Reportaje

Los mejores mangas de terror

Por Thais Valdivia
-

Los manganimes de esta aterradora temática se han ido enriqueciendo desde sus inicios tanto de las leyendas de origen nipón como de las criaturas más monstruosas creadas en occidente.

Se acerca una de las fechas más espeluznantes del calendario, Halloween. Un día en el que criaturas de todo tipo inundan nuestras televisiones, salas de cine, cómics y libros para hacernos disfrutar del terror. Tampoco nos podemos olvidar de los mangas y animes de esta temática que también están dispuestos a ponernos los pelos de punta.

Si retrocedemos un poco en el tiempo, descubrimos que este tipo de historias son comunes dentro del vasto y amplio mundo del manganime. Más concretamente, encontramos las primeras ilustraciones a finales de los años cincuenta tanto en revistas especializadas (Garo) como en el kamishibai (método para contar historias mediante ilustraciones en papel que nació en el siglo XII).

A lo largo de todos estos años han ido apareciendo obras de terror que se han basado en el folklore japonés y han incorporado elementos de este estilo. Leyendas, cuentos, mitos... todo ello ha servido de inspiración a los muchos autores que se han atrevido con este género tan espeluznante. Asimismo, la influencia de las criaturas monstruosas de origen occidental (vampiros, licántropos, etc.) es más que evidente, por lo que no es de extrañar leer series con estos seres como protagonistas como  La sonrisa del vampiro, de Suehiro Maruo.

No obstante, el verdadero boom de las historias de terror de origen nipón llegó en los años noventa con la proliferación de revistas especializadas. Además, varias autoras se hicieron famosas gracias a esta temática, como por ejemplo Kanako Inuki, quien es considerada la Reina del Terror tras el éxito obtenido con varias de sus obras, como School Zone.

A día de hoy tenemos mangas y animes de diferente estilo que tienen entre sus personajes a todo tipo de monstruos sobrenaturales como demonios, shinigamis, yokais, etc. Pero lo que prima en este reportaje es el terror, por lo que aquí tenéis una selección de obras que no os dejará pegar ojo: 

GeGeGe no Kitarō

Kitarō es un espíritu con forma de niño pequeño que lleva un traje donde habitan sus antepasados (Chanchanko). Además, este muchacho perdió el ojo derecho ya que su padre se reencarnó en dicho ojo. Junto al resto de yōkais y monstruos del folklore japonés, el espíritu vivirá mil y una aventuras rodeado de elementos terroríficos.

El mundo del manga dio la bienvenida a este chico a finales de los años cincuenta, momento en que Shigeru Mizuki, pseudónimo de Shigeru Mura, publicó el primer capítulo de la serie en la revista Shōnen Magazine (Kōdansha). A pesar de que fue con GeGeGe no Kitarō cuando Mizuki consiguió el éxito, antes ya había editado Yurei Ikka (La Familia Fantasma) en la misma publicación.

Tanto éxito tuvo entre todo tipo de público, que más tarde llegó una serie de animación de seis temporadas, dos de ellas dirigidas por Isao Takahata, dos películas e incluso varios videojuegos para diferentes plataformas (PS2, GBA).

A pesar de que su estética es más bien tétrica y poco convencional, GeGeGe no Kitarō es una obra destinada, en un primer momento, a los más jóvenes debido a su temática de índole ecologista. Aunque, si vamos desgranando cada gesto, cada historia, vemos que se esconde un sentido del humor macabro y malicioso que consigue que el lector esboce una sonrisa. 

Uzumaki

En esta ocasión, el protagonismo recae en los habitantes de la ciudad de Kurôzu-cho. A primera vista parece un lugar normal y corriente, pero en realidad la localidad parece estar maldecida debido a los sucesos sobrenaturales que tienen relación con las espirales. Uno de los lugareños, Kirei Goshiwa, sufre en primera persona los efectos de esta maldición que despierta en cuanto hay cerca algún objeto o figura con forma de espiral. La mayoría de los afectados se obsesionan con esto, se vuelven locos e incluso algunos mueren. Pero lo peor está a punto de llegar para estos pobres ciudadanos...

La editorial Shogakukan fue la que editó en Japón los tres volúmenes de esta serie creada por Junji Ito a finales de los noventa. Ito es otro de los autores más conocidos dentro del género de terror tras su trabajo en Gyo y Tomie. En cada una de sus obras, el mangaka incluye como uno de los temas principales la locura del ser humano y muestra de manera muy realista el comportamiento irracional de las personas.

