Reportaje

Los mejores animes clásicos que todavía no has visto

Por Elisabeth López
-

Bienvenidos a nuestro reportaje con los mejores animes clásicos: películas imprescindibles para cualquier fan del manga y la animación japonesa, aunque seguro que no habéis visto alguna de ellas. Todos los géneros de los maestros del anime.

Como todos sabréis, la película de animación Your Name fue estrenada el pasado 27 de agosto en su país de origen, Japón. En tan solo unos pocos meses, consiguió alcanzar el título de la película de anime más taquillera a nivel internacional al superar a El viaje de Chihiro, recaudando 281 millones frente a los 275 millones conseguidos por la segunda. 

Con ello, desbancó a la obra maestra de Hayao Miyazaki y Estudio Ghibli, y consiguió todo un hito en la historia de las películas de anime. Además, demostró que hay vida más allá del Estudio Ghibili o lo que es lo mismo, más películas de anime con gran calidad. Por esta razón, hemos querido realizar este reportaje donde destacamos las 7 mejores películas de anime que aún no has visto y precisamente por esto, por no ser tan conocidas o haber pasado desapercibidas. 

Tekkonkinkreet

Tekkonkinkreet puede que sea la película, de las incluidas en este reportaje, que cuente con el diseño más cuidado de todas. Dirigida por Michael Arias y publicada el 23 de diciembre de 2006, nos cuenta cómo la amistad de dos huérfanos prevalece por encima de todo mientras lidian con otras pandillas de delincuentes por el control de la ciudad Treasure Town. Aunque pueda parecer muy simple el argumento, el verdadero placer de esta película reside en cómo se cuenta la historia mediante el uso de imágenes tanto reales como llenas de simbolismo. 

En relación a lo anterior, y tal y como hemos indicado al principio, el apartado en el que más destaca este título de Studio 4ºC, estudio conocido por películas como Steamboy o Spriggan, es el diseño. A diferencia del resto de películas de anime, esta permite que la imaginación vuele llegando a crear un estilo único y creativo. Por ello, podemos ver que no se representa el mundo real, pues encontramos que los personajes desafían las leyes de la gravedad cuando saltan, aunque consigue mantener el sentido implícito en el universo de la película. Para terminar de recrear ese mundo tan dinámico y cuidado, la banda sonora que lo acompaña corre a cargo de Plaid, grupo británico de música que consigue plasmar con su música el surrealismo que envuelve a la película. 

Millenium Actress

Otra de las películas que tienes que ver y no puedes perderte es Millenium Actress, dirigida por el aclamado Satoshi Kon y el estudio Madhouse. Con un gran apartado artístico y sonoro, la primera obra original de este director nos cuenta la historia de Chiyo Fujiwara, una artista famosa que decide retirarse por el resto de su vida. Pero, un día, su retiro se verá perturbado cuando un admirador suyo, Genya, le realiza una entrevista y, durante la misma, le entrega una llave dorada que perdió cuando abandonó el cine. Este hecho nos llevará a conocer su pasado como artista y, lo que es más importante, el amor de su vida que supuso que no fuese la mujer convencional japonesa dedicada a la casa y a los hijos sumisamente. 

Así pues, esta película se trata de una historia de amor, pero que va mucho más allá, puesto que encontramos otros aspectos que la hacen única: la manera con la que nos muestran la esencia humana, la demostración de la historia del cine japonés entremezclada de manera magistral con la vida de Chiyo, así como la manera única de narrar historias que tiene Satoshi Khon en películas como Perfect Blue, Tokyo Godfathers y Paprika de las que hablaremos a lo largo de este reportaje. 

Perfect Blue

A diferencia de Millenium Actress, Perfect Blue, la primera película dirigida por Satoshi Kon y estrenada en julio de 1997, ofrece una historia basada en una obra literaria. Como la mayoría de las películas de esta lista, fue galardonada con numerosos premios, entre los que encontramos el premio a mejor película de animación en el Festival Internacional de Cine Fantasia, en el B-Movie Film Festival y en el Fantasporto. A diferencia de los otros títulos incluidos en este reportaje, Perfect Blue cuenta con una historia que puede que sea la más dura de todas, pues nos explica como Mima Kirigoe, una chica que decide dejar la música para ser actriz, es víctima de acoso mientras sufre las consecuencias de preparar su primer papel. 

