración se pasa como un suspiro.

Diez años después del estreno de la película, vio la luz la adaptación a serie de animación, Ninja Scroll: The Series, cuya historia difiere de la trama del film. 

The Dagger of Kamui

Continuamos con las películas de animación para detenernos en la adaptación de las novelas de Tetsu Yano, The Dagger of Kamui. Los cinco tomos de la obra original sirvieron para que el director Rintaro y el estudio de animación Madhouse realizaran una más que aceptable cinta de más de dos horas de duración.

La trama da comienzo cuando Jiro, un chico de 13 años, es acusado de asesinar a toda su familia. Tras huir de la masa enfurecida, el joven es entrenado por el sacerdote Tekai, quien le enseña todos los secretos de las técnicas ninja. Con esos conocimientos, Jiro partirá en busca del verdadero asesino para obtener respuestas y llevar a cabo su venganza.

Traiciones, sorpresas, acción, giros de guión... todo ello tiene cabida en una historia que nos mantiene pegados a la pantalla hasta el último instante. 

Path of the Assassin

Con un dibujo realista y una trama basada en hechos reales, Kazuo Koike (El lobo solitario y su cachorro) y Goseki Kojima crearon en 1978 Path of the Assassin (Hanzo no Mon). En este manga de quince tomos se cuenta la historia de Hattori Hanzō, ninja que tiene como misión proteger al futuro shōgun Tokugawa Ieyasu. A medida que la trama avanza seremos testigos de las habilidades de Hattori y conoceremos su pasado antes de convertirse en guardaespaldas. También se muestra cómo la relación entre Tokugawa y Hattori se va fortaleciendo poco a poco.

Al igual que otras obras de Kazuo Koike, este seinen narra con gran acierto todos los puntos del camino del ninja y muestra con todo lujo de detalles los secretos del Japón feudal. Mención aparte merece el trabajo realizado por Goseki Kojima, quien realizó las ilustraciones de la serie. 

Ninja Resurrection

Tomando como referencia otros éxitos animados como Ninja Scroll, en 1997 vieron la luz dos OVA's de media hora de duración cada una que se englobaron bajo el título Ninja Resurrection. Yasunori Urata se encargó de dirigir una obra que está basada en las novelas de Futaro Yamada.

Los dos capítulos nos transportan a la era Tokugawa, justo en el momento en que se da comienzo a la caza de cristianos. Yagyū Jūbei Mitsuyoshi y sus compañeros deben tomar el control de ciudad que se encuentra bajo el poder del cristiano Amakusa Shirō. Tras acabar con él, el espíritu de Shirō aparece en el mundo de los vivos para acabar con todos aquellos que han matado a sus compañeros. Jūbei, ante tal situación, debe ponerse manos a la obra para pararle los pies.

Cada capítulo de Ninja Resurrection es un espectáculo visual que nos presenta el lado más cruel de la era Tokugawa fusionado con toques fantásticos y de terror. Lástima que por cuestiones de presupuesto la serie fuera cancelada justo en el momento más importante de la trama. Una auténtica pena para todos aquellos que esperaban ver en formato anime todo lo que Futaro Yamada plasmó en sus escritos. 

Ninja Nonsense: The Legend of Shinobu

Después de repasar historias de venganza y de habernos adentrado en lo más profundo de la historia de Japón, llega el momento de descansar y relajarnos con una obra que no tenga una historia complicada y que esté destinada únicamente a hacernos pasar un buen rato. Y Ninja Nonsense es una de ellas.

Como bien dice su título, la obra es un disparate en más de un sentido. La serie da comienzo cuando Shinobu, una graciosa aprendiz de ninja, se hace amiga de una muchacha normal y corriente, Kaede, que sólo quiere estudiar para pasar los exámenes. A partir de ese encuentro, comienzan a sucederse situaciones de todo tipo como, por ejemplo, el instante en que Shinobu debe robarle la ropa interior a Kaede porque su instructor se lo ha puesto como prueba.

Ryoichi Koga firma este manga de cuatro tomos que posteriormente se llevaron al anime. Si te gustan las series en las que todo está patas arriba y no sabes lo que estás viendo, échale un ojo a esta. No te defraudará.


Tenemos muchas otras recopilaciones de mangas y animes. Aquí las tenéis todas:

Lecturas recomendadas