Reportaje

Los Mejores Cómics: 100 Balas, de Azzarello y Risso

Por Jesús Delgado
-

Los Mejores Cómics presenta 100 Balas, de Brian Azzarello y Eduardo Risso, posiblemente una de las mejores historias del género negro de la toda la historia del cómic.

Por fin llegamos a una nueva entrega de Los Mejores Cómics, la sección con las que os hablamos de lecturas recomendadas para que os convirtáis en unos expertos en la materia, si es que no lo sois ya.

En esta ocasión, os traemos 100 Balas, una serie cerrada acerca de la venganza, narrada en un entorno de conspiraciones, grupos secretos, violencia callejera y fuertes dosis de novela negra. Narrada por el escritor norteamericano Brian Azzarello y dibujada por el argentino Eduardo Risso, el presente título es una de la más prestigiosas colecciones lanzada a finales del siglo XX, de la cual aún se habla aún con reverencia y admiración. No en vano, fue ganadora de varios premios Harvey y Eisner, de lo mejorcito del cómic. Por algo será ¿no?

Pero si no nos creéis, dejad que os expongamos por qué 100 Balas merece su hueco entre Los Mejores Cómics.

100 Balas, cuando la venganza se sirve con plomo

100 Balas arranca bajo una premisa en apariencia bien simple. Un hombre mayor, que se hace llamar a sí mismo Agente Graves, visita a lo largo de la serie a diversos individuos cuyas vidas han sido truncadas en unas condiciones un tanto extrañas. Graves les ofrece a todos y cada uno de ellos un maletín que contiene pruebas que demuestran que fueron víctimas de un complot urdido en su contra. Adjunto a este material, fotos de los responsables y una pistola con 100 balas, imposibles de rastrear,  que supone carta blanca para actuar con total impunidad en caso de que los injuriados decidan tomarse la justicia por su mano.

Esto, que en un principio puede parecer el típico discurso demagógico, basado en la idea de "un hombre, un arma, una sentencia", realmente enmascara una trama mucho más enrevesada: organizaciones en la sombra, complots internacionales, terrorismo de estado, crimen organizado.... y muchos más detalles que nos os revelaremos por el momento. Sobre todo porque a medida que avanza la trama, se descubre la conexión entre los personajes, enseñándonos una compleja red de intrigas, poder y violencia, y no queremos que nos odiéis por spoilearos una gran historia.

Basta decir por ahora, que 100 Balas fue posiblemente de lo mejor que DC Comics lanzó entre 1999 y 2009, década que duró la serie, siendo de los últimos gloriosos estertores que dio Vertigo en el siglo XXI. El tono con el que se mueve en diversas capas sociales, el perfil que realiza del crimen en esferas bien diversas, y la magistral composición de los hechos son para quitarse el sombrero. De ahí que os recomendemos su lectura, por ser una de las obras claves de la transición de siglo, retratando lo peor de nuestra sociedad y los males endémicos que, numerosos teóricos de la conspiración señalan, padece el mundo occidental.

¿Quién puede leer 100 Balas?

Desgraciadamente 100 Balas no es un cómic sencillo. Requiere atención y gusto por la lectura, así como paciencia. Además, si el género pulp y la novela négra no te atraen, casi te diríamos, amigo lector, que no pierdas el tiempo.

100 Balas es un cómic adulto y serio. Trata de temas sórdidos como son las guerras entre bandas, las mafias, los tratos bajo cuerda de las grandes multinacionales con los gobiernos, la formación de milicias paramilitares y toda una temática que no incluye ni a hombres voladores, ni a justicieros con mallas. De ahí que toda su acción sea, más o menos, realista y constreñida dentro de las leyes de la física y de los humanamente posible.

Ahora bien, si os va Homeland, 24, e incluso The Wire, entonces 100 Balas es vuestro cómic y vais a flipar con los argumentos del Agente Graves, las maniobras del Trust o incluso con las identidades de los Milicianos, los co-protagonistas de este drama. Por ello, si encajáis en este perfil de lector, haceos un favor y dedicad una hora de vuestro tiempo a la lectura de su primer volúmen por lo menos. 

