Reportaje

Monster Hunter Generations - Avance para 3DS

Por Álvaro Alonso
-

Monster Hunter Generations llegará muy pronto a Nintendo 3DS, pero nosotros hemos conseguido un ticket especial para disfrutar de las seis primeras horas de aventura. Afilad las armas y descubrid cómo es la nueva cacería.

Monster Hunter Generations es la nueva entrega para 3DS de la popular saga de caza de saurios y otras criaturas mastodónticas, desarrollada por Capcom y -una vez más- exclusiva de Nintendo. Y es que las últimas entregas troncales (Monster Hunter Tri, Monster Hunter 3 Ultimate, Monster Hunter 4 y Monster Hunter 4 Ultimate) también han aparecido únicamente en consolas de la Gran N, aunque poco a poco ha ido diciendo adiós a las consolas de sobremesa para convertirse en una saga puramente portátil. ¿Qué tal si refrescamos sus análisis?

Pero sea donde sea, todos los Monster Hunter han ido acompañados de buenísimas críticas por parte de prensa y público, especialmente en Japón, donde la saga es todo un fenómeno de masas capaz de incrementar las ventas de 3DS un 360% en la semana del lanzamiento. De hecho, Monster Hunter X (que es como se conoce a Generations en el País del Sol Naciente) está allí a la venta desde noviembre de 2015, y ya ha vendido la friolera de más de tres millones de copias.

Pero no nos adelantemos a los acontecimientos; por estos lares, nos toca esperar hasta el día 15 de julio para cazar esta nueva entrega... Sin embargo, nosotros ya hemos podido experimentar las seis primeras horas de aventura. ¿Queréis saber qué nos ha parecido Monster Hunter Generations? Pues seguid leyendo... Pero no olvidéis coger primero el mapa de la caja de suministros (por si las moscas).

Tamaño (colosal) de bolsillo

Puede que no lleve "el numerito", pero Monster Hunter Generations está lejos de ser un mero spin off, como fue el caso de Monster Hunter: Frontier G o Monster Hunter Stories. De hecho, bien podría considerarse un nuevo Monster Hunter principal (Monster Hunter 5, vaya). La base es exactamente la misma que en las entregas "grandes": somos cazadores novatos, llegamos a la aldea de turno (en este caso Bherna) y decidimos hacernos un hueco en la "industria" hasta convertirnos en cazadores legendarios del rango más alto. Y todo esto lo hacemos cumpliendo misiones con objetivos que van desde recolectar hierbas... Hasta cazar monstruos (quién lo hubiese imaginado, ¿eh?), y un desarrollo que mezcla acción al más puro estilo 'hack and slash' con elementos RPG.

Si por algún casual Monster Hunter Generations es vuestro primer Monster Hunter, preparaos para ser bormbardeados con una cantidad considerable de datos y detalles a tener en cuenta. Por suerte, y como viene siendo costumbre en la saga, tenemos a nuestra disposición tutoriales, consejos y, sobre todo, misiones de entrenamiento para aburrir. Pero ni se os ocurra saltaros ninguna, a menos que queráis ver cómo un grupo de Maccaos os descuartiza a la primera de cambio (nadie dijo que ser cazador fuese tarea fácil).

El objetivo de MH Generations es simple; cuánto más peligrosa es la criatura que cazamos, mejores y más abundantes serán los objetos que podremos rapiñar de su cadáver. Estos objetos se utilizan en la aldea de Bhrea o en cualquiera de las otras tres disponibles (lugares que os resultarán familiares si jugásteis a anteriores entregas) para mejorar nuestras armas y armadura o crear equipo de mayor categoría. Suena sencillo, pero en realidad hay un sinfín de elementos más a tener en cuenta. Por ejemplo, hay siete tipos distintos de armas (espada/escudo, espadas grandes, martillos, lanzas, ballestas...), y dentro de cada tipo exsiten variaciones; es importante experimentar hasta descubrir qué arma se adapta mejor a nuestro estilo de juego.

Además, al correr gastamos resistencia y, a medida que pasamos tiempo en una misión, la barra se va reduciendo, por lo que es importante comer para restablecerla. Pero no encontraremos filetes de dinosaurio tirados por ahí: debemos cocinar carne cruda con un pequeño minijuego. También hay que tener muy presente que cada criatura es un mundo: algunas son inofensivas, otras cazan en manada, algunas se esconden en puntos muy concretos y otras están por todas partes... Cuando vamos a por las más grandes, es importante estudiar sus debilidades y actúar en consecuencia, por ejemplo, usando un arma que posea una característica elemental opuesta. Por suerte, contamos con un útil bestiario que describe los puntos fuertes y débiles de cada monstruo.

Las batallas pueden alargarse durante largos períodos de tiempo, y las criaturas a menudo se desplazan por las distintas zonas del mapa; es importante usar bolas de pintura para marcarlas y no perderles la pista. ¡Oh! Y podemos recolectar plantas, recoger minerales, cazar bichos o pescar peces, que al combinarlos dan como resultado potentes elixires que mejoran nuestras estadísticas. 

Además, la saga Monster Hunter se caracteriza por su fuerte énfasis en el componente cooperativo, y Generations no es distinto en ese aspecto: muchas misiones están pensadas para ser llevadas a cabo junto a nuestros amigos gracias a las características multijugador local u online. Completar estas misiones en solitario resulta harto complicado (por no decir imposible), así que si no disponemos de conocidos con los que irnos de caza, siempre podemos solicitar la ayuda de dos camaradas Felynes (una suerte de gatos muy versátiles), a los que podemos entrenar para mejorar sus habilidades.

Y todo esto no es más que la punta del iceberg... Como veis, Monster Hunter Generations conserva toda la grandeza de entregas pasadas y promete mantenernos pegados a las pantallas de nuestras 3DS durante cientos de horas. Pero, además, incluye un buen número de novedades que lo convierten en la entrega más frenética y vistosa hasta la fecha.

La loca de los gatos

"Vale, sí, todo eso está muy bien, ¡pero yo quiero saber qué novedades incluye Monster Hunter Generations!" Pues, para empezar, al inicio de la partida, además de escoger el aspecto, el nombre y el tono de voz de nuestro personaje, ahora se nos presenta la elección de uno de los cuatro estilos de caza. A grandes rasgos, cada estilo altera los movimientos de ataque de un arma, es decir, que ahora cada arma cuenta con cuatro tipos de movimientos distintos.

Monster Hunter Generations

El estilo del gremio, por ejemplo, es equilibrado y nos otorga un popurrí de ataques y movimientos ideal para cazadores principiantes. El estilo ariete utiliza un esquema de control más sencillo, permite equipar un mayor número de técnicas de caza y aumenta la velocidad a la que estas se recuperan. El estilo aéreo, por su parte, está pensado para aquellos que gustan de montar sobre las criaturas; la esquiva normal se convierte en un salto que nos permite propulsarnos por los aires. Por último, el estilo sombra está pensado para expertos, pues su uso se basa en esquivar y bloquear ataques enemigos en el momento justo para realizar poderosos contrataques.

"¿Y qué son esas técnicas de caza de las que tanto hablas?" Pues otra de las novedades de Monster Hunter Generations, ¡por supuesto! Se trata de poderosas habilidades especiales que nos dan una enorme ventaje en combate: ataques demoledores, esquivas especiales, técnicas curativas... Y se agrupan en dos tipos: generales y específicas de cada arma. Estás técnicas requieren un tiempo de carga antes de poder usarlas, así que mucho ojo con usarlas al tún tún, o de lo contrario las malgastaréis y tendréis que esperar hasta que se carguen de nuevo.

Monster Hunter Generations

Tanto los estilos como las técnicas hacen que el sistema de combate de Monster Hunter Generations multiplique sus posibilidades; ahora es mucho más profundo y nos obliga a especializarnos aún más en un tipo de combate, haciendo de las distintas técnicas y estilos experiencias de juego totalmente diferentes... pero igualmente emocionantes. Además, gracias a los nuevos movimientos, la caza resulta mucho más visceral y espectacular.

Pero la gran novedad de MH Generations es la posibilidad de jugar... ¡como un Felyne! Podemos registrar a uno de nuestros camiauradas como "gatador", y seleccionarlo como personaje controlable desde el tablón de anuncios. Por supuesto, sus ataques y movimientos son totalmente diferentes de los de un cazador humano y, además, hay misiones exclusivas que sólo se pueden completar con un gatador. Vamos, que merece la pena darles una oportunidad (aunque sólo sea por los maullidos). Es una forma completamente nueva de experimentar toda la emoción y diversión de la caza.

Para terminar, no podemos irnos sin señalar que Monster Hunter 5... esto... Monster Hunter Generations, es uno de los juegos que más partido saca a las tripas de 3DS: vegetación, manadas de criaturas, iluminación, reflejos... Estamos, sin duda, ante una bestia técnica. Eso sí, cuando se juntan demasiados efectos al mismo tiempo, es posible experimentar alguna que otra caída de frames. No son como para poner el grito en el cielo ni estropean la jugabilidad, pero están ahí. Ah, y otra pequeña pega es que sin el botón deslizante pro el control de la cámara se complica, especialmente al combatir contra varios enemigos. 

Pero si sois fans de Monster Hunter o, simplemente, os gustan las grandes aventuras con acción y criaturas colosales, Monster Hunter Generations apunta a convertirse en la bestia más codiciada de la región. ¡Y todo eso tras tan solo seis horas! No queremos imaginar todo lo que nos espera en el juego final... Para ir abriendo boca, os dejamos con la secuencia de introducción de Monster Hunter X. ¡Queda menos de un mes para que empiece la verdadera aventura!

Lecturas recomendadas