Reportaje

Las mejores películas de Drácula por el 120 aniversario de la novela

Por Clara Castaño Ruiz
-

En el año 1897, el escritor irlandés Bram Stoker publicaba su novela Drácula y, a partir de ese momento, su antagonista se convertía en el vampiro más famoso de la historia con una fuerte influencia en el cine, teatro, literatura y videojuegos.

Ha pasado el tiempo y el mito de Drácula tiene a sus espaldas más de 650 films. Para celebrar el 120 aniversario del Drácula de Bram Stoker os queremos recomendar las 5 mejores películas del famoso vampiro. Preparad el ajo y las estacas de madera porque os van a hacer falta en esta noche estrellada en Transilvania.

El mito del vampiro no fue inventado por Bram Stoker, se tiene constancia de su existencia desde tiempos inimaginables y ha formado parte de la cultura popular desde las Antiguas Civilizaciones. Por ejemplo, en el Viejo Continente empezó a circular con fuerza a finales del siglo XVII por la necesidad de explicar algunos acontecimientos que estaban ocurriendo en ese momento como enfermedades y guerras. Como curiosidad, la palabra vampiro apareció por primera vez en la RAE en 1843.

Consigue la novela de Drácula en Amazon

Para escribir su novela, Bram Stoker se inspiró en Vlad Tepes, un noble héroe nacional rumano que en el siglo XV luchó contra la invasión de los otomanos y que pasó a la historia por la crueldad de sus métodos. 120 años después de la publicación de Drácula, todavía se le sigue relacionando con esta leyenda, aunque no hay ninguna constancia de que se bebiera la sangre de sus víctimas.

Nosferatu, el vampiro (1922)

El expresionismo alemán de principios del siglo XX nos ha dado grandes alegrías y directores que han marcado la Historia del Cine. Nosferatu es la primera película basada en la novela de Bram Stoker, aunque por los derechos de autor que fueron reclamados por la viuda del escritor irlandés, se sustituyó el nombre de Drácula por el de Nosferatu. Además, la acción se traslada de Londres a Wisbog y se cambió el nombre de los personajes.

Nosferatu fue la única película del estudio Prana Film. Su intención era crear películas mudas de ocultismo y temática sobrenatural, pero entró en quiebra tras la demanda de Florence Balcombe, viuda de Stoker, y la destrucción de todas las copias de la película. El conde Orlok, conde Drácula de Nosferatu, se ha convertido en un icono de la cultura pop y ha aparecido en cómics, arte urbano, series de animación y hasta videojuegos. Por ejemplo, Bob Esponja y League of Legends.

Drácula (1931)

Es considerada la primera gran película sobre el vampiro creado por Bram Stoker y parte de la culpa la tiene la gran interpretación que hizo Bela Lugosi. Producida por Universal Studios, quién en los últimos tiempos se ha propuesto recuperar sus viejos monstruos con Dark Universe, nos narra el viaje del conde Drácula desde los Cárpatos hasta Occidente en donde se enamora de Mina Seward.

Se trata de una versión bastante libre de la novela Drácula y aprovecha para dar mayor protagonismo a personajes que en el libro no están tan en primer plano. Muchos estudiosos consideran que la película de Tom Browning y Karl Freund es una precuela de la obra de Bram Stoker, algo de lo que es fácil dudar.

Por cierto, al mismo tiempo que se rodaba la película con Bela Lugosi, se trabajaba en una versión española del vampiro con el actor Carlos Villarías. Este Drácula español tiene matices, escenas y aspectos técnicos que la hacen superior a la dirigida por Browning. Sin embargo, la que ha perdurado en el tiempo es la cinta en inglés y de ella han bebido otras películas como el Drácula de Francis Ford Coppola. 

Las mejores películas de vampiros 

Drácula (1958)

Dirigida por Terence Fisher y protagonizada por Christopher Lee y Peter Cushing en los papeles del Conde Drácula y el Doctor Van Helsing. Drácula de 1958 fue producida por Hammer y es la primera versión a todo color del chupasangre. Esta versión es menos teatral y más fiel a la novela original que las anteriores películas, así como más explicita en su violencia, uso de la sangre y erotismo en algunas de sus escenas. Una película que impacto en su momento y que sufrió censura en algunos países.

Tras el Drácula de Bela Lugosi, el interpretado por Christopher Lee es de los más recordados y no es de extrañar porque el actor se metió en la piel del vampiro hasta en ocho ocasiones. Lee consiguió darle un nuevo aire al personaje al enfatizar en su lado más monstruoso, pero sin dejar de lado todo lo que había aportado Lugosi en la película de 1931.

Vive todo el terror de Drácula con este pack de películas

Nosferatu, vampiro de la noche (1979)

Las películas de vampiros y del Conde Drácula no se podrían entender sin el Nosferatu de Murnau y, por eso, en 1979 el director Werner Herzorg quiso hacer un homenaje a la película del expresionismo alemán.

Esta nueva versión de la novela de Bram Stoker mezcló de forma efectiva el terror con el ambiente onírico y espectral de su predecesora. Además, desarrolló mejor la trama al prestar mayor atención a los sentimientos del Conde Orlok y su trágica soledad. Una reinterpretación de la película muda de 1922 que contó en sus papeles principales con Klaus Kinski, Isabelle Adjani y Bruno Ganz. Sin quererlo, se convirtió en un clásico como la original.

Drácula de Bram Stoker (1992)

Terminamos nuestra recomendación de las mejores películas de Drácula con una de las mejores cintas del personaje de los últimos 20 años. Tras un tiempo sin ver al conde Drácula en el cine, llegó Francis Ford Coppola para hacer renacer de sus cenizas al personaje. El director contó con un casting de lujo encabezado por Gary Oldman, Winona Ryder, Keanu Reeves y Anthony Hopkins. Una versión gótica y romántica del vampiro creado por Bram Stoker y que tiene un poco de culpa sobre los nuevos vampiros que hemos visto últimamente en el cine.

Drácula de Bram Stoker es una película amada y odiada a partes iguales. Algunos alaban su fidelidad con la novela original y otros indican que el director de El Padrino se tomó demasiadas licencias. Lo cierto es que, si bien es una buena adaptación del libro, sí que añade elementos que no estaban en la novela y en el prólogo relaciona la figura de Drácula con Vlad Tepes, algo que como os hemos comentado muy al principio, no está confirmado.

A pesar de algunos cabos sueltos en su narrativa, el Drácula de Francis Ford Coppola es un festín visual, una historia de amor y de terror inmortal que se desarrolla en una magnífica ambientación neogótica y se acompaña de una pegadiza banda sonora de Wojciech Kilar con tema principal de Annie Lenox. La película ganó tres Oscar al Mejor vestuario, maquillaje y efectos de sonido.

Lecturas recomendadas