Doom
Reportaje

Los mejores FPS o shooter de 2016

Por Álvaro Alonso
-

2016 ha sido un año bastante prolífico en lo que a shooters se refiere: hemos pegado tiros en la 1ª Guerra Mundial, en el espacio, en el infierno, montados en un enorme mecha o con la compañía de un grupo de héroes. Por eso, y por si tenéis dudas sobre qué juegos comprar estas navidades, os traemos un reportaje con los mejores shooters de 2016. No seáis de gatillo fácil y dadles un tiento, anda.

Battlefield 1

Después de varios años llevando la guerra moderna a consolas y PC, y tras llevarnos hasta una Galaxia muy, muy lejana, los muchachos de DICE han decidido volver atrás en el tiempo, nada menos que hasta la 1ª Guerra Mundial con Battlefield 1. El modo historia no brilla por su duración (aunque sí por su espectacularidad), pero como ha venido siendo costumbre en las últimas entregas, la esencia de Battlefield está en el multijugador, donde hasta 64 jugadores se enfrentan haciendo uso de distintas clases, armas, vehículos... Y todos fieles a la época. Un apartado técnico de escándalo (cuesta creer que se vea así de bien en consolas) completa uno de los mejores FPS 2016. ¿Dudas, soldados? Pues aquí tenéis el análisis de Battlefield 1 para resolverlas. Y ahora... ¡Circulen!

Call of Duty: Infinite Warfare

Call of Duty es ya un habitual en las listas de los mejores juegos en primera persona, pero este año los chicos de Infinity Ward se han superado a sí mismos con Call of Duty: Infinite Warfare. La campaña es una de las mejores que se han visto en la saga en las últimas entregas (los niveles a bordo de naves espaciales son puro espectáculo) y tiene momentos memorables... Como ver a Jon Snow haciendo de malo malísimo.

Pero de sobra es sabido que Call of Duty no vive sólo de la campaña, y este año nos deleita con un modo zombie que es pura diversión. El multijugador es tan entretenido como siempre, aunque se echa en falta algo más de arrojo. Así que qué pensáis, ¿es uno de los mejores shooters de 2016? Os dejamos nuestro análisis de Call of Duty: Infinite Warfare para que lo meditéis tranquilamente.

Overwatch

Dicen que todo lo que toca Blizzard se convierte en oro, así que este año la compañía famosa por juegos de la talla de Diablo, Starcraft, World of Warcraft y Hearthstone se ha atrevido con el género de los disparos en primera persona. ¿El resultado? Uno de los mejores FPS de 2016. Overwatch mezcla unas mecánicas de disparo sólidas con el dinamismo de un MOBA, todo ello acompañado por una estética que bien podría ser la de la próxima película de Pixar.

Un plantel de personajes envidiable, contenidos gratuitos cada cierto tiempo y una comunidad de jugadores que no para de crecer (especialmente en el campo de los eSports) hacen del juego protagonizado por Tracer y compañía una opción muy a tener en cuenta si os van los disparos en primera persona. Si queréis saber más, echadle un vistazo a nuestro análisis de Overwatch.

Titanfall 2

Tras una primera entrega muy digna, lanzada en exclusiva para Xbox One, Xbox 360 y PC, Respawn vuelve a la carga con Titanfall 2, esta vez, con versión para PlayStation 4 y, más importante aún, modo campaña. Y es que la historia de Jack Cooper y BT-7274 es de esas que tocan la fibra, y algunos niveles han conseguido dejarnos con la boca abierta (curiosamente, aquellos en los que se prioriza el plataformeo).

Y por si no bastase con una campaña brillante, Titanfall 2 también cuenta con un multijugador repleto de modos que se caracteriza por su velocidad. Bueno, por su velocidad y porque hay mechas de varios pisos de alto haciendo saltar cosas por los aires. ¿Y a quién no le gustan los mechas que hacen saltar cosas por los aires? Por si os quedan dudas, os dejamos el análisis de Titanfall 2.

Doom 

Pero el rey indiscutible de este año ha sido el padre del shooter moderno: Doom ha revivido, como los demonios a los que masacramos en la aventura, para enseñarle a los FPS actuales cómo se hacen las cosas. Aunque la beta multijugador hizo saltar las sospechas, el juego final (más concretamente, la campaña) ha resultado una de las experiencias más satisfactorias y sangrientas del año.

Gracias a un diseño de niveles para quitarse el sombrero, una jugabilidad que no da tiempo para respiros y unas ejecuciones de las que es imposible cansarse, Doom es el mejor shooter o FPS de 2016. Larga vida al rey. ¡No olvidéis echarle un vistazo al análisis de Doom!

Lecturas recomendadas