Juegos de guerra retro Principal
Reportaje

Los mejores juegos de guerra retro - Commando, Cabal, Mercs...

Por David Martínez
-

Los juegos de guerra nos han dado grandes momentos en las recreativas, en las consolas de 8 y 16 bits y por supuesto en nuestros ordenadores Amstrad, Spectrum y Commodore. Aquí están los mejores juegos bélicos de los años 90.

Aunque Fallout nos diga lo contrario, la guerra cambia constantemente, y estos juegos retro son una demostración. Hubo un tiempo en que las armas personalizadas, el apoyo aéreo y la infiltración no eran tácticas habituales. A finales de los 80 y durante los años 90 lo que se llevaba era un soldado enfrentándose él solito al ejército enemigo.

Green Beret

Estos son los mejores juegos bélicos retro, cuando la guerra escapaba del realismo en recreativas, microordenadores y consolas de 8 y 16 bits. Nos hemos centrado en juegos de acción, por lo que podéis echar de menos juegos de estrategia como The Great Escape y otros que no han pasado el corte, como Green Beret (al que tengo mucho cariño). Y no olvidéis que tenemos un reportaje con las mejores películas bélicas de la Historia

Commando

Commando 2

Capcom inventó un género con Commando y Gun Smoke (ambientado en el lejano Oeste) en 1985. Un camino que seguirían otros videojuegos míticos como Ikari Warriors (SNK) o Who Dares Wins, el de un solo soldado capaz de acabar con todo un ejército.

Nos movíamos en un scroll vertical, con perspectiva cenital sobre los protagonistas, y en nuestro camino arrasábamos tanto la infantería como los vehículos enemigos. Para finalizar cada nivel, teníamos que acabar con oleadas de guardias que custodiaban un fuerte enemigo, hasta que el oficial al mando salía huyendo.

Commando

El heroísmo de nuestro protagonista queda claro cuando descubrimos que su nombre era Super Joe. Así no es de extrañar que se atreviese el solito contra cientos de tropas. 

Combat School

Konami se sacó de la manga un híbrido entre los juegos deportivos, como sus Track and Field y los juegos de guerra; un juego que trasladaba a los recreativos la sensación de pasar un periodo de instrucción como los que se veían en La chaqueta metálica y Oficial y caballero. 

Combat School 3

El juego alternaba distintas pruebas de puntería y de habilidad, con niveles machacabotones. La dificultad se disparaba cuando nos enfrentábamos al instructor, en un combate uno contra uno y nos mandaban a nuestra primera misión. Entonces participábamos en un rescate en una embajada, en que un sólo disparo podía mandarnos a la pantalla de Game Over.

Combat School 2

Combat School no sólo tenía un planteamiento original -y la posibilidad de destrozar joysticks- sino que además se podía jugar de forma competitiva con un amigo... hasta que llegaba el momento de la graduación en la escuela militar.

Combat School

Cabal

Lo arcades de disparo en tercera persona también tuvieron una edad dorada en los recreativos con juegos como Cabal, Blood Bros, G.I Joe o Nam 1975. De nuevo, acompañamos a dos soldados capaces de acabar con todos los enemigos que aparecían en pantalla, casi como en un caseta de tiro (y de paso,  destruir el escenario).

Cabal 2

El modo cooperativo era lo mejor de este arcade desarrollado por TAD y distribuida por Taito, que constaba de 20 pantallas en total, y  que en el mueble original se controlaba con un trackball en lugar del joystick. Además de tener buena puntería, Cabal nos invitaba a usar coberturas y esquivar disparos enemigos con volteretas. 

Cabal

Hubo versiones domésticas de Cabal, de 1988, en casi todos los ordenadores domésticos (Spectrum, Amstrad, C64, Amiga y PC) y en NES

POW

Pow 2

Es el acrónimo de Prisoners of War, y también juego de SNK de 1988 con el desarrollo de un "brawler". Aunque podíamos coger armas, lo más efectivo era utilizar los puños, siguiendo la estela de Double Dragon. Las animaciones de POW eran un poco rudimentarias, pero el tamaño de los sprites era impresionante para la época. 

Pow

Un segundo jugador podía echarnos una mano en modo cooperativo, aunque lo único que le diferenciaba el color de su uniforme; un prisionero de guerra de color azul y un POW de color rojo. 

Mercs

Capcom lanzó en 1990 esta revisión del estilo de juego de Commando (originalmente se trataba de una secuela) con gráficos muy superiores, la posibilidad de cambiar y mejorar nuestras armas o enfrentarnos a vehículos enemigos, como un Harrier de despegue vertical.

Mercs 3

Estaba protagonizado por los tres miembros del Wolf Force, Joseph Wilson, Howard Powell y Thomas Clarke, que se embarcaban en una misión de rescate en un país del centro de África.

Mercs 2

Mercs tuvo una sensacional adaptación para Megadrive en que se había perdido el multijugador para 3 amigos, pero incluía un modo de juego adicional, con tiendas para comprar mejoras del soldado protagonista y un argumento diferente. Técnicamente, la versión para consola se acercaba mucho a la recreativa original. 

Mercs

Metal Slug

La saga de SNK perfeccionó el género de los arcades horizontales "run and gun". Los afortunados poseedores de una Neo Geo, o los habituales de los salones recreativos se arremolinaban ante este juego de acción, con tintes plataformeros y un gran sentido del humor. 

Metal Slug 2

Los Halcones Peregrinos (Marco Rossi y Tarma Roving) eran dos miembros de las fuerzas especiales se enfrentaban al golpista Donald Morden para evitar la creación de un nuevo gobierno en un pequeño país ficticio. Durante su misión, tenían que rescatar prisioneros de guerra y vehículos 001 (el tanque que da nombre al juego) en los que también podíamos montar.

Metal Slug

Metal Slug demostraba, en 1996, que el género tenía todavía mucho que decir, con unos sprites hiperdetallados, explosiones espectaculares y animaciones muy suaves. La saga, una de las más prolíficas de SNK, aterrizó en numerosas consolas de la competencia como Sega Saturn, PlayStation, Nintendo DS o Wii.  

Operation Wolf

Nadie se llevaría una Uzi a la guerra... a menos que estuviésemos en un salón recreativo, a finales de los ochenta. Esta máquina recreativa de Taito supuso un paso de gigante en el género de los juegos de pistola (que hasta la fecha no tenían su nivel gráfico ni su movimiento). 

Operation Wolf 2

Si existe alguna manera de meterse en las películas de guerra de la época, en que un hombre era capaz de regresar a por sus compañeros prisioneros él solito (como la saga Desaparecido en combate de Chuck Norris o Rambo, la secuela de Acorralado) eso era jugar a Operation Wolf con una pistola de luz, porque en las versiones de NES y Master System, podíamos usar la Zapper y Light Phaser. 

Operation Wolf

No sólo era uno de los mejores juegos de guerra retro (tanto Operation Wolf como su secuela Operation Thunderbolt, que permitía dos jugadores), sino que además es un precursor de los FPS bélicos que arrasan en nuestros días.  

¿Os gustan los juegos de guerra? No os perdáis los mejores shooter o FPS de 2016 o nuestro especial con los mejores juegos de la Primera y Segunda Guerra Mundial.

Lecturas recomendadas