Brian Azzarello, from hero to... superhero

Cuando Brian Azzarello, el guionista de 100 Balas, arranca con este título, la suya era una figura algo anodina dentro de DC Comics. Aunque ya había hecho algunos trabajos para la editorial en la década los 90, 100 Balas supuso su bautismo de fuego real algo tardío, ya que este escritor nacido en Ohio en 1962, triunfó como escritor en la gran editorial casi con 40 añitos.

100 Balas tuvo tantísimo exito que gracias a ella, Azzarello, se convirtió durante la pasada década en el guionista fetiche de DC Comics. Tanto que la editorial llegó a encargarle tanto Superman como Batman a la vez. De ahí que bromeara diciendo que DC le había dejado sus dos mejores coches, "el Masseratti y el Ferrari", a la vez.

Trabajos como Joker y Lex Luthor: Man of Steel terminaron de consagrarle dentro de la editorial. De hecho, en 2011 se convirtió en el guionista del reboot de Wonder Woman para el Nuevo Universo DC. Y también tuvo el honor de ser guionista de dos colecciones en el ciclo de precuelas Antes de Watchmen, encargándose de El Comediante y de Rorschach.

El estilo de Azzarello, sin embargo, le ha llevado a ser uno de esos artistas que demuestran ser más aptos para el género negro y "realista" que para el de los superhéroes. Como ejemplo, al tratar a Batman y sus  casos, vuelve a arañar la sordidez de 100 Balas, rescatando el tono desesperanzador y trágico, más propio del pulp, que de las historias de enmascarados superpoderosos. Esto, lejos de encasillarlo, le convierte en un especialista en intriga de género negro y de historias de intriga, un talento que para nada desaprovecha a la hora de la verdad, y en un autor de culto con un buen número de acólitos.

Eduardo Risso, el ilustrador

Risso, a diferencia de Azzarelllo, ya era un valor en alza en los noventa, cuando llegó a 100 Balas. Nacido en Córdoba (Argentina) en 1959, Risso comenzó su carrera como historietista en 1981, pasando algún tiempo después a dibujar también para la revista Heavy Metal

En los años 90, Eduardo Risso seguía danzando por editoriales de todo el mundo, Dark Horse, IDW, Strip Art... Y en esa época realizó trabajos tan importantes como Chicanos, Los Misterios de la Luna Roja, o Johnny Double... Sin embargo, 100 Balas supuso un punto de inflexión, ya que fue el momento en el que se marca el reconocimiento norteamericano por su dibujo. 

A  pesar de que Risso tiene un trazo que recuerda enormemente al cómic europeo, su capacidad para jugar con las composiciones y las narrativas norteamericanas le valieron el entrar en diversas series de DC de manera putual: Green Lantern, Batman Broken City (en la que también coincidió con Azzarelllo) e incluso el número especial de Moloch de Antes de Watchmen.  Además también cabe recordar que trabajó para Marvel, realizando la miniserie Logan (2008), en calidad de dibujante entintador, junto al guionista Brian K. Vaughan.

¿Dónde y cómo comprar 100 Balas?

A esta cuestión tenemos una respuesta más bien fácil. 100 Balas, al ser una serie ya finalizada, es posiblemente de las colecciones más facilmente accesibles a día de hoy. Si investigáis en tiendas por Internet, encontraréis que la colección entera y terminada. Por lo general, las ofertas existenten os ofertarán en packs completos que reúnen las versiones de Norma Editorial y de Planeta DeAgostini, ya descatalogadas. 

Ahora bien, si preferis esperar e ir poco a poco con su consumo, ECC Ediciones ha lanzado este mes una nueva edición del cómic. El primer volúmen acaba de salir a la venta en diciembre a un precio de 19,95 euros. En cada uno de los tomos se encuentran 10 capítulos del cómic original, lo cual hará que la presente edición cuente con un total de 10 números.

Su adquisición puede realizarse en grandes superficies, en librerías especializadas o a través de páginas webs de distribución de libros y cómics.


Otras entregas de Los Mejores Cómics:



Lecturas recomendadas