Reportaje

Los mejores Final Fantasy

Por Álvaro Alonso
-

En Hobby Consolas nos hemos propuesto la más ardua de las tareas: escoger el mejor Final Fantasy de todos los tiempos. Acompañadnos en un viaje a través de los más de 25 años de historia de la saga de RPG japonés por excelencia, parándonos en los mejores Final Fantasy que han salido de las oficinas de Squaresoft/Square Enix.

Había una vez un hombre llamado Hironobu Sakaguchi al que le gustaba soñar y hacer partícipes de sus sueños a las personas a su alrededor. Por desgracia, sus fantasías no consiguieron agradar a todo el público, así que Hironobu, muy abatido, decidió que había llegado la hora de despertar... Pero no sin antes soñar una última vez, un canto de cisne con el que despedirse para siempre: una fantasía final. Con Nobuo Uematsu a la batuta y Yoshitaka Amano a los lápices, Hironobu Sakaguchi creó un mundo de espada y brujería que enamoró a todos cuantos caían en sus píxeles. El resto es ya historia: el primer Final Fantasy fue todo un éxito y la saga se ha convertido, desde entonces, en una de las más grandes de la industria, a la altura de clásicos como The Legend of Zelda o Metal Gear Solid.

Hoy, con doce entregas troncales a su espalda (y una treceava en camino), continuaciones, spin-offs, MMORPGs y, en definitiva, escarceos con todo tipo de géneros, la saga está totalmente consolidada. Pero en los últimos tiempos atraviesa un periodo de decadencia que muchos achacan a la fusión entre Squaresoft y Enix, hace ya once años. De ahí que nos hayamos propuesto echar la vista atrás y seleccionar los que, en nuestra opinión, son los capítulos más mágicos que nos ha dejado esta fantasía. Todos tenemos un favorito, uno que se grabó a fuego en nuestra memoria por emocionarnos hasta llorar o por ser el primero que nos descubrió esta maravillosa saga, sin embargo, toca escoger: ¿Cloud o Squall? ¿Aerith o Yuna? ¿Sephiroth o Kefka? Descubrámoslo.

10. Final Fantasy (1990/2003/2004/2008, NES/PSX/GBA/PSP)

La fantasía final de Hironobu Sakaguchi no podía faltar en la lista. La historia de cómo los cuatro Guerreros de la Luz arriesgaron sus vidas para salvar el mundo de las garras del malvado Garland, para después caer en el más cruel de los olvidos, será siempre recordada. Puede que las mecánicas hayan envejecido y en la actualidad resulten un tanto precarias, pero jamás olvidaremos la primera vez que disfrutamos de un combate por turnos.

9. Final Fantasy V (1992/2002/2007/2013, SNES/PSX/GBA/iOS/ANDROID)


Final Fantasy V se ganó un hueco en nuestro corazón por la cantidad de opciones a la hora de personalizar a los personajes. Su "sistema de trabajos" nos permitió hacer todo tipo de combinaciones, desde un guerrero especializado en magia negra hasta un ninja capaz de controlar el tiempo, ¡todo es posible! Además, fue la primera vez que vimos en acción a uno de los personajes más icónicos de la saga: el espadachín Gilgamesh, que aquí hacia de enemigo recurrente a lo largo de la historia.

8. Final Fantasy XIII (2010, PS3/XBOX 360)

El último Final Fantasy hasta el momento es también uno de los más polémicos: en pos de conseguir una historia mejor hilvanada, se prescindió de la exploración y libertad de acción que habían caracterizado la saga en el pasado (aunque se recupera, en parte, en la sección final). Aún así, Lightning y los lu'Cie consiguieron conquistarnos y su sistema de combate, frenético y adictivo, es uno de los que más nos ha gustado en toda la saga.

7. Final Fantasy IV (1991/2002/2006/2008, SNES/PSX/GBA/PSP/DS)

Nos encantan las batallas por turnos, pero Final Fantasy IV añadió un elemento a la mezcla que las hizo aún más interesantes: ¡tiempo activo! Así que en lugar de poder tomarnos todo el tiempo del mundo para seleccionar comandos, tuvimos que pensar con rapidez nuestras acciones si no queríamos ser pasto de los monstruos. Eso sí, también hay que admitir que es uno de los Final Fantasy con los que más hemos sudado para completarlo (la Luna es un auténtico infierno), pero por ver el final de esta mágica historia de amor y redención, hizo que valiese la pena el esfuerzo.

