Reportaje

Nexus 10: altas prestaciones a buen precio

Por Carlos Hergueta
-

La apuesta del Nexus 10 es la misma que la de los otros Nexus que actualmente Google tiene en el mercado. Y aunque baja las características en algunos puntos, es innegable que es uno de los mejores tablets del mercado en relación calidad/precio. El problema es el mismo que sufren el 4 y el 7: la escasez de unidades.

Después de probar el Nexus 4 y el Nexus 7, y aunque con algo de retraso, no hemos podido resistirnos a probar el Nexus 10. Lleva tiempo en la calle y lo cierto es que es realmente complicado ponerle las manos encima debido a las pocas unidades distribuidas.


El Nexus 10 es la terera punta del tridente de gadgets con el que Google ha pinchado con fuerza el mundo de los dispositivos móviles. La apuesta es clara: alto rendimiento a bajo precio.


Como viene ocurriendo con esta línea de dispositivos impulsada por Google, el Nexus 10 ha sido desarrollado por un tercero. Mientras que el 4 fue cosa de LG y el 7 de Asus, este ha corrido a cargo de Samsung

Diseño y pantalla

En primer lugar, hablemos del diseño. De nuevo encontramos con que este dispositivo Google viene en color negro y, al igual que el Nexus 7, tiene un acabado en plástico -bordes- y cristal Gorilla Glass 2 -pantalla- en la parte frontal y de goma en la parte trasera.

El Nexus 10 tiene unas dimensiones de 263,9 x 177,6 x 8,9 milímetros y un peso de 603 gramos. A modo de comparación, en algunos puntos es algo más ligero y compacto que el iPad de cuarta generación (que tiene unas dimensiones de 241,2 x 185,7 x 9,4 milímetros y un peso que oscila entre los 650 y los 660 gramos, dependiendo de la versión). 

Aunque la calidad de los materiales deja bastante que desear si lo comparamos con el tablet de Apple, por ejemplo, sí que mejora con respecto a otros dispositivos de Samsung como es el Galaxy Note 10.1 -al cual, por cierto, este Nexus 10 se parece bastante-. Mejora la sensación al usarlo, precisamente, ese acabado en goma de la parte trasera. En todo caso, se nota que es uno de los puntos en los que se escatima en calidad para recortar el precio.


La pantalla es uno de los puntos más positivos del dispositivo, si bien no es la mejor del mercado. Concretamente, tiene una resolución de 2560 x 1600 píxeles, lo que con sus casi 10,1 pulgadas le concede una densidad de 299 píxeles por pulgada. Se trata de una buena definición que garantiza que disfrutemos de los contenidos, ya sean en 2D o 3D. 

La tecnología WQXGA True RGB Real Stripe ofrece buena luminosidad y una calidad en los colores, aunque se podria mejorar el contraste del negro, algo que se nota de forma constante en los botones característicos de control de Android, integrados en la pantalla.

Hablando del sistema operativo, el Nexus 10 utiliza Android 4.2, al igual que sus "hermanos menores". Merece la pena comentar que Google está consiguiendo pulir con acierto su sistema operativo y ofrecer una experiencia similar independientemente del dispositivo que utilicemos. Android es, además, cada vez más estable e intuitivo.

Como no podía ser de otra forma, el Nexus 10 ofrece una de las experiencias Android más satisfactorias y "puras", puesto que no hay modificaciones por parte del fabricante. Gracias a la depuración de Android y a la razonable potencia del tablet (CPU Dual-core A15, GPU Quad-core Mali T604 y 2 GB de RAM), el sistema se mueve siempre con fluidez y los videojuegos se ejecutan y cargan rápido. Apenas se nota diferencia con el Nexus 4 en este sentido, a pesar de la mayor potencia del smartphone diseñado por LG.

Cámara, altavoces y puerto microHDMI

Siguiendo con el hardware, el Nexus 10 tiene una cámara frontal de 1,9 megapíxeles y una trasera de 5. La primera cumple para videoconferencias a 720. En cuanto a la segunda, a pesar de que su calidad no se acerca a la de los mejores smartphones (el enfoque, la velocidad o el ruido en malas condiciones de luz dejan mucho que desear), nos ha gustado el detalle de añadirla. Siempre viene bien contar con una cámara en un dispositivo móvil, puesto que nunca se sabe cuándo necesitaremos hacer una fotografía que queramos, por ejemplo, tuitear. Por ejemplo, la echamos bastante de menos en el Nexus 7. Además, viene con la función Photo Sphere que permite hacer fotografías en 360 grados.

Otros detalles interesantes son el altavoz estéreo a los dos lados de la pantalla y la salida microHDMI. El primer punto llama la atención por su calidad y buena ubicación. A diferencia de la mayoría de tablets, ofrecen una gran calidad y volumen, entre otras cosas por no encontrarse en la parte trasera o un canto. Es algo que viene muy bien para reproducir música allá donde vamos sin necesidad de unos altavoces extra.

En cuanto a la salida microHDMI, debería ser un estándar en los dispositivos móviles, ya que permite disfrutar de contenidos a otro nivel cuando estamos en casa. Tan solo hay que enchufar el tablet a la televisión y vincular un mando Bluetooth para utilizar el tablet como una consola de sobremesa. Además, de esta forma también podemos convertirlo en un reproductor de películas para nuestra televisión.

Almacenamiento y batería

El Nexus 10 se puede adquirir con dos tamaños de almacenamiento: 16 y 32 GB. La primera opción se queda algo corta, aunque es suficiente, descontado el espacio que ocupa el sistema operativo y las aplicaciones de serie, unido a esa afición que tiene Android por guardar datos al margen de los deseos del usuario. El principal problema en este sentido que tiene el tablet es que no incluye una ranura microSD con la que aumentar la memoria útil. Una pena.

Sobre el papel, el Nexus 10 cuenta con una batería bastante hermosa de 9.000 mAh. Esto se traduce en unas 7 u 8 horas de uso constante, lo que va en la línea de la mayoría de tablets con Android y se queda algo por detrás de lo que ofrece la apuesta de Apple. No tenemos demasiadas quejas en este sentido.

Por otro lado, a pesar de que tiene un dock de carga de seis pines para futuros accesorios, la carga al comprar el Nexus 10 se realiza mediante microUSB. A pesar de que este puerto no es demasiado rápido, a nosotros nos ha gustado bastante más que usar un conector independiente y único como hacen muchos otros tablets. Es extraño no tener un cable microUSB a mano en cualquier lugar y eso facilita las cosas.

Conclusión

Aunque el Nexus 10 es un tablet bastante potente, con un buen rendimiento y un diseño aceptable, no es ni el más potente, ni el mejor acabado. Tanto fuera, como dentro de la línea de Google. El Nexus 4 o el iPad cuentan con diseños mejores, sin ir más lejos. Se nota que se ha recortado por ahí, además de en otras cosas, como la ausencia de versión 3G o ausencia de puerto microSD. En todo caso, ofrece una buena experiencia de usuario y tiene buenos detalles, como el puerto microHDMI. Su gran baza es el precio, que parte de los 399 euros. De momento está agotado, pero si os encontráis con que Google, es un dispositivo muy a tener en cuenta.

Lecturas recomendadas