A pesar de la crudeza demostrada, la película cuenta con aspectos sobresalientes como el montaje, claramente reflejado en el momento en el que Mima cae en desgracia y no sabemos exactamente qué es real y que no, y la banda sonora que, a pesar de la mezcla de temas pop con otros más tétricos, consigue mantener siempre el nivel de tensión. Si quieres conocer en detalle estos y otros aspectos de la película, no te pierdas nuestra crítica

Spriggan

Otro estudio que repite en la lista es Studio 4ºC con una de las películas más antiguas de esta lista estrenada en 1998: Spriggan. Este título de animación cuenta una historia que se aleja de los tintes dados por el resto de películas que explicamos, puesto que nos sumen en la supervivencia que la humanidad tendrá que hacer por lo ocurrido en una montaña de Ararat (Turquía) a manos de una patrulla de Arcam, una organización que tiene como objetivo resolver los enigmas de antiguas civilizaciones extinguidas. Alejándonos así de los dramas personales o familiares del resto de títulos. 

De esta manera, encontramos una película bastante notable que nos ofrece: acción frenética que no decae en ningún momento durante la misma; personajes principales y secundarios muy bien caracterizados; y una historia al más puro estilo Indiana Jones que hará las delicias de los fans de la franquicia cinematográfica. 


Tokyo Godfathers

Nuevamente, repite Satoshi Kon con Tokyo Godfathers, su tercera película de animación como director estrenada en 2003. Ambientada en la novela de Peter B. Kyne, Three Godfathers, la historia nos cuenta como tres vagabundos, Gin, Hana y Miyuki, encuentran durante una noche de Navidad a Kiyoko, un bebé depositado en la basura. Por ello, se verán envueltos en la incesante búsqueda de buscar a los padres del pequeño a la vez que superan una serie de obstáculos que les evocará recuerdos de sus vidas. 

Una de las genialidades con las que cuenta esta película es la capacidad de conseguir atrapar al espectador con sus tres protagonistas mediante una gran cantidad de situaciones cómicas y emotivas. Por otra parte, otro de los grandes aliados de Tokyo Godfathers es su apartado artístico, con el que pasa a ser una película disfrutable, no solo en Navidades, sino en cualquier época del año. Por todo ello, se convierte en una película que, aunque no sea la más destacable de Satoshi Kon, hace que una historia sencilla sea transcendental por la manera en la que está contada. 

Paprika

Considerado como el culmen del trabajo del fallecido Satoshi Khon, Paprika fue desarrollada junto con Madhouse y estrenada en el año 2006. La historia, que sigue algunas de las líneas dibujadas por Perfect Blue, nos hace comprender a Atsuko Chiba, una joven que sigue una terapia psiquiátrica revolucionaria por introducir sueños para acabar con los traumas de sus pacientes, mediante la que conoceremos a su alter-ego Paprika. Esta se verá envuelta en la búsqueda del dispositivo que posibilita dicha terapia, pues ha sido robado por tres Mini DCs o prototipos experimentales, a través de los sueños de cada uno de los personajes.

Debido a esto último, la parte más destacable de la película es la representación del mundo onírico o el mundo de los sueños. Puede resultar caótico y hasta incluso desconcertante cuando vemos la representación de un sueño en una película y que esta no sea tan diferente del mundo real, pero esto no sucede en Paprika. Cada uno de los sueños que vemos son diferentes y acordes al tono que contienen en relación con el mundo real de la joven. Le sigue de cerca uno de los aspectos que se repite como uno de los más destacados en las películas de animación: la banda sonora. Compuesta por Sumusu Hirasawa, conocido por crear las bandas sonoras de Paranoia Argent o Millenium Actress, la temática electrónica pop añadida a las canciones hace que las locuras de los sueños destaquen todavía más.

Wolf Children

Por último, aunque ya os hablamos de esta película de animación hace un tiempo con nuestra propia crítica, no podíamos pasar sin incluirla en esta lista. Wolf Children, dirigida por Mamoru Hosoda, se estrenó en Japón el 21 de julio de 2012 cosechando numerosos premios como el de Mejor Película de Animación en el Festival de Sitges, en los Manichi Film Awards y en el Festival de Oslo. La historia se centra en mostrar la vida de una joven universitaria que se enamora de Takao, un hombre lobo, y con el que mantiene una relación, pero que, por un revés del destino, acaba muriendo y tiene que cuidar sola a sus dos hijos que han heredado la capacidad para transformarse de su padre.

Aunque lo más enternecedor y gratificante sea la oda que realiza hacia la labor de las madres con sus hijos, lo que hace especial a esta película es, sin duda alguna: por un lado, la increíble combinación que hacen entre la animación más tradicional y las técnicas digitales, que hace que te olvides de que estás viendo animación; y, por otro lado, la exquisita banda sonora que la acompaña, haciendo que resulte una pieza clave en el desarrollo de la trama. 

Lecturas recomendadas