No apto para todos los públicos, Uzumaki muestra el lado más retorcido del ser humano, el cual está dispuesto a hacer cualquier cosa por continuar con su locura. A medida que la historia avanza, los sucesos se van volviendo más macabros y terribles al tiempo en que se resuelven algunos misterios, que no son pocos. Si te gustan las historias de misterios y paranoias, éste es tu manga. 

The Ring

Una cinta de vídeo es el elemento más importante de la toda la historia. Aquel valiente que vea dicho material gráfico morirá en un plazo de siete días y sólo hay una manera de romper esa maldición.

Esta conocida historia fue creada en un principio por el novelista Koji Suzuki y posteriormente se adaptó a película con actores reales. Dicha adaptación pronto se convirtió en un éxito de tal envergadura que incluso se realizó una versión americana de la historia.

Aparte de ello, la aterradora Sadako también apareció en formato de cómic japonés. En total, podemos leer hasta seis volúmenes que han estado escritos por Hiroshi Takahashi y Koji Suzumi e ilustrados por Misao Inagaki, Meimu y Sakura Mizuki. Estos son: The Ring parte 1, The Ring parte 2, Ring 2, Rasen/Spiral, Ring Birthday y Ring 0.

Meimu es un autor conocido en el mundo del terror por ser quien ha adaptado a manga, aparte de The Ring, otras obras como Dark Water y La Maldición con un estilo sorprendente y fácil de reconocer. También ha trabajado en series de mechas como Gasaraki.

Con un dibujo notable, que en ocasiones consigue que demos un respingo, tenemos ante nosotros otro punto de vista de una historia que ya ha dado la vuelta al mundo y es una de las más famosas. A medida que vamos leyendo, descubrimos nuevos datos y elementos que logran que el conjunto total de la obra sea muy bueno. ¿Estás preparado para encontrarte con Sadako? 

Dragon Head

Un tren lleno de estudiantes tiene un accidente dentro de un túnel. En un primer momento se piensa que todos los pasajeros han fallecido, pero en realidad hay tres supervivientes: Teru, Nobuo y Ako. Desorientados y cubiertos de heridas, los jóvenes deben sobrevivir el máximo tiempo posible hasta que alguien llegue en su ayuda. Pero no estarán solos en ese angosto y oscuro túnel. Nunca una excursión escolar dio tanto miedo.

Diez terroríficos volúmenes componen este manga creado por Minetarō Mochizuki y que se publicaron entre los años 1995 y 2000. Además, el autor consiguió varios premios por todo su trabajo. Previamente, Mochizuki fue conocido mundialmente por la intrigante Zashiki Onna (La Mujer de la Sala de Estar).

Centrado en el terror psicológico, Dragon Head tiene un buen ritmo de narración que impide que la historia no decaiga en ningún momento. Por otro lado, el estilo de las ilustraciones, realista y cercano, nos hace sentir como un superviviente más del accidente de tren que cambia la vida de sus tres protagonistas. No podremos parar de leer hasta que se esclarezcan todos los secretos. 

Bukita-kun

¿Quién dijo que los zombies no tienen su corazoncito? En esta ocasión, tenemos como protagonista a un muerto viviente muy especial que busca desesperadamente encontrar a su verdadero amor. Un amor que intentará atrapar de todas las formas más macabras posibles. Y es que hallar a la media naranja no es tarea fácil.

Kanako Inuki, la conocida como Reina del Terror firma este manga de tres tomos recopilatorios que se editó en Japón a mediados de los años noventa. En cada volumen no faltan los momentos de humor ácido que se entremezclan de forma natural con los momentos más 'creepy' que sorprenden por el nivel de detalle. 

El Niño Gusano

Sampei Hinomoto es un chico muy enfermizo que odia el colegio con toda su alma, al contrario que sus dos hermanos. Además, su afición por los animales le traen más de un problema con el resto de compañeros de clase, ya que le insultan y le humillan diciéndole que al final acabará convirtiéndose en un bicho más. Un día, un insecto rojo aparece de la nada y pica a nuestro protagonista, lo que provoca una monstruosa transformación. ¿Qué es lo que hará a partir de ahora?

el mangaka Hideshi Hino saboreó las mieles del éxito una vez más tras otras publicaciones de terror como Hell Baby y Panorama of Hell. El Niño Gusano es una historia que se lee muy rápido y que está realizada con un estilo que recuerda a los clásicos del manga como Tezuka. La peculiaridad de este manga es que, en determinado momento, la historia da un giro de ciento ochenta grados y lo oscuro y dantesco empieza a surgir de cada página con total naturalidad. 

