Reportaje

El mejor rol con Dragon Quest IX

Por Gustavo Bernaldo
-

¡¡Ya está aquí Dragon Quest IX Centinelas del Firmamento!! Todo un fenómeno que en Japón ha vendido más de cuatro millones de copias. Y es que los chicos de Square Enix... ¿saben lo que se hacen?

Una de las bazas que siempre han caracterizado a la saga Dragon Quest, ya sea desde los tiempos de NES, ha sido la sensacional combinación de fantasía medieval y sentido del humor. Aunque gran parte de la culpa también corresponde a los maravillosos diseños de criaturas y personajes, donde Akira Toriyama, creador de la archifamosa e incombustible saga Dragon Ball, es el máximo responsable.

El Ángel caído

La historia de este Dragon Quest IX Centinelas del Firmamento nos narra cómo nuestro protagonista ha conseguido méritos suficientes en el cielo como Ángel de la Guarda para entrar en el reino celestial. Aunque justo cuando se dispone a afrontar su viaje, el país de los ángeles es azotado por una extraña fuerza oscura que hace que nuestro protagonista caiga a la Tierra sin ninguno de sus poderes especiales que, cómo no, debe ir recuperando.

Un héroe a tu medida

Antes de meternos en harina, debemos diseñar nuestro personaje mediante un completo editor que nos permitirá elegir entre un montón de características diferentes para configurar su apariencia. Pero mucho más importante será elegir uno de los seis oficios que nos ofrece Dragon Quest IX Centinelas del Firmamento: soldado, clérigo, mago, monje ladrón o artista ambulante, ya que marcará nuestras habilidades.

Eso sí, en algunas ocasiones, podremos cambiarlas y, con la experiencia de combate, cada oficio evolucionará en una versión más avanzada convirtiéndonos en maestro de batalla, paladín, alto mago, explorador, sabio y superestrella. Por suerte, no estaremos solos en este Dragon Quest IX Centinelas del Firmamento, ya que otros tres héroes se unirán a nuestro equipo y, como hicimos con nuestro protagonista, podremos diseñar su apariencia, habilidades y armas a nuestro antojo.

Combates por turnos

El vasto universo de Dragon Quest IX Centinelas del Firmamento nos lanza a explorar un gigantesco mundo 3D donde se entrelazan la estética manga con la ambientación medieval. Y, a diferencia de sagas como Final Fantasy, en Dragon Quest IX Centinelas del Firmamento decidiremos si queremos combatir o no, es decir, que veremos a los enemigos deambular por los escenarios y podremos sopesar si luchar contra ellos o esquivarlos para continuar avanzando.

Si decidimos entrar en acción, vamos a encontrar divertidos combates por turnos con un montón de posibilidades: magias, habilidades, objetos… Con un manejo increíble de las dos pantallas de la Nintendo DS, ya que mientras que en el modo exploración la pantalla táctil nos sirve para explorar el mundo, durante los combates cambiará para mostrar los menús de los personajes. En la pantalla superior se nos mostrará el mapa en el modo exploración, mientras que veremos toda la acción durante los combates.

Todo enmarcado en un desarrollo repleto de misiones, ya sean de la trama principal o no, que nos reportarán suculenta experiencia para ir subiendo de nivel, y mejor equipo con el que afrontar los combates. Y si nos aburrimos de recorrer los extensos parajes de Dragon Quest IX Centinelas del Firmamento, siempre podemos llamar a tres amigos e invitarlos a que se unan a nuestra partida mediante red local para que manejen cada uno un héroe.

Pero no será la única opción de conectividad, ya que también será posible dejar el juego encendido para recibir nuevo contenido online que nos manden otros jugadores como, mapas de tesoros o armas.

Un juego increíble

Lo que sí es cierto, es que Dragon Quest IX Centinelas del Firmamento es uno de los títulos más completos que hemos jugado en la portátil de Nintendo y que, seguro, se convierte en todo un referente de los juegos de Rol, tanto por su extensión como por su diversión y jugabilidad. Y es que no se triunfa así como así en el país del sol naciente.

Lecturas recomendadas