6. Final Fantasy XII (2007, PS2)

Final Fantasy XII es otro ejemplo de juego amado/odiado a partes iguales. Su desarrollo estuvo lastrado por el abandono de Yasumi Matsuno (padre de Final Fantasy Tactics) debido a problemas de salud, algo que sin duda afectó al producto final. Trajo consigo cambios que no agradaron a los fans de toda la vida (con un sistema que en ocasiones recuerda más a un MMORPG) pero que al mismo tiempo lo hace despuntar como uno de los Final Fantasy más especiales que hemos tenido el placer de jugar. Además, la historia es un reflejo de Star Wars... ¿¡Y a quién no le gusta Star Wars!?

5. Final Fantasy IX (2001, PSX)

Los aficionados tacharon de infantil la historia de Yitan y compañía por su aspecto desenfadado, y durante muchos años fue considerado como uno de los peores Final Fantasy de la saga (la sombra de la séptima y octava entrega era muy alargada), pero el tiempo ha colocado a Final Fantasy IX en su lugar, haciendo que sea uno de los grandes favoritos y uno de los mejores juegos de todo el catalogo de la primera PlayStation.

4. Final Fantasy X (2002/2014, PS2/PS3/PS VITA)

Final Fantasy X marcó, según muchos, un punto de inflexión. Fue la última entrega lanzada bajo el sello Squaresoft y muchos consideran que a partir de aquí la saga se echó a perder. Polémicas aparte, el décimo capítulo tiene un lugar especial en el corazón de todo aquel que haya llegado a ver su final, gracias, en parte, a un elenco de personajes sin parangón: Tidus, Yuna, Auron, Wakka, Kimahri, Lulu, y Rikku, todos son especiales e inolvidables por alguna razón, y la trágica historia de amor entre los dos protagonistas hace que se nos meta una mota de polvo en el ojo solo de recordarla.

3. Final Fantasy VIII (1999/2000, PSX/PC)

Liberi Fatali. Al ritmo del tema del genio Uematsu daba comienzo una de las mejores introducciones que hemos visto en un videojuego (por no decir la mejor). ¿El resto? Una montaña rusa de emociones, con su momento álgido en el baile entre un patoso Squall y una encantadora Rinoa, que culminaban en uno de los finales más hermosos de toda la saga, un final que es imposible olvidar.

2. Final Fantasy VII (1997/1998, PSX/PC)

El juego con el que muchos descubrieron por primera vez el género RPG, el juego que hizo llorar a toda una generación... ¡EL JUEGO! Final Fantasy VII sigue siendo considerado como uno de los mejores de la historia (las broncas en los patios de colegio entre defensores de este y Ocarina of Time eran antológicas) y no es para menos: su sistema de materias es tan adictivo y eficiente como el primer día, la cantidad de secretos por descubrir (y su dificultad, Caballeros de la Mesa Redonda, ejem) es apoteósica y... Bueno, tiene el que es, sin lugar a dudas, el momento más impactante y triste de la historia de los videojuegos. Y no, no es posible resucitarla.

1. Final Fantasy VI (1994/2002/2007/2014, SNES/PSX/GBA/iOS/ANDROID)

¡Sorpresa! Nos quedamos con Final Fantasy VI porque, a pesar de las limitaciones técnicas de Super Nintendo, un puñado de píxeles consiguieron emocionarnos y hacernos llorar como no lo consiguen muchas CGI actuales. Tiene el repertorio de protagonistas más grande hasta la fecha: catorce guerreros (tres de ellos opcionales), con motivaciones propias y desarrollo personal a lo largo de la historia, que consiguen que nos encariñemos con todos y cada uno. Además, y pese al período turbulento en que llegó al mercado, el sexto capítulo de la saga se atrevió a explorar temas tan peliagudos como la tortura... O el suicidio. ¿Y qué decir de su banda sonora? Una de las mejores, sin duda, con temas inolvidables como el Aria Di Mezzo Carattere (la canción de la ópera), el esquizofrénico Dancing Mad o la magnífica sintonía de las batallas contra jefe. Y además, Kefka es el mejor villano de la saga... incluso por encima de Sephiroth. Hala, ya lo he dicho.

Cada uno tiene SU Final Fantasy; el primer puesto puede estar ocupado por cualquier capítulo (incluso alguno que no esté entre estos diez) y la lista sería igualmente válida. Así que ahora os toca a vosotros, contadnos, ¿cuál es vuestra fantasía final favorita y por qué?

Lecturas recomendadas