Reportaje

Mindjack te hackeará la mente

Por Adrián Perera
-

La nueva apuesta de Square-Enix en el género de los shooters se llama Mindjack. En él viajaremos al año 2031, un periodo en el que los gobiernos mundiales han perdido todo su poder y han dejado al pueblo en manos de las grandes multinacionales. Entre el desconcierto político y la incertidumbre de los ciudadanos, nace una tecnología tan peligrosa como sorprendente. La manipulación de las mentes se ha hecho posible gracias a ella, pero nadie sabe quien la utiliza ni con qué fines.

En Mindjack nos encontraremos en medio de un conflicto encubierto, lleno de conspiraciones. En él tendremos que controlar las mentes para salir adelante y acabar con el caos que se vive. Enemigos, aliados, civiles, robots o monstruos biomecánicos, todos ellos estarán a nuestro alcance, gracias al hackeo de mentes. Todo ello con una aventura para un jugador y modos online en los que se incluirán bastantes aspectos del modo historia.

Las tecnologías y poderes de los hackers.

La terrorífica tecnología de la que hemos hablado tiene nombre propio, Mindhack. Esta funciona a través de ondas cerebrales que, al ser recibidas por los usuarios de un casco Wanderer, se introducen en sus mentes. Ideada por el virtuoso científico Andrew Gardner, las industrias Nerkas Solutions han desarrollado esta poderosa arma y sus pretensiones no son buenas.

El Esclavo Mental es un derivado del Mindhack, pero su fin no es manipular, sino cambiar de bando a los enemigos. El usuario que ha sido objeto de un hackeo de este tipo te servirá de apoyo contra los que antes eran sus propios compañeros. Estas ondas cerebrales inducen al individuo a la confusión, el cual detectará a sus aliados como enemigos y se enfrentará a ellos con ferocidad, al tener el lóbulo frontal acelerado.

Los cascos Wanderer también son fabricados por Nerkas Solutions. Gracias a ellos se puede transferir la información mediante el poder mental y, por tanto, manejar otras mentes. Recogen las señales del lóbulo occipital y los transfiere al frontal, activando así el mecanismo de transmisión.

El Mindhack sólo no es del todo efectivo, pero ahí están los hackers para optimizar y aprovechar su capacidad con las artes. Estas herramientas mentales funcionan para asignar ciertas habilidades únicas a determinados perfiles, facilitando así las acciones de manipulación de las mentes hackeadas. Como si de un juego de rol se tratara, existen diferentes tipos de artes y cada una aporta habilidades y efectos particulares a los sujetos dominados mentalmente.

Así está el mundo en el año 2031

Con una historia llena de intriga, conspiraciones y acción, Mindjack pretende absorvernos y trasladarnos a una historia digna de una película de Hollywood, dispuesta en un mundo futurista plagado de desconfianza, personajes sospechosos y la lucha por la supervivencia. Todo ello en medio de una cruenta guerra que enfrenta al gobierno contra las multinacionales.

Las habilidades del jugador para apuntar precisa y velozmente juegan un papel muy importante para salir airosos de las impredecibles situaciones en las que nos encontraremos. Pero también el manejo de nuestros puños y otras armas cuerpo a cuerpo tienen gran peso, para tumbar a nuestros enemigos y avanzar.

Mindjack aporta, no sólo una ambientación muy particular, sino un componente online un tanto ambicioso. Durante las partidas de un solo jugador, otros usuarios podrán interferir y convertirla en una multijugador, siempre y cuando el anfitrión permita esta opción. Los demás jugadores podrán ayudar o ir en contra del anfitrión, como aliados o enemigos, hackeando las mentes de los soldados de infantería, los civiles o los animales mecanizados.

El jugador que entre al modo multijugador puede hackear al anfitrión de la partida, mientras que este podrá personalizar el entorno con trampas, objetos o armas, además de otros secretos que se desbloquearán en las partidas. Una de las claves de este modo será construir puntos de hackeo, para mejorar las habilidades. Estas irán desde una velocidad mayor en los movimientos hasta evoluciones de las armas o el tiempo de recarga, por lo que en Mindjack la estrategia también entra en juego.

Las dos facciones

Entre tanta conspiración e incertidumbre, nos encontramos con Jim Corbijn, un implacable agente de las fuerzas especiales, a medio camino entre estar loco y ser un genio... vamos, de lo más normal. Tras sus duras y frenéticas intervenciones en todo tipo de tiroteos, ha pasado a formar parte de la organización estatal denominada FIA, constituida por agentes fuertes, rápidos y discretos, que hacen las veces de espías y mercenarios. Tras la muerte de su mujer, Lyle Fernández (amigo y antiguo compañero de Jim) le prestó su apoyo para salir adelante. Ahora es el jefe de operaciones de campo de la FIA, el superior de Corbijn, y en el único que puede confiar.

Por razones del destino, Corbijn se cruza con Rebecca Weiss, una eficaz mercenaria que trabaja para distintas ONG’s, sacando los trapos sucios a la luz. Comenzó sus andadas en el ejército y en las guerras del Este asiático, donde se forjó como guerrera. Pero, tras descubrir la corrupción dentro de sus filas, abandonó el ejército para luchar por su cuenta. A cambio de una cifra considerable, se pueden contratar sus servicios pues, aparentemente, lo único que la lleva a jugarse el tipo es el dinero.

Andrew Gardner, responsable de toda esta situación, es el científico que ideó Mindhack y a su vez el fundador de Nerkas Solutions. Con aspiraciones de mejorar el software de Ondas Cerebrales Mentales, llevara a su corporación hasta donde haga falta.

Bueno, estos son los personajes, la ambientación y también conocemos algunas de las posibilidades que Mindjack traerá en el campo online. Sin embargo, aún faltan unos días para que finalice enero y sepamos cómo funciona esto de hackear las mentes en nuestro propio beneficio.

Lecturas recomendadas