Reportaje

NAT en PS4 - Qué tipos hay y cómo obtener la mejor

Por Elisabeth López
-

En la actualidad, tener Internet se ha convertido en una necesidad prioritaria. Vivimos en un mundo globalizado en el que la manera de saber qué ocurre en la otra punta del planeta es prácticamente instantánea gracias a él. En relación a lo primero, encontramos la conexión en los videojuegos.

Hace décadas, no era necesario estar conectado para poder jugar, pero claro, no podíamos hacerlo con amigos si no era de manera presencial. Por ello, ahora, es posible jugar online con cualquier amigo y todo gracias a Internet. Pero, de igual manera que presentan numerosas ventajas, tiene algunas desventajas que hacen que los jugadores se desquicien. Una de las que genera más quebraderos de cabeza es sin duda alguna la NAT

NAT

Pero, ¿qué es la NAT? Si sois jugadores recién llegados al mundillo, posiblemente no lo sepáis, pero es necesario que lo conozcáis.

Internet ha crecido exponencialmente a lo largo de los últimos años. Según los últimos estudios actualmente hay más de 3.600 millones de usuarios activos en todo el mundo. Esto suponen un gran problema ya que para que un ordenador se comunique con otro y con servidores web precisamos de una dirección IP. Una dirección IP es número único que se le asigna a tu equipo para identificarlo de forma inequívoca cuando éste se conecta a una red. Algo así como la matrícula de tu coche o tu DNI.

Cuando nació Internet se pensó que con 32 bits para direcciones IP sería más que suficiente para conectar todos los equipos pero la realidad es muy distinta y hubo que buscar una solución que permitiese conectar a Internet muchos equipos utilizando únicamente una dirección IP, dicha solución se denominó NAT (Network Address Translation)

De manera más sencilla, digamos que Internet se divide en varios compartimentos que necesitan traductor para que el resto de dispositivos puedan conectarse. La NAT, es el mecanismo encargado de traducir el lenguaje entre dos puntos de una red para que se establezca la comunicación entre ambos. Es decir, dicho mecanismo se encarga de que nuestro router se entienda con nuestra PS4 básicamente.
 

¿Qué tipos de NAT hay?

Debido a lo anterior, podemos encontrar tres tipos de NAT: 

  • Tipo 1: El sistema se conecta directamente a Internet, por ejemplo, por cable. 
  • Tipo 2: El sistema se conecta mediante un router a Internet, con los puertos abiertos o con DMZ.
  • Tipo 3: El sistema se conecta mediante un router a Internet, pero tiene los puertos cerrados por lo que puede que no sea posible la comunicación con otros sistemas PS4 o que las funciones de red de la consola sean limitadas. 

La manera ideal de jugar es con una NAT tipo 1, puesto que no afecta de ninguna manera a la experiencia de juego online. Pero, como no siempre podremos tener el cable enchufado a nuestra PlayStation 4 y al router, el tipo 2 se convierte en el más utilizado por los jugadores a pesar de que presente algún problema como no ser el anfitrión de la partida. 

¿Cómo obtener la mejor NAT?

Por lo tanto, llegamos al apartado clave de la guía. Si vuestra NAT es del tipo 3, podéis utilizar alguno de los métodos que os explicamos a continuación para cambiarla, pero antes tenéis que comprobar que vuestras PlayStation 4 tienen una IP estática, como puede ser 192.168.1.100. Para tenerla, debéis acceder a la configuración de red. Allí os aparecerá una serie de apartados que tendréis que rellenar, de manera manual, de la siguiente manera: 

  • Dirección IP: 192.168.1.100
  • Máscara de Subred: 255.255.255.0
  • Puerta de Enlace: 192.168.1.1
  • DNS Primario: 192.168.1.1

Si no os funciona, comprobad la IP de vuestro router porque probablemente tenga una IP diferente, por lo que, la que os indique, tendréis que ponerla en el apartado dirección IP de la consola. 

La manera más fácil de mejorar la NAT es mediante la apertura de todos los puertos. Esta puede realizarse de dos maneras:

  1. Mediante DMZ. Esta manera es más sencilla, pero menos segura. Para abrir los puertos mediante este método debéis entrar en vuestro router a través del navegador. Una vez accedáis, tenéis que encontrar la opción DMZ y escribir la IP de vuestra consola. 
  2. Mediante puertos específicos de PSN. En cambio, esta manera es más complicada, pero más segura a su vez. En este caso, solo se abrirán los puertos necesarios para PSN que son: TCP (80, 443, 3478, 3479, 3480) y UDP (3478, 3479). Para ello tenéis que acceder a vuestro router desde el navegador, meteros en la sección NAT y ahí redireccionar los puertos (este último apartado podría recibir un nombre distinto según el router). 

Sea cual sea el método que utilicéis, al final tendréis que comprobar si habéis conseguido la NAT 1 o en su defecto la NAT 2. Podéis hacerlo desde el menú principal de vuestra PS4 en: Ajustes> Red> Probar conexión a Internet. Si os indica tipo 1 o tipo 2 ya estaría establecida una mejor NAT. 
 

Lecturas recomendadas