Monster

Un famoso neurocirujano japonés que trabaja en un hospital de Düsseldorf (Alemania), Kenzo Tenma, tiene que hacer frente a un dilema moral que le traerá de cabeza para el resto de su vida: salvar la vida del alcalde o ayudar a un niño que está a punto de fallecer por una herida de bala. El hombre, tras pensarlo, decide finalmente socorrer al pequeño, por lo que el alcalde fallece a las pocas horas. Este suceso daña su reputación e incluso su vida personal.

Años después, Tenma descubre que el joven al que salvó la vida se ha convertido en un peligroso psicópata que empezará un oscuro juego con él.

El célebre Naoki Urasawa nos mantiene en vilo con esta intrigante historia que nació en la revista Big Comic Original, de Shōgakukan, en el año 1994. La adaptación animada, de setenta y cuatro capítulos, tampoco consigue que paremos de ver todos y cada uno de los movimientos de Tenma.

Monster es una serie que atrapa desde el principio hasta el final gracias al gran trabajo realizado por Naoki Urasawa que demuestra que bien se pueden mantener varias tramas abiertas al mismo tiempo sin perder el hilo en ninguna. Una lectura altamente recomendable. 

Hellsing 

La Orden de Caballeros Protestantes Reales acoge a los descendientes del mítico cazador de vampiros Abraham Van Hellsing. Su objetivo es proteger a la reina y las fronteras del país de toda amenaza sobrenatural. Este grupo está liderado por Sir Integra Fairbrook Wingates Hellsing, quien, con tan sólo 12 años, heredó la responsabilidad de ser el jefe tras la muerte de su padre. Entre las personas que están bajo su mando se encuentran Walter C. Dornez y Alucard, siendo este último un vampiro que fue capturado cien años atrás.

En 1997 Kōta Hirano publicó la serie en las páginas de la revista Young King OURs. Once años después, y tras diez tomos, el incorregible vampiro Alucard se despidió, aunque no sin aparecer antes en la adaptación animada de la serie y en el conjunto de OVA's Hellsing Ultimate.

A pesar de que no es una obra de terror al cien por cien, sí que mantiene todos los elementos sobrenaturales propios de esta temática. Incluye monstruos y criaturas tanto de origen japonés como occidental, lo que la convierte en una buena opción si no queremos llevarnos un buen susto y preferimos la acción.

Goth

Este conjunto de historias cortas se centran en dos estudiantes de secundaria obsesionados con los crímenes más espeluznantes y morbosos. Por ello, comienzan a indagar en todos los asesinatos que tienen lugar en su barrio. Sin comerlo ni beberlo, los dos acabarán envueltos en violentos sucesos de los que no podrán salir.

El guionista Otsuichi y el ilustrador Kendi Oiwa unieron sus fuerzas en el año 2003 en esta adaptación de la novela original escrita por el propio Otsuichi. Un tomo único les ha valido a estos dos profesionales para plasmar el lado más macabro de las personas. Los protagonistas, cada uno con una personalidad marcada, no se parecen en nada a otros personajes vistos en otras series, lo que les hace muy especiales.

Una de las enseñanzas de Goth es que cualquiera puede ser capaz de hacer lo que sea con tal de conseguir lo que quiere. Incluso la persona más cuerda tiene en su interior un monstruo ansioso por salir a la luz. 

Jigoku Shōjo

Cada uno de los relatos que aparecen en la serie narra el sufrimiento de una persona debido a los ataques de otros. Al no ver salida, y cuando la desesperación hace acto de presencia, cada una de estas personas hace un contrato con Enma Ai, la chica del infierno, para que se vengue en su nombre y así dejar de pasarlo mal por culpa de unos pocos.

Esta serie de animación dirigida por Takahiro Omori, y que cuenta con una adaptación a manga, consta de tres temporadas de veintiséis episodios cada una. En dichos capítulos, las tramas van variando, aunque todas ellas tienen en común a Enma Ai, quien siempre está dispuesta en mandar a quien se le ordene al infierno. Y es que esta joven de mirada fría es el gran misterio de la obra, ya que hasta el final no sabemos por qué llegó a ser la chica del infierno y qué es lo que le ocurrió para tener semejante destino. ¿Te atreves a descubrirlo?


Tenemos muchas otras recopilaciones de mangas y animes. Aquí las tenéis todas:

Lecturas recomendadas