Mejores regresos videojuegos 2016
Reportaje

Los mejores regresos de 2016 - Doom, Pokémon, Final Fantasy...

Por Álvaro Alonso
-

Como dice el anuncio televisivo del turrón El Almendo: "vuelve, a casa vuelve, por Navidad". Y es que no hay nada como ver regresar a nuestros seres queridos tras una temporada sin verlos, sea en Navidad, en verano o un fin de semana. Igual que tampoco hay nada como volver a jugar a nuestra saga predilecta tras una gran ausencia, nuestro héroe o heroína favorito regresando por la puerta grande o el desarrollador cuyo trabajo admiramos tomando de nuevo las riendas de su franquicia.

Y qué mejor momento del año que este para repasar los que han sido, en nuestra opinión, los mejores regresos de 2016. Y como ya habréis adivinado, tenemos un poco de todo: juegos concretos, sagas, personajes, desarrolladores y alguna que otra "enfermedad". No os entretenmos más, disfrutad del recopilatorio y contadnos en los comentarios cuáles han sido para vosotros los mejores regresos de videojuegos de este año.

DOOM

Cuatro letras, cada una con un significado distinto: infierno, metal, escopetas y vísceras. DOOM, el juego sin el que los FPS no serían lo que son hoy en día, ha vuelto a consolas y PCs. Y su regreso triunfal ha supuesto toda una lección en desarrollo de niveles y jugabilidad para el resto de títulos pertenecientes al género. Algo así como un viejo lobo, que vuelve tras un largo retiro y les dice a sus pupilos: "quitad de en medio, que os voy a enseñar cómo se hacen las cosas". Doomguy, Doom Slayer o "el tío ese de la armadura" ha vuelto para machacar demonios, y nosotros no podríamos estar más satisfechos con el resultado. Aquí tenéis el análisis de Doom para demostrarlo.

Final Fantasy

Han pasado seis años desde que se lanzó el último Final Fantasy (sin contar secuelas o entregas online) y diez desde que oímos hablar por primera vez de Versus XIII, aquel oscuro spin-off protagonizado por un muchacho capaz de invocar espadas. Tras un desarrollo tormentosos, cambios en la dirección y todo tipo de problemas que nos hicieron dudar de si vería finalmente la luz del día, Final Fantasy XV por fin está terminado y llegará a PS4 y Xbox One en apenas unos días. La expectación ante un título de semejante magnitud y con un recorrido tan complicado es titánica. Así que termine siendo o no el juego que devuelva a la saga al lugar que se merece, el regreso de la magia es ya de por sí motivo de celebración.

Fumito Ueda y el Team Ico

Junto a Final Fantasy XV, The Last Guardian es probablemente uno de los juegos más esperados del año (puede que incluso de todos los tiempos), y que, curiosamente, también ha sufrido un proceso de desarrollo largo y tormentoso. Sin embargo, aquí además hay que tener en cuenta que se trata de la tercera creación de Fumito Ueda y el Team Ico, y que viene precedido por dos títulos que son ampliamente considerados como obras maestras. Sin presión, ¿eh? Y como en el caso de Final Fantasy, no sabemos si finalmente estará a la altura (cruzamos los dedos porque así sea), pero que semejante leyenda del mundo de los videojuegos esté de vuelta nos alegra muchísimo.

Marcus Fénix

Cuando nos enteramos de que Gears of War 4 contaría la historia de J.D., hijo de Marcus Fénix, muchos nos entristecimos al pensar que no volveríamos a controlar al machote híper musculado más carismático de la historia de los videojuegos. No en vano, llevábamos sin saber lo que es partir por la mitad la cabeza de un Locust en su piel desde el año 2011 (con el lanzamiento de Gears of War 3). Pero vaya agradable sorpresa nos llevamos al ver que Marcus no sólo vuelve a tener un gran protagonismo y es controlable en Gears of War 4... ¡También se ha dejado barba! Ay, Marcus... Ojalá verte pateando culos alienígenas incluso cuando necesites un bastón para caminar. Pensándolo mejor... Con un bastón se convertiría en una máquina de matar aún más eficiente. Pero para eficiente, nuestro análisis de Gears of War 4.

La 1ª Guerra Mundial

No es ningún secreto que los fans de la acción bélica estaban deseando volver a los orígenes de la guerra, donde sagas como Call of Duty o Battlefield tuvieron sus inicios. Y, sin embargo, han tenido que "tragar" durante un buen número de años con guerras modernas o incluso futuristas, quizás por miedo de las desarrolladoras a que un regreso a las armas antiguas supusiera un fracaso en ventas. Pero por fin, este 2016, DICE se ha atrevido a volver a la Gran Guerra con Battlefield 1, y no hay más que ver los números (tanto de jugadores como de ventas) para saber que ha sido todo un éxito. Y si sois más de letras que de números, podéis comprobarlo en nuestro análisis de Battlefield 1.

Nathan Drake

A otro que no veíamos desde el año 2011 es al bueno de Nate, que con Uncharted 3 puso punto y final a su historia. O eso creíamos, porque los chicos de Naughty Dog aún tenían un capítulo más que contar, el verdadero desenlace... del ladrón. Y eso ha sucedido este mismo año con Uncharted 4, marcando el regreso a la aventura de un Nathan Drake algo entrado en años, pero tan efectivo solucionando puzles de miles de años de antigüedad y sobreviviendo a edificios que se vienen abajo como en la primera entrega.  Así que si no habéis jugado todavía ¿a qué estáis esperando? Leed nuestro análisis de Uncharted 4 por si os queda alguna duda.

La fiebre Pokémon

Terminamos con el que sin duda ha sido el mayor fenómeno del año: Pokémon GO. Siempre que llegan al mercado nuevas entregas de la saga de caza y combate de criaturas de bolsillo se desata la locura entre los fans. Sin embargo, ninguna es comparable a la que se vivió en 1998 con el lanzamiento de Rojo y Azul, primeros juegos de la franquicia (al menos a este lado del charco). Patios de colegio, parques, centros comerciales... Fueseis donde fueseis, era imposible no ver a un grupo de chavales con sus Game Boy. La saga ha seguido en lo más alto, pero semejante nivel de locura no se había vuelto a dar... hasta este año.

Pokémon GO ha supuesto el regreso de la fiebre Pokémon, y durante cerca de un mes, ha sido habitual ver a gente capturando monstruos con sus teléfonos móviles. Lo bonito es que ha servido para unir y conectar a personas de todo el mundo, incluso a aquellas que jamás habién sentido interés alguno por Pokémon. Y aunque el fenómenoha ido decreciendo, su efecto se sigue notando actualmente (ahí tenéis las ventas de locura que han conseguido Pokémon Sol y Luna en tan sólo unos días). Sin lugar a dudas, uno de los mejores regresos de 2016. ¡Echadle un vistazo a nuestro análisis de Pokémon GO y dejaos contagiar por la fiebre!

Lecturas recomendadas