Películas italianas
Reportaje

Las mejores películas italianas que no te puedes perder

Por Clara Castaño Ruiz
-

Italia y el cine han estado unidos casi desde que los Hermanos Lumière crearon el cinematógrafo en Francia. Las películas italianas son sinónimo de calidad, belleza y crítica.

No podríamos entender la Historia del Cine sin la gran aportación que ha hecho Italia a este arte con grandes directores como Federico Fellini, Pier Paolo Pasolini, Roberto Rossellini, Bernardo Bertolucci o Luchino Visconti.

A principios del siglo XX, el cine italiano competía en espectacularidad con el cine de Hollywood con grandes películas de temática de romanos o aristocráticas. Después, se convirtió en vehículo de propaganda del régimen de Benito Mussolini, pero también fue un medio para hacer crítica y tratar de luchar contra el fascismo. Con el fin de la Segunda Guerra Mundial, llegó uno de los movimientos más importantes que ha dado Italia al cine: el Neorrealismo, y con él, un boom de los actores italianos con Marcello Mastroianni, Sophia Loren o Claudia Cardinale a la cabeza.

Pack: Clásicos del Cine Italiano en Amazon

Aun hoy, el cine “fatto in Italia” o “made in Italy” es sinónimo de calidad y belleza con directores como Nani Moretti, Guiseppe Tornatore o Paolo Sorrentino.

Un cine que es imprescindible y que sabe qué tecla tocar en cada momento para llegar al espectador. Si sois amantes del país en forma de bota, os recomendamos 20 de las mejores películas italianas que tenéis que ver, aunque sea una vez en la vida.

Amarcord (1973)

Abrimos nuestro ranking de mejores películas italianas con Amarcord, la crónica de la vida cotidiana de un pueblo del norte de Italia durante el fascismo.

Una estampa carnavalesca de la sociedad, un circo de rituales, deseos adolescentes, fantasías y poder político. Todo ello, acompañado de la magnífica música de Nino Rota.

Cinema Paradiso (1988)

Escrita y dirigida por Giuseppe Tornatore, Cinema Paradiso es un retrato de la Italia de posguerra y una declaración de amor al cine. Salvatore, un niño de un pueblecito italiano, cree que el cine es magia.

Un día, Alfredo, el operador del cine de su pueblo, decide enseñarle los misterios y secretos que se ocultan detrás de una película.

A pesar de que en su estreno no tuvo éxito en Italia, se convirtió en todo un fenómeno a nivel internacional, logrando multitud de reconocimientos entre los que está el Oscar a la Mejor película de habla no inglesa.

Dos mujeres (1960)

Películas italianas

Dirigida por el gran Vittorio De Sica y producida por Carlo Ponti, esta película italiana adapta de forma efectiva la novela La campesina de Alberto Moravia y nos narra la historia de una mujer que intenta proteger a su hija de los horrores de la Segunda Guerra Mundial. Con Dos mujeres, Sophia Loren ganó el Oscar a la Mejor actriz convirtiéndose en la primera interprete que ganaba el premio por una película en lengua extranjera. No se volvió a repetir hasta el 2007 con Marion Cotillard en La Vie en Rose.

El bueno, el feo y el malo (1966)

Hubo un tiempo en el que el cine italiano era spaghetti western gracias a Sergio Leone y estudios como Cinecittà, aunque Almería también jugo su pequeño papel.

El bueno, el feo y el malo es la última película de la Trilogía del dólar de la que forman parte Por un puñado de dólares y La muerte tenía un precio. La trama gira en torno a dos pistoleros, el bueno y el feo, y un asesino, que luchan por encontrar un tesoro durante la Guerra de Secesión de Estados Unidos. Su fotografía y su banda sonora, compuesta por Ennio Morricone, son de las más reconocibles de la Historia del Cine.

El Cartero (1994)

Mario es un joven que vive en un pueblo de pescadores en una pequeña isla italiana. Dado que no puede trabajar como pescador, se convierte en el cartero del pueblo.

Con su bicicleta, reparte el correo a un único destinatario, el poeta chileno Pablo Neruda con el que entablará amistad y que le enseñará a escribir sus propios versos. El Cartero es una película pequeña, tierna y entrañable, toda una oda a la amistad. 

El Gatopardo (1963)

Luchino Visconti recrea con nostalgia, drama y opulencia, los tumultuosos años de la Unificación de Italia en el siglo XIX. La acción se desarrolla en Palermo y los protagonistas son Don Fabrizio, Príncipe de Salina, y su familia, cuyas vidas se verán alteradas tras la invasión de Sicilia por las tropas de Garibaldi.

Burt Lancaster es la gran estrella de El Gatopardo, un príncipe envejecido que observa como su cultura y su fortuna cambian en favor de las nuevas generaciones que están representadas por Alain Delon y Claudia Cardinale. Obra clave del cine europeo y una profunda reflexión sobre la decadencia.

Fellini 8½ (1963)

Marcello Mastroianni interpreta a Guido Anselmi, un director atascado en su creatividad y cuyo último proyecto se está derrumbando, junto con su vida.

Una de las mejores películas sobre el cine que convierte la crisis artística de un hombre en una gran epopeya. Una de las obras maestras de Federico Fellini que en 2009 tuvo una especie de homenaje con Nine, película musical de Rob Marshall.

Puedes conseguir Nine en Amazon

Gomorra (2008)

La cinta de Matteo Garrone se basa en la novela homónima de Roberto Saviano. A través de cinco historias, nos narra cómo afectan las actividades de la Camorra a la vida cotidiana de los habitantes de la región de Nápoles. Una película cruda de una realidad angustiosa.

La Dolce Vita (1960)

Una obra cumbre del cine y el periodismo con un magnífico Marcello Mastroniani y una inolvidable Anita Ekberg. La Dolce Vita relata las peripecias de Marcello Rubini, un desencantado periodista que busca el reportaje del año. Para encontrarlo, va de fiesta en fiesta, mientras se entremezcla con la burguesía.

En una de sus salidas se entera de que Sylvia, una célebre diva del mundo del cine, llega a Roma y cree que es su gran oportunidad para conseguir su gran noticia.

Ladrón de bicicletas (1948)

Después de Roma, ciudad abierta de la que os hablaremos más tarde, Ladrón de bicicletas es una de las grandes películas del neorrealismo italiano y de la Historia del Cine. La cinta de Vittorio De Sica es un alegato contra la insolidaridad, un film que atrapa la vida en la pantalla para narrar una de las muchas historias que se entrecruzaban en la devastada Roma de la posguerra.

Antonio, un obrero en paro, consigue un sencillo trabajo pegando carteles. La única condición para mantener el empleo es tener una bicicleta. Por desgracia, el primer día le roban la bicicleta y comienza así una búsqueda desesperada para recuperarla.

La escapada (1962)

Películas italianas

Protagonizada por Vittorio Gassman y Jean-Louis Trintignat, La Escapada es una road movie a la italiana en la que un juerguista soltero y un estudiante de derecho recorren Italia desde Roma hasta el sur.

Un viaje impredecible y muy entretenido sobre los placeres y consecuencias de la buena vida. Una obra maestra de la commedia all’italiana.

La gran belleza (2013)

Una Dolce Vita moderna dirigida por Paolo Sorrentino que nos habla de la vida rutinaria, solitaria e insatisfecha de un escritor de 65 años que se hizo famoso con una novela en su juventud y desde entonces se ha acostumbrado a una vida cómoda, escribiendo artículos para la prensa y acudiendo a frívolas fiestas. 

La gran belleza es una película extraña, a veces caótica, y artísticamente muy bonita. Como dijo Manohla Dargis, crítica del New York Times, "la historia de un hombre, una ciudad, un país y una sala de cine, aunque no necesariamente en ese orden." 

La habitación del hijo (2001)

Películas italianas

Desde que estrenó Come parli, frate?, Nanni Moretti ha creado un gran universo cinematográfico con personajes irónicos, algo neuróticos a lo Woody Allen y confusos. A través de ellos, es posible acercarse a la realidad política y social de Italia. En La habitación del hijo, el director de Habemus papam, nos hace un escalofriante retrato de la muerte y el duelo.

La mejor juventud (2003)

Aunque en un principio se planteó como una miniserie de cuatro episodios, finalmente se estrenó en las salas de cine en dos partes y también en la televisión y se convirtió en una de las mejores películas italianas de los últimos años.

La mejor juventud es una película sobre la historia de Italia a través de las vivencias de Nicola y Matteo, dos hermanos que comparten los mismos sueños y esperanzas, pero que un día separarán sus caminos al conocer a Georgia. A partir de ese momento, viviremos algunos de los grandes acontecimientos de la Historia reciente de Italia en los últimos 40 años.

La cinta dirigida por Marco Tullio Giordano es el retrato de una generación con sus contradicciones, con sus arrebatos de cólera e ingenuidad, una generación que quiere mejorar el mundo a toda costa y conseguir una Italia mejor que la de sus padres. 

La mejor oferta (2013)

Virgil Oldman, un hombre solitario y excéntrico, es un experto en arte y un agente de subastas muy apreciado.

Su vida transcurre al margen de cualquier sentimiento o emoción hasta que conoce a una hermosa y misteriosa joven que le encarga tasar y vender las obras de arte heredadas de sus padres. Un drama muy original, rodado con mano firme y sensibilidad por Giuseppe Tornatore, y que cuenta en sus filas con un siempre efectivo Geoffrey Rush,así como una estupenda banda sonora de Ennio Morricone, una más del genial compositor italiano. 

Crítica de La mejor oferta

La vida es Bella (1997)

¡Buenos días, princesa! 

En el año 1997, Roberto Benigni dirigía, escribía e interpretaba la que, sin duda, es su película más famosa: La vida es bella. A punto de estallar la Segunda Guerra Mundial, Guido Orefice, un alegre, divertido y carismático joven de origen judío, llega a Arezzo con la intención de abrir una librería. Allí, conoce a Dora con la que se casa y tiene un hijo. Al comenzar la guerra, los tres son internados en un campo de concentración, Guido hará todo lo posible para que su hijo no se de cuenta de la horrible situación que están viviendo y que todo parezca un juego.

La vida es bella no sólo es una de las películas italianas favoritas de todo el mundo, si no que se trata de una de los mejores largometrajes de todos los tiempos. La vida es bella es un film entrañable, una historia sobre el Holocausto que te hace reír y llorar, pero que no te deja con el amargor de otras películas de la misma temática como La lista de Schindler. Se basa parcialmente en la experiencia real del padre de Roberto Benigni.

La Vida es Bella en Amazon al mejor precio

Mamma Roma (1962)

Mejores películas italianas

Anna Magnani interpreta a Mamma Roma, una prostituta de mediana edad que trata de librarse de su pasado y sueña con un futuro burgués. Una mirada profunda sobre la supervivencia y que demuestra la fascinación que sentía Pier Paolo Pasolini por las clases más marginadas. Durante mucho tiempo fue prohibida, pero hoy en día se considera todo un clásico.

Novecento (1976)

Bernardo Bertolucci juntó a Robert De Niro y Gérard Depardieu en Novecento, una crónica sobre la Italia del siglo XX y una obra de arte cinematográfica.

Un cuento épico de la lucha de clases a través de los ojos de dos amigos que han nacido el mismo día, pero que tomarán diferentes actitudes frente al fascismo.

Roma, ciudad abierta (1945)

Esta lista con las mejores películas italianas que hay que ver, no estaría completa sin la presencia del director Roberto Rossellini.

Roma, ciudad abierta es considerada la obra maestra del neorrealismo italiano y nos narra la historia de varias personas relacionadas con la Resistencia en los últimos años de ocupación nazi. Una película que se rodó meses después de la liberación de Roma, con los edificios destruidos y actores inexpertos . Todavía hoy, la cinta de Roberto Rossellini sigue emocionando, conmocionando y sorprendiendo. 

Una jornada particular  (1977)

Marcello Mastroianni y Sophia Loren trabajaron muchas veces juntos en la gran pantalla. Uno de sus trabajos más laureados fue Matrimonio a la italiana de Vittorio De Sica. Sin embargo, nosotros para terminar este reportaje nos hemos fijado en Una jornada particular de Ettore Scola.

El 6 de mayo de 1938, Hitler visita Roma en un día de fiesta para la Italia fascista. En una casa de vecinos, Antonietta, la portera, y Gabriele, se ausentan de la celebración por diferentes motivos y entablas una relación que les permite desconectar de su monótona vida cotidiana. Con Una jornada particular, Mastroianni y Loren demostraron porque, todavía hoy, son considerados como dos de los mejores actores del cine italiano. 

Lecturas recomendadas