Reportaje

La música de Grand Theft Auto V

Por Laura Gómez
-

Ya está aquí el Online de GTA V. Aprovechando el acontecimiento, hemos analizado el apartado sonoro del último juego de la saga. Ha sido el primero con una banda sonora compuesta especialmente para las acciones que suceden fuera del coche, y los encargados de conseguir esa ambientación no son precisamente desconocidos. Toda una lista de grandes nombres han querido formar parte de algo legendario. 

El mundo virtual de Los Santos es el más grande de la saga, y tanto territorio demandaba un amplio catálogo de música. Para este juego, ambientado en una Los Angeles moderna, lo más importante era capturar ese sentimiento californiano. Las estaciones de radio actúan como paisaje sonoro mientras nos introducimos en las entrañas de una ciudad famosa por ser la cuna del hip hop, el hardcore punk y el heavy metal (una de las controversias ha sido la ausencia de una emisora metalera en este GTA).

Si volvemos la vista atrás a otros juegos de Rockstar recordamos Red Dead Redemption, que maquillaba su banda sonora con plantas rodadoras y revólveres mediante silbidos e instrumentos de cuerda. Y de lo western podemos pasar a Max Payne 3, con una de las mejores bandas sonoras de 2012 a cargo de Health, unos californianos ruidosos que han demostrado que también pueden ser delicados. Por otro lado, en L.A. Noire, la idea de música cinemática barría el polvo en sus calles. Todos los juegos de Rockstar tienen algo en común: la experiencia sonora cobra tanta importancia como los elementos visuales.

Dime qué escuchas y te diré quién eres

En GTA V manejamos a tres personajes diferentes, y cada uno de ellos lleva una emisora de música: en el coche de Trevor suena punk, en el de Franklin rap y en el de Michael clásicos de los 80. No es ningún secreto que la música que escuchamos define muchos aspectos de nuestra personalidad, y en el caso de un título tan largo y amplio como GTA entran en juego dos posibilidades: la información que obtenemos de los personajes a los que robamos mediante la música que lleva su coche, y nuestros gustos personales. Mientras tejemos nuestra propia banda sonora, nos distraemos recorriendo largas distancias y nos descubrimos cantando a Don Johnson a pleno pulmón.

Esa sensación de libertad no solo tiene que ver con el mundo abierto de GTA; el romanticismo de escuchar música al volante juega un papel importante en nuestra percepción. Todo conductor tiene sus preferencias, sus listas de reproducción o discos especiales para viajes y sus emisoras preferidas guardadas: la percepción de la velocidad se hace más intensa con estímulos sonoros.

Con las emisoras de radio, además, conectamos con nuestro personaje y formamos unos lazos. De hecho, si cambiamos de cadena y a nuestro alter ego no le agrada, puede cambiarla. De esta forma pueden crearse momentos muy especiales: tanto en una persecución de una misión importante como en un simple paseo contemplativo por el mapa, de repente, la canción desconocida que suena cuadra perfectamente con tu estado de ánimo y gustos musicales. El momento se vuelve épico, la canción se convierte en tu favorita de los últimos dos minutos y ruedas como loco por la ciudad como si fueras Ryan Gosling en Drive. El tema se graba en tu hipotálamo y esperas como agua de mayo que vuelva a sonar, incluso sin estar seguro de haber accionado la emisora correcta. GTA es todo música y vivencias.

Sorprende Vinewood Boulevard, la emisora de la escena rock de Los Angeles que incluye temas de Wavves, Metz, The Black Angels o Ty Segall Band. Bandas alternativas de los últimos años que solo conocerán los más melómanos. En el caso de Metz, el año pasado firmaban un disco-apisonadora con esencia punk que seguía la línea incendiaria que Nirvana abandonó en su momento de fama. Otro de los grandes nombres que pueblan las emisoras de radio de GTA V es el de Steven Ellison, más conocido como Flying Lotus. Uno de los músicos más originales de la escena electrónica actual era el encargado de montar su propia emisora, FlyLo FM. Contiene varios clásicos, pero lo más llamativo es que incluye temas nuevos de varios de sus colegas de sector: Tyler, the Creator, Aphex Twin o Machinedrum.

Por primera vez en un GTA, se ha incluido una emisora dedicada íntegramente al pop y a su lista de éxitos. Fuera de Rihanna o Britney Spears, conducir con "The Rhythm of the Night" de Corona es una auténtica experiencia. En la escena musical de L.A., el pop tiene tanto peso como el indie, del que se encarga Twin Shadow en esta entrega con la emisora Radio Mirror Pack. Él mismo firmaba uno de los temazos de 2012 con "Five Seconds" y ejerce ahora de maestro de ceremonias. La estación de rock clásico no podía faltar: Queen, The Cult, Foreigner, Def Leppard o Bob Seger de la mano del cantautor Kenny Loggins para sentir el viento en el pelo, la calva o lo que nos corresponda. Complementando a esta última y dedicada a los fans del último -y controvertido- disco de Daft Punk está Space 103.2, con los cortes más funk. Techno, electrónica, reggae, dub, latina, country, experimental... Un juego como GTA es perfecto para descubrir temas y estilos a los que asociar experiencias extremas.

Los tres vértices del triángulo

Es la primera vez en la historia de un GTA en la que el equipo de Rockstar ha compuesto una banda sonora especial fuera de las estaciones de radio. Esa música suena durante las misiones, el gameplay en mundo abierto y el online. Es completamente dinámica y responde de forma interactiva a nuestras acciones en el juego. Lo mejor es que esta banda sonora empezó a componerla Tangerine Dream, la banda electrónica que surgía en la escena krautrock alemana hace ya más de tres décadas. Además de su sonido cósmico entre sintetizadores y secuenciadores, Rockstar volvió a fichar a Woody Jackson, el compositor de Red Dead Redemption que también ayudó a crear el aura de L.A. Noire. La tercera esquina del triángulo compositivo de GTA V está formada por los prestigiosos productores de hip-hop The Alchemist y Oh No. El segundo, un rapero californiano, nació con el nombre de Michael Jackson y, claro, se le pegó la estrella.

Aunque cada uno de estos compositores se centró en definir la música que rodeaba un personaje o crear un ambiente concreto, lo más interesante del proceso de GTA V es que esta ha sido la primera banda sonora colaborativa en su historia. Es decir, aunque oigamos un ambiente determinado creado por Edgar Froese de Tangerine Dream, seguimos oyendo elementos de los otros compositores. La primera vez que entramos en la ciudad, el rock de Woody Jackson nos pega en la cara, pero podemos oír de fondo matices más heterogéneos. 

Y hablando de triángulos... Rockstar ha creado una banda sonora ambiental y una selección de temas para 15 emisoras, muchos de ellos nuevos. Esta tríada de materiales tiene el número ganador: la banda sonora física de GTA V contará con tres discos, una pieza indispensable para admirar el apartado artístico del juego en su totalidad. El primer volumen es una selección de los temas nuevos que se incluyen en las emisoras, el segundo contiene la banda sonora instrumental completa y el tercero una compilación de los temas seleccionados para las radios por cada DJ. Si la estrategia de marketing de Rockstar suele ser bastante completa, la jugada les ha salido redonda con el conjunto del apartado sonoro en este GTA V: aunque la selección de canciones sea algo más floja que en títulos anteriores, ¿quién va a resistirse a tanta novedad y a tanto detalle bien cuidado? 

Lecturas